jueves, 20 de noviembre de 2008

¿Un problema de género?

Esta mañana, al llegar a la productora, una de las personas del equipo de edición me ha hecho un comentario que me ha dejado pensando: "Me he fijado que la mayoría de los problemas que estamos tratando en Ajuste de Cuentas, los han originado los malos hábitos de ellos,... no tanto de ellas".

Esto es realmente así y me ha dado que pensar... ¿Será que los hombre gestionamos peor la economía doméstica?... y si éste fuese el caso ¿a que se debe? ¿Somos menos responsables? ¿Más despreocupados? ¿Más impulsivos?.
¿Qué otra explicación puede haber? ¿Se te ocurre a ti?

Me gustaría abrir este debate para conocer vuestra opinión...

61 comentarios:

Juan dijo...

Yo para nada creo que sea un problema de genero.
Creo que es un problema de "costumbres" por llamarlo de alguna manera. Somos la evolucion de una sociedad machista, en la que el hombre trabajaba, administraba el dinero y la mujer se quedaba en casa cuidando a los niños y ocupandose de esta.
Hay cosas que han cambiado, y cosas que no, y en muchos casos -y casas-(o por lo menos los que yo conozco), adiministra el dinero el hombre, por muy pesimamente mal que lo haga. Y si fuera al reves? Si solo las mujeres administraran el dinero? Pues ocurriria exactamente lo mismo, que habrian muchos casos en los que estaria bien administrado y otros en los que no.
Tampoco hay que tomarse esto al pie de la letra, es decir, el 100% de los hogares españoles no estan gestionados por hombres, pero un porcentaje muy elevado si.

Espero que nuestras foreras ahorradoras y gestoras de economias domesticas no se me echen al cuello jejeje.

Saludos

Mari dijo...

Mas que de género es un problema de educación,aprender a administrarse es fundamental.Lo grave es que hasta que no llega el agua al cuello mucha gente no nos damos cuenta.

Nico697 dijo...

Como Juan no creo que esto sea debido al género, conozco tanto hombres que prefieren derrochar y vivir al día, como los que ahorran y pueden llegar a invertir algo para mejorar su futuro; aunque también es verdad que conozco más del primer grupo. Esto creo que es debido a sus motivaciones, planes de futuro o llamémosle como queramos, la necesidad del placer instantáneo (no saber esperar a oportunidades mejores, o como el ejemplo de coger un caramelo ahora pudiendo coger 10 en el futuro) y sobre todo por la influencia de la sociedad que te atosiga para que consumas, te endeudes… Es tal la influencia de la sociedad que a veces pienso que la gente que se encuentra en el segundo grupo (los no consumistas) somos vistos como bichos raros por los demás (que por desgracia, como decía son mayoría al menos en mi opinión) y `por eso algunas de estas personas terminan dejándose llevar por los consumistas. También es por ese motivo que en mi opinión muchas parejas lleguen a esta situación, por ejemplo, el marido es consumista y la mujer no, pero aunque ella no lo es, por estereotipos machistas, simplemente para hacerlo feliz, que no se sienta mal por la situación en la que están, etc; sigue permitiendo que derroche, mientras ella hace malabarismos con el dinero que queda para llegar a fin de mes. Es por eso que creo que la culpa la tienen los dos, el consumista por no ser responsable y la persona ahorradora por no hacer ver a la consumista que hay que tener unas prioridades ( por ejemplo la casa a los caprichos).
Un claro ejemplo de esto es el capítulo de ajuste de cuentas de la familia Pérez Casado (Creo que era así) en la que además de que los padres en mi opinión mantuvieran dos familias, a ellos mismos y a su hija y su novio, el marido se gastaba un dineral en sus hobbys , ir a cazar y a pescar; y aun estando en una mala situación económica no lo hacía que gastase menos en esto…

Carmen dijo...

