Cómo aprender a operar en Bolsa


Operar en la Bolsa y especialmente hacer trading intradía es altamente exigente, y si bien es cierto que los mercados financieros ofrecen constantes oportunidades de revalorización, también lo es que participar en ellos de forma profesional necesita un entrenamiento muy específico.

Si te planteas adentrarte en esta apasionante actividad quiero ofrecerte las siguiente pautas lógicas:

  1. No tengas prisa para comenzar a operar. Los mercados llevan mucho tiempo aquí y seguirán ofreciendo oportunidades durante mucho tiempo, pero tu dinero es finito y debes preservarlo a toda costa.
  2. Comienza leyendo algunos libros. De esta manera podrás hacerte una visión más precisa del tipo de compromiso que necesitas tener si quieres operar con éxito sin invertir mucho dinero. Mis recomendaciones son que empieces con "Memorias de un Operador de Bolsa" de Edwin Lefevre, sigas luego con "El fabuloso mundo del dinero y de la Bolsa" de André Kostolany,  luego lee "Vivir de Trading" de Alexander Elder y "Tener éxito en Trading" de Van K. Tharp. Si después de leer estos libros sigues interesado en operar en los mercados céntrate en adquirir el conocimiento necesario.
  3. No reinventes la rueda. Los principios de éxito del trading profesional están claramente identificados. Entre estos principios fundamentales están: Disponer de un sistema de inversión que te permita encontrar oportunidades de de alta probabilidad, saber cómo gestionar el riesgo, cómo gestionar tus emociones, y cómo gestionarte a ti mismo.
  4. Ten en cuenta tus circunstancias. Asegúrate de aprender un sistema de trading que encaje con tus limitaciones de tiempo, energía, y personalidad. Yo opero con un sistema discrecional que tiene en cuenta la estructura real del mercado de manera que me permite identificar aquellas zonas en las que es altamente probable que el precio se desplace a mi favor basándome en la acción del precio. Esta lógica encaja con mi forma de ser y por eso me siento muy cómodo con este tipo de operativa.
  5. Entrénate. Cuando tengas el conocimiento necesario céntrate en desarrollar la habilidad de aplicar dicho conocimiento en tiempo real. Una cosa es saber analizar el mercado, y otra muy distinta es saber gestionar la operativa, por este motivo es tan importante establecer un entorno de entrenamiento de bajo riesgo.
  6. La clave está en tu mente. Operar implica riesgo y este riesgo puede ser percibido como una amenaza y en consecuencia suscitar emociones muy fuertes. Es muy difícil tomar las decisiones correctas bajo la presión del miedo, la euforia, o la frustración. Asegúrate de que tienes el conjunto de ideas necesario para gestionar tus respuestas emocionales.
  7. Estructura tu trabajo. Para ser disciplinado en un entorno que ofrece tantas posibilidades de acción, es muy práctico que dispongas de un Plan de Trading en el que hayas establecido los principios por los cuales operarás, en qué mercado, contra qué oportunidades, asumiendo qué nivel de riesgo, etc. De esta manera no tendrás que improvisar sino simplemente limitarte a aplicar lo que sabes que funciona.
  8. Empieza primero en simulado. Consigue la consistencia con una cuenta simulada como paso intermedio a arriesgar tu capital. De esta manera partirás con la confianza de que eres técnicamente competente. Luego, cuando te hayas demostrado que eres capaz de ganar pasa a una cuenta real y comienza en pequeño.
  9. Gánate el derecho a utilizar una cuenta mayor. El trading permite escalar posiciones de manera que, haciendo el mismo trabajo de análisis y ejecución, pero con más posiciones, puedes conseguir un mayor resultado. No obstante es recomendable que ese aumento se haga de forma gradual y responda a que eres técnicamente competente.
  10. Si no estás al 100% no operes. Monitoriza tanto la acción del mercado como tus propias emociones, y si no te encuentras centrado, y en un estado de máximo acceso a tus recursos, pospón tu operativa. Recuerda que en el trading te enfrentas a gente altamente preparada y que tienes que estar en disposición de ganarles. Si dudas, es mejor que te abstengas y esperes a una mejor ocasión.
  11. Aprende de tu trabajo. Mantén un registro de tu actividad y utilízalo para mejorar tus resultados. Anota todas las operaciones que tomas y los motivos que las justifican, guarda una fotografía de tus entradas y salidas, y revísalas de forma periódica para encontrar áreas de mejora. 
  12. Rodéate de otros traders y aprende de ellos. Comparte tus resultados para que los auditen y puedan hacerte sugerencias. Los traders solitarios suelen cometer errores sistemáticos de los que no son conscientes. Por otro lado exponer el resultado de tu trabajo permite que erradiques errores y avances mucho más rápido.

Aprender a operar requiere un nivel de compromiso en tiempo, energía y dinero, muy alto. Son mucha las horas que uno tiene que dedica a aprender a ser consistente y frecuentemente es necesario cambiar algunas ideas y trabajar emociones muy arraigadas. Este tipo de inversión en uno mismo constituye una excelente escuela de crecimiento personal, pero acaba frustrando a aquellas personas que creían que iban a tener éxito fácilmente. Para evitar sufrimiento innecesario es mejor no comenzar a menos que uno disponga de un compromiso inquebrantable con su éxito.

Vicens Castellano

4 comentarios:

Silvia Lopez dijo...

HOla Vicens

Estoy interesada en aprender a invertir, he visto que recomiendas los 2 libros pero después que cursos puedes aconsejar.

Gracias

Silvia Lopez dijo...

Hola Vicens

Quiero aprender a invertir y he visto que recomiendas dos libros pero después que cursos son los más recomendables

Gracias

carlos carreras dijo...

Hola Vicens,
yo estoy interesado en aprender a invertir. Actualmente sigo varios blogs (el tuto entre ellos) y las noticias de http://www.estrategiasdeinversion.com/
Hay algún curso online que recomiendes?
Un saludo y muchas felicidades por tu blog

Vicens Castellano dijo...

Hola Carlos,
Gracias por tus amables palabras.
Cuando hablamos de aprender a invertir, tenemos muchas opciones a nuestra disposición que agrupamos en cuatro familias:
Mercados financieros, bienes inmuebles, sistemas y propiedad intelectual.
Si lo que buscas es desarrollar una operativa en los mercados financieros es importante que determines el nivel de dedicación que puedes hacer. Si es poca quizás te convenga formarte en operativa tipo swing trading en gráficos horarios o diarios, si es más intensivo puede interesarte el desarrollo de un trading intradiario.
Si apenas tienes tiempo para dedicarle a la operativa entonces quizás te interesen estrategias des gestión pasiva tipo "Dogs of the Dow". www.dogsofthedow.com
En el caso de que te interese aprender a formarte en un marco temporal intradiario encontrarás información que puede ser de tu interés en www.tradingdefuturos.com
Un cortial saludo