jueves, 6 de mayo de 2010

Yo llego a fin de mes


El otro día me hicieron una entrevista para la web de Carrefour (http://yollegoafindemes.carrefour.es) que quiero compartir con vosotros.

Con esta iniciativa están ofreciendo ideas, sugerencias, apoyo y recursos a muchas personas a través de artículos, entrevistas y documentos.

Os dejo aquí el enlace:

4 comentarios:

Martikka (Marta Abelló) dijo...

Muy interesante la entrevista, como siempre. Me uno a la certeza de seguir formándonos para "no estar vendidos" como bien dices.

Saludos.

Jesús León dijo...

Reitero mi agradecimiento por tu dedicación.

Saludos

Pablo Olóndriz dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo de que las familias necesitan un cambio de base sobre las ideas de cómo funciona el dinero...

Lo de ahora es una situación transitoria y seguramente la mayoría volverá a sus habitos antiguos cuando acabe, lo bueno es que seguramente habrá muchas otras que con el palo sí que se habrán planteado cambiar sus paradigmas.

Saludos Vicens!

Eva Llobet dijo...

Me ha parecido muy útil e interesante, como siempre, tu labor es encomiable!

Los famosos "gastos hormiga" son una constante pérdida de dinero en las familias, no lo parece pero si me gasto 2 euros en diez cositas a la semana, se me han ido 20 y no me he dado cuenta. Hay gente que no se explican por donde se les va el dinero, podrían empezar por ahí como bien dices.

Acerca de anotar los gastos, me gustaría añadir que creo que sería muy positivo anualizar los importes de aquellos gastos elevados para contemplar ese coste mes a mes y, cuando llegue verdaderamente el momento del pago, tener el dinero suficiente para hacerle frente sin sacrificios (10% de ahorro aparte).

He vivido muy de cerca el caso de una familia con tres hijos menores de edad, que financiaban todas sus compras mediante la tarjeta de crédito (dos, concretamente). La chica, muy agobiada, me comentaba que suerte tenían de dichas tarjetas. Le describí el círculo vicioso en el que se había metido, le indiqué y argumenté porque debía cancelar dichas tarjetas, se negó en redondo, su única fijación era cobrar la nómina para pagar el plazo de las tarjetas y que el banco se las desbloqueara para seguir usándolas (ya que había llegado al límite). Lo siguiente que hizo fue reservar una casa rural entera, un fin de semana, para la familia y sus amigos. A la semana siguiente se les estropeó el lavavajillas y la nevera... Una locura.

Acerca del plan de pensiones, me gustaría hacer una reflexión en voz alta. Por un lado es imprescindible que la gente sepa mover el dinero y que éste trabaje para ellos pero habrá gente que no alcance a entender dichos mecanismos o no acepten el cambio de mentalidad. Sé que no hay que conformarse pero esta gente existe y para ellos quizá sea planteable un plan de jubilación porque si bien el dinero está parado y bloqueado hasta cumplir las condiciones necesarias para empezar a cobrarlo, muchas veces Hacienda les desgravará más de lo que podría darles un banco por ello (siempre partiendo de la base de que el cambio ha llegado a ellos y que por X motivos no lo aceptan o no lo llevan a cabo). Solo eso :)

La última respuesta "La mejor inversión es el conocimiento. Con él disminuyes el riesgo de todas tus demás inversiones. Sin él estarás siempre vendido" es reveladora, demoledora, ideal :).