Hola Vicens,

My two cents:

Es dificil responder, personalmente he observado que las mujeres se toman más en serio la responsabilidad de la vida en pareja y están más predispuestas al cambio de chip. A muchos chicos de hoy parece que le cuesta más, casi le duele renunciar a sus caprichitos de soltero para llevar a cabo un proyecto conjunto. Pero hay muchos factores involucrados, los habitos familiares por ejemplo, el genero no lo explica todo.

Por otra parte he notado que todas las parejas, menos una, de la temporada de este año presentaban preocupantes problemas de sobrepeso. Y, aunque en principio no tiene nada que ver, hay que decir que para mantener unos habitos alimenticio y financieros sanos se necesita lo mismo: autodisciplina, pensar en el largo plazo y la capacidad de aplazar la recompensa.

Anónimo dijo...

Hola a todos,

Yo tampoco pienso que sea una cuestión de genero. Estoy de acuerdo en que es una cuestión de educación.
He de añadir que al menos los casos que yo conozco la dinamica es distinta a la que comentais.
Las parejas que conozco son muy distintas pero con un factor común.
Ellas son las que se preocupan
de hacer una lista de la compra y controlar el gasto que se hace
mes a mes, pero en cambio no lo controlan en comprar otras cosas
como ropa y cosas innecesarias.
Por otro lado ellos añaden que
un cafelito al dia y unas vacaciones
son imprescindibles. Por lo que "" la culpa se reparte entre los dos, es decir, la responsabilidad es del conjunto y no de uno de los dos.
Pero no se puede generalizar.

Rik rik dijo...

Justo ayer me pasó todo lo contrario.
Le había grabados unos cuantos capitulos de la primera temporada a mi madre para que los viera (poco a poco los voy introduciendo) y cuando le pregunté que que le parecía me dijo 'son siempre las mujeres las malas?' (supongo que el último capítulo de la primera temporada la marcó mucho jeje.

Saludos!

Fran dijo...

En mi opinión no creo que sea un problema de género si no de..
"Después de estar 10 horas trabajando ¿pq no me voy a tomar una caña?"
o de...
"Todo el año trabajando ¿y me voy a quedar sin vacaciones? ale 15 días en un Hotel de 5*"
o de...
"Si no disfrutas ahora, ¿cuando lo vas a hacer?"

Es decir un problema de educación y de prioridades. Preferimos vivir a tope antes que ahorrar, porque... "¿Ahorrar para que? ¿Para ser el más rico del cementerio?"

En fin, lo que decimos siempre...

Con respecto a la economía doméstica, tengo que decir que llevo 3 años viviendo con mi novia y cuando empezamos juntos busqué una manera que fuera equitativa para ambos de pagar los gastos comunes de la convivencia y que además nos permitiera tener cierta independencia económica a cada uno.

Lo que hicimos fue calcular los gastos comunes (Casa, luz, gas, comida, gasolina, internet, etc...) y cada uno aporta a esos gastos la cantidad proporcional al sueldo que cobra. De esta manera hemos conseguido que el que más cobra, más paga, los dos tenemos un dinero propio (también en relacion a lo que cobramos) y si a cualquiera de los dos nos suben el sueldo, repercute en ambos. Y así logramos mantener nuestra independencia con el dinero que a cada uno nos sobra despues de afrontar los gastos comunes y los propios. A nosotros nos funciona esto mejor que otro métodos más tradiciones. Nunca me ha gustado eso de... "Niña, dame dinero que me tome una cerveza" o eso de... "Pepe, dame 200 euros que me voy de compras"

Saludos.

Libre33 dijo...

Buena pregunta Vicens;para mi es un problema de educación ,en el amplio sentido de la palabra.
Como bien dice Juan,somos la evolución o continuación de una sociedad machista,en la cual a la mujer se le consideraba un cero a la izquierda o un apéndice del hombre,no teniamos ni voz ni voto.
Al hombre se le criaba sin tener muchas responsabilidad,se lo daban casí todo hecho porque era el hombre de la casa y cuando tendría su propia casa iba a tener la gran responsabilidad de mantenerla.
Pero claro cuando esto ocurria la mayoría de ellos estaban perdidos,no sabían como afrontar la inmensidad de problemas que se generan en un hogar,todo esto sin valorar a su compañera y sin poder planificar ni siquiera los hijos que querian tener(los que mandaba Dios,y encima cuando la mujer paría no podía entrar en la iglesia hasta que el cura no la purificaba,im-pre-si-o-nan-te).
No era una relación de iguales y eso nunca trae nada bueno.
Encima sin poder expresar sentimientos,emociones,ya sabeis los hombres no pueden llorar.
Afortunadamente esto va cambiando,aqui en el blog ahi hombres que lo demuestran continuamente.
El problema de la administracíon no es al 100% un problema de género,pero si el hombre deja de sentirse un ser "superior"se solucionan muchas cosas,incluida esta.
Creo que en la sociedad machista el más perjudicado es el hombre,
estan totalmente perdidos.
Yo tb espero que los foreros gestores de economias domésticas no se me echen al cuello.
Desde la igualdad y el respeto mutuo las dos partes salimos ganando,no os parece?

Óscar Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marie dijo...

Ya veía yo esa tendencia en los programas Vicens, pero creo que se trata simplemente de que ha coincidido en los casos que te ha tocado guiar, que suele ser el hombre el "botarate", pero desde luego no creo que sea una regla, también hay muchisimos casos en los que es la mujer la que se muestra incapaz de contenerse en los gastos, otros en que ambos le meten con furia a la gastadera y otros que son sencillamente rácanos je! hay de todo, no se puede generalizar.

Elena! dijo...

Pues en mi caso si es un problema de género...por eso estaba muy pero que muy interesada en que mi marido viera el cuarto capítulo...

Sin ser yo muy ahorradora nunca había tenido deudas. Mi marido era lo contrario...

Con los primeros números rojos me asusté, pero él seguía gastando como una bestia, así que al final también gastaba yo, no tanto, pero de vez en cuando me daba algún capricho cuando se me calentaban los cascos...yo viviendo como una rata y él malgastando y al final números rojos igual...tanto por tanto, puestos a pagar deudas, pues yo también generaba alguna...

Ahora yo estoy muy concienciada con el tema y él un poco también, sé que tengo que involucrarlo a tope pero no puedo hacerlo de golpe...eso sí, ahora ve el programa conmigo y está atento...

Bien, ya estoy reduciendo gastos, he dejado de cavar y este próximo mes de diciembre me estreno en el método rápido de devolución de deuda...(cambio de mi visa de 10000 por un crédito, con la consiguiente reducción del TAE, cambio de cuota de mi visa de 1500e. de 60 a 320 euros...)...lo que aún no he conseguido es dejar de fumar, y tengo pendiente también reducir más el gasto en la compra...

Saludos

Victor dijo...

Hola a tod@s, creo que el problema puede estar en la cultura que tradicionalmente hemos tenido durante muchos años...
La mujer gestiona y organiza la economía familiar, ajustándose lo máximo posible para llegar a final de mes sin deudas, habiendo satisfecho todas las primeras necesidades, mientras el hombre se dedica a trabajar.
Por suerte los tiempos cambian para ambos sexos y las tareas del hogar (entre ellas la economia familiar) no dependen de uno u otro sino de la unidad familiar.
Todavía queda mucho para conseguir una sociedad al 50% en derechos y obligaciones, pero ánimo que entre todos lo vamos a conseguir.

vG

Lamamma dijo...

Nuestro sistema es como el de Fran. En nuestro caso soy yo quien lleva las cuentas y también soy la más caprichosa. Pero caprichosa con cabeza. Nunca he sido una persona ahorradora pero tener una casa y dos niños a tu cargo te obliga, o debería hacerlo, a plantearte las cosas de manera distinta. Mi marido sin embargo es mucho más ahorrador y, por contra, mucho peor administrador. En cualquier caso, el sistema que explicaba Fran va fenomenal. Nosotros aportamos también un porcentaje de nuestro sueldo a una cuenta común y el resto es nuestro. Así, los caprichitos se los paga cada uno de su dinero y ni hay que dar explicaciones a nadie ni repercuten en la economía doméstica.

Sobre si es cuestión de género o no... pues no sé qué decir. Supongo que cada familia se organiza en función de las habilidades de cada uno, ¿no? pero tenía entendido que tradicionalmente era la mujer la que gestionaba la economía familiar. O al menos la que hacía los malabares para llegar a fin de mes si hacía falta. No lo sé, en mi casa nunca ha sido así. Siempre han trabajado tanto mi padre como mi madre y, siendo mi padre administrativo y contable, lo lógico era que llevara él las cuentas, aunque siempre con la participación de mi madre. Es la educación que yo he recibido y, con muchas diferencias porque la personalidad de cada uno también hace mucho, lo que aplico en la gestión económica de mi casa.

Supongo que sí, más que cuestión de género es cuestión de educación pero sobre todo, no lo olvidéis, cuestión de carácter. Yo nunca he sido ahorradora ni lo seré. Podré tener más o menos cuidado en mis gastos según la situación y desde luego nunca me he endeudado por encima de mis posibilidades, pero nunca seré una hormiguita, ni ganas.

David Hidalgo dijo...

Yo por mi experiencia de amigos y demás creo que las mujeres son más prudentes en cuanto al riesgo de cargar con deuda y gastar más...

Los hombres sobre todo de jovenes son más cabras locas con el dinero

David Hidalgo dijo...

Yo por mi experiencia de amigos y demás creo que las mujeres son más prudentes en cuanto al riesgo de cargar con deuda y gastar más...

Los hombres sobre todo de jovenes son más cabras locas con el dinero

Fernando dijo...

En mi caso, mis padres han sido siempre de los de llegar a fin de mes sin un euro en cuenta, con un endeudamiento asumible y con un "vaiven" en la administración del dinero entre mi padre y mi madre(curioso, ¿no?). El resultado simpre era el mismo jejeje¡¡¡
Ahora, con mi pareja, los dos estamos implicados, los dos llevamos la administración de nuestro hogar, de nuestra familia pensando en nuestro bienestar presente y futuro (sobre todo el de nuestra hija) y gracias, en parte, de haber aprendido de los errores de mis padres.

Saludos.

Pedro dijo...

Vaya, vaya esta animado el tema. Pues yo he visto de todo. Desde hombres que tienen la ultima maravilla tecnologica totalmente prescindible y ni un duro ahorrado, hasta mujeres que funden cantidades irresponsables en estar monisimas. Yo al lado de mi primera mujer era un ratilla (perdon un "inteligente financiero") pero al lado de la actual soy el "consumista" de la pareja. Lo que si he visto mas a menudo en el hombre es asumir mas riesgos en negocios, inversiones y demas, sin tomar quizas las suficientes precauciones, pero no me atreveria a decir que es la norma. Vamos que hay de todo, pero estoy con Oscar, en el foro somos mayoria je je

Anónimo dijo...

Hola a todos, Viçens no sé si sabías q según afirma Muhammad Yunus en cuanto a los microcréditos en la India y otros países subdesarrollados los beneficiarios son en un 98% mujeres. Esto no es por casualidad ni mucho menos, sino pq se ha demostrado q son las más responsables y las q miran más por el bienestar de los hijos y la familia en general..q os parece amigos? los datos están ahí. Fernando.

Anónimo dijo...

En mi casa si no fuera por mí estaríamos en la bancarrota. Yo miro mucho más por el dinero y por ahorrar que mi marido, pero en nuestro caso es un problema de educación. Yo siempre he visto en mi casa a mis padres trabajar mucho por ahorrar y tener algo el día de mañana sin embargo en casa de mis suegros han sido mucho más esplendidos y no han enseñado a sus hijos a administrarse, sólo tenían que pedir. Creo que en esto como en todo la educación es muy importante. De todas formas, si es verdad que en mi entorno normalmente las mujeres gestionan mejor.
Vicens eres mi idolo. Saludos Inma.

Anónimo dijo...

Yo creo que lo que pasa es que a las mujeres (cuando somos conscientes de un problema) no nos da vergüenza pedir ayuda y salir en la tele aireando nuestras miserias.

Vicens, ¿de cada pareja, quien contactó con el programa pidiendo ayuda?

monkiki dijo...

Yo también creo que no se trata sólo de una cuestión de género…de hecho analizando por encima a las personas que conozco, respecto a sexos…la cosa está muy igualada…y es que pienso que factores como las EXPERIENCIAS PERSONALES, EDUCACIÓN, el ÁMBITO SOCIAL, el NIVEL DE FORMACIÓN…pueden ser muy influyentes.

También considero que puede ser una cuestión de APTITUDES, así que la GENÉTICA en este aspecto tendría su papel.

Saludos para tod@s|

Jaime Gracia dijo...

Yo creo que no es así, por poner una ejemplo la familia Marcos Ceja y los García Gozalo.

KiaN dijo...

Yo tampoco creo que sea cuestión de género, sino de educación. Yo fui educada con una paga semanal, si llegaba bien, sino, también.

Desde bien pequeña aprendí a administrarme, porque tampoco gozaba de una "paga" abundante, era lo que había y bien que me ha servido.

En casa administro yo absolutamente todo, porque se me da bien y porque me encanta.

Soy de las que espera las facturas con ilusión, porque me paso el día trabajando en ahorrar en casa con cosas prescindibles, para así disfrutar lo imprescindible al máximo.

No nos falta de nada, pero no tenemos caprichos, claro, en casa entra demasiado poco dinero como para caprichos prescindibles.

Como caprichos prescindibles me refiero a cafés, cubatas y esas cosas (que ya ni me acuerdo lo que eran xDDD), pero a cambio y de momento gozamos de una economía saneada, con un mini margen de ahorro, y sobre todo con expectativas a que ese margen crezca aunque las constantes subidas de todo lo ponen muy difícil.

Un saludo,

Carmen dijo...

Hola Fran y lamamma (bonito nombre, por cierto :)),

yo también con mi marido sigo el mismo sistema pero empiezo a pensar que no es suficiente, que hace falta un mayor nivel de implicación y responsabilidad.
Hay que compartir los gastos comunes, pero también una politica de ahorro y de inversión para el largo plazo.

Chao

Fran dijo...

@Carmen, en nuestra "bolsa" de gastos comunes también hay una partida de ahorros mensual. Lo hacemos como dice Kiyosaki, nos pagamos a nosotros mismos igual que el gas, la luz o cualquier otra cosa.

Cambiando de tema... Voy a lanzar una idea al aire.

En el mundo de internet son frecuentes las "quedadas" entre gente que frecuenta foros o chats para conocerse personalmente.

Sé que algunos os conoceis por los seminarios de Vicens y Juan, pero... ¿Que os parecería una quedada entre todos los que frecuentamos el blog?

Estaría bien que pudieramos conocernos y debatir los temas del blog "in person"

Ahí queda eso...

teresa dijo...

me apunto!!!

Ainhoa dijo...

En mi opinión si que es problema de género, pero por la educación recibida.

El hombre con trabajar fuera y llevar el dinero a casa ya tenía todo hecho.
A la mujer le tocaba organizar la casa y los gastos, mientras el hombre cogía su "paga" y se iba con los amigos. PAra eso trabajaba duro.
Bien, esto era lo normal, con sus excepciones y todo eso, eran los roles normales.

Ahora la cosa va cambiando, y cada cual se va responsabilizando cada vez más.

A mi me llama más la atención que cuando hay buenos sueldos y el dinero "llega de sobra" suelen ser en este caso cuando la mujer se despreocupa y es la que más gasta...

Y es que al final, lo que puede con nosotros es el ansia por comprar...

Esperanza dijo...

Estoy de acuerdo con Ainhoa. Cuando están en peor situación parecen ser los hombres los que se niegan a aceptarla. Y sin embargo, cuando hay una buena situación parecen ser ellas las que se despreocupan y gastan sin problemas.
Pero supongo que también habrá sido una casualidad que hayan sido mas los hombres los responsables del problema.

Blas Martínez dijo...

Hola Vicens:

Yo creo que, todavía sufrimos las consecuencias de una educación machista que ha hecho pensar a muchas generaciones que el hombre está por encima del bien y del mal, que no se puede equivocar y que tiene derecho a "disfrutar" (lease malgastar) el dinero que ha conseguido con su trabajo, sin preocuparse de "nimiedades".

Esperemos que, poco a poco, vaya cambiando esta forma de pensar, y las decisiones se tomen consensuadamente, en pareja (y, por qué no, en familia).

Saludos.

BLAS MARTÍNEZ

Almudena dijo...

No es cuestion de genero, es cuestion de educacion y principalmente de lo que veas en tu casa. En la mia, mis padres trabajan juntos y siempre han sido ahorradores, somos tres hijas y nunca un hombre ha sido mas que una mujer ni al reves, en mi casa el lema es, el que se lo curra se lo gana; en cambio en casa de mi pareja todos son chicos y su madre ha adquirido el papel de esposa que limpia la casa y pone la comida, y espera a que su marido le de dinero para comprar sin ahorrar, y por supuesto el hombre es quien debe gestionar el dinero.
Ahora yo y mi pareja tenemos una casa en comun que yo me ocupe de patearme todos los bancos para ver quien me ofrecia mejores condicines para la hipoteca, y soy yo quien gestiono los gastos, ahorros... y en casa las tareas son para ambos. Por ello es no creo que sea cuestion de genero sino de confusion de papeles, cuando tienes una pareja todo ha de estar equilibrado, ideas....

Anónimo dijo...

Otra cosa que veo en los programas y muy importante es lo de los CAPRICHOS, yo creo que a veces confundimos los caprichos de calidad de vida con la agonia.
Que si una vez al año no hace daño, que si total si tengo que pagar un prestamos para el coche de 15000 porque no me compro un BMV supermakina y pago 30000 a 7-10 años(es un ejemplo ehh).

Vosotros que opinais de los caprichitos tanto del marido como de la mujer.

Jota dijo...

Buenos días yo voy a contestar sin leer ningun comentario anteriormente y así ser más objetivo sobre mi pensamiento.

Yo creo que mucha parte se debe a la experiencia que se haya tenido en la vida como en la mayoria de cuestiones, lo que se haya vivido en la economia familiar cuando se estaba con los padres y lo que cada uno se hubiese querido involucrar en ella.
También es cierto de reconocer que los hombres durante ese tiempo en el que se vive con los padres, durante esa edad en la que prácticamente no se tienen responsabilidades economicas algunas somos un poco más alocados, las mujeres normalmente son más cautas en esos temas. Pero esa parte de culpa se puede se puede decir que es en esa edad en la que la madurez deja bastante que desear.
En los casos que ha día de hoy se tratan no tienen mucho que ver con esas edades, pero las raices se echaron ahí. Si su vida ha sido en una casa donde se han pasado apuros esa persona creo que se mudurez de pensamiento para estos temas es mayor que alguien que ha vivido sin prácticamente limite alguno "Papá quiero una PS2" "toma hijo"----- "Papá mis amigos tienen una PS2" "hijo lo siento pero no podemos, toma una nasa compatible nintendo (la recordais?)".
Todo se origina desde edades cortas, yo cuando empecé a estudiar Formación Profesional, en administrativo empezamos un numero equitativo de chicas y de chicos, pues en el último curso yo era el único chico de clase. Los chicos o habían abandonado los estudios por tener trabajo y un dinero (cosa que ahora es lo que les falta) o se habían dedica a cosas de "más hombres" mecanicos, electricistas, etc. LLevo 9 años trabajando en una gestoria y conozco un poco el mundillo, pues puedo decir que prácticamente en todas las gestorias de compañeros, el 80 o 90% de empleados son chicas.
Los hombres según han ido madurando en edad se han ido dedicando a cosas distintas que las chicas, que hacen que la madurez real llegue más tarde y aveces ni llegue. La educación que nuestros padres nos daba todos estaremos de acuerdo que era más estricta con el genero femenino que con el masculino, eso hacia que la madurez de las mujeres fuese mucho antes y el tiempo de asimilación de las cosas empezase con anterioridad a las de los hombres.

A lo mejor me equivoco pero creo que todo esto tiene mucho que ver.

Vaya toston he soltado eh jajajaja

¡¡¡A VOLAR!!!

Fran dijo...

1ª Acepción de CAPRICHO en el diccionario de la RAE:
Determinación que se toma arbitrariamente, inspirada por un antojo, por humor o por deleite en lo extravagante y original

Está claro, no? A veces está bien tener o darse un capricho (sobre todo si lo usas como recompensa por un sobreesfuerzo). Pero buscar caprichos a discreción para sentirnos felices me parece excesivo y mentalmente insano...

Es mi opinión...

Jota dijo...

Fran creo que eres un crack en serio, me gusta como piensas.

Anónimo dijo...

Hola, pues yo creo que en la mayoría de las casas la mayor aportación de sueldo es de los hombres, el sueldo de las mujeres como es más pequeño se utiliza para los gastos domésticos, los gastos de los niños, etc, y el de los hombres para las cosas más gordas, un coche nuevo, unas vacaciones, las mujeres no solemos encapricharnos de un cochazo, o de una bici último módelo con todos sus complementos deportivos etc una tele plasma de 42 pulgadas etc nuestros caprichos suelen ser más pequeños, normalmente los créditos se utilizan para comprar cosas que desean los hombres por eso parecen más culpables.
Un saludo de Pili.

Javichu Solanas dijo...

Hola hola, interesante esta el tema eh?
Respecto a lo que se comentaba de alguna posible quedada, yo por cercania decir que soy de Zaragoza, hay dias que ojeando el post me pregunto si lo visita gente de mi tierra.
Saludos.

Fran dijo...

Gracias Jota, se agredece, te subo un par de puestos en mi lista de anticangrejos...

Francesc dijo...

no creo que sea un problema de genero conozco mas o menos la misma cantidad de hombres que de mujeres que se funden toda la pasta antes de llegar al dia 15.
Lo de la quedad me apunto,mientras sea en la zona del Maresme.
Cambiando de tema,voy a encargar unas pizzas que en breve empieza ajuste de cuentas.

Lauma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

La mujer, al menos la mujer tradicional, es la que gestiona mejor la economía doméstica. Si os fijais siempre "barre" más hacia casa. Sólo hay que fijarse en la compra; mira las ofertas, si un pesacdo está caro compra otro que está más barato, etc, etc, etc... Y esto es sólo un 0'09% de sus estrategias de ahorro.

Sandra dijo...

No creo que tenga nada que ver el género. En ese aspecto no hay diferencias. Es como en el tema que estais tratando esta noche con las targetas de crédito. Personalmente soy "anti visas", porque tengo muy claro que lo que compre hoy lo tendré que pagar el mes que viene, pero tengo casos cercanos que no piensan así, viven al dia y punto, tanto hombres como mujeres. Hay hombres muy responsables y mujeres que no lo son tanto. Es cuestión de concienciarse que lo que gastas hoy no te lo cobrarán mañana, pero si pasado.

En fin... q será cuestión de casualidad que en vuestros programas casi todos habrán sido los hombres pero afortunadamente no siempre es asi.

Yomisma dijo...

En esta temporada los maridos es verdad que están siendo bastante desastres con el dinero pero algunas de las mujeres eran algo así como: Yo soy perfecta todo lo hago bien y si las cosas van mal es por el inútil que tengo al lado.

La familia es una empresa, te unes al socio, a veces uno lo hace mejor y otras veces el otro.

En un momento uno tira porque está más fuerte y otras veces lo hace el otro.

Lo importante es que todos los socios quieran ir hacia el mismo sitio.

Respecto a la organización del dinero en casa.

Yo soy de una familia humilde y de sitio pequeño.

En mi casa el dinero que entraba, daba igual de quien venía, era de todos.

Yo siendo una mocosa sabía siempre cuanto dinero había y sabía si podía pedir un abrigo nuevo o no.

Nadie se quedaba dinero de su sueldo para sus caprichos, porque eso no hubiese sido justo para el que estaba en paro,enfermo y no podía trabajar o era un niño y no tenía capacidad de generar dinero.

Mi marido y yo tenemos TODO el dinero en conjunto y el piso está al 50%.

Ni ganamos lo mismo, ni pusimos el mismo dinero para el piso pero lo que hay en casa es de los dos.

Si uno se quiere dar un capricho, y se puede económicamente,se lo da.

Antes de dárselo consultamos, oye ¿que te parece si este mes me compro eso que me apetece tanto?...

Para mi es un gesto de cariño poder decírle que si, y para él también decirme a mi que lo haga.

Se que cada vez está más de moda separar las cuentas pero a mi me supera.

Mi casa es como dice el anuncio de la tele, mi republica independiente, y todos sus ciudadanos (los dos :)) tienen el deber de ayudar en todo lo posible a la buena gestión de los recursos de la misma y el derecho a disfrutar de sus beneficios.

Una vez que entra el dinero en casa, se hace un todo conjunto y nos olvidamos de quien o como ha venido y nos dedicamos a gestionarlo.

monkiki dijo...

¡Hola Javichu!, yo no soy de tu tierra (soy leonesa) pero desde hace un tiempo vivo en ella...y si no me equivoco hay otra seguidora, "Lamamma", que como tú dice ser mañica.

Ten cuidado con tus entrenos estos días..con este "cierzo" y por el parque grande no es difícil que a uno le caiga algo del cielo :D...ah, por cierto, de vez en cuando paso por ese parque así que si consigo darte alcance te pararé ;-).

Un abrazo y suerte con tus competiciones.

Fran dijo...

@Yomisma. A mi me parece bien cualquier forma de organización económica que funcione y donde ningun miembro de la familia se sienta agraviado.

Sin embargo no estoy de acuerdo en eso que dices de "Se que cada vez está más de moda separar las cuentas pero a mi me supera."

En mi caso no se trata de separar las cuentas, sino de crear una conjunta. En las parejas cada miembro tiene sus amistades, su propia familia, sus aficiones, su trabajo, etc... Cada uno gestionamos ciertos ámbitos de la vida de forma individual y para mi el gesto de cariño es llevar a la pareja algunos de esos ámbitos.

Por ejemplo, para mi tiene mucho más valor saber que si recibo un regalo ha sido porque mi novia ha decidido ahorrar para hacermelo que saber que ha salido de la bolsa común.

Bajo mi punto de vista (y no pretendo generar polémica) no hay mayor generosidad en una pareja que permitirle al otro la libertad absoluta en cualquier parcela, ya sea la económica o cualquier otra. No se trata de separar (no hemos nacido pegados), si no de unir libremente...

Un Saludo

Yomisma dijo...

@Fran, no me entiendas mal.

A mi me supera es mi forma de decir, para mi no sirve.

Pero que no sirva para mi no quiere decir que no sirva para los demás.

A mi no me gusta esa forma de organizar la vida en pareja pero es que no me gusta para mi, no que le diga yo a nadie como tiene que vivir.

A mi el color amarillo no me gusta nada, pero no por eso el color amarillo va a desaparecer de la faz de la tierra :) con no ponérmelo yo arreglo.

Cada uno hace y deshace según le vaya bien y eso es lo bueno.

Yo casi nunca digo que algo está bien o mal, porque excepto casos muy claros, todo es relativo.

Desde siempre soy muy respetuosa con la libertad de todo el mundo porque yo defiendo la mia :)

No hay polemica, dos formas de ver la vida en pareja¡¡

Si hacemos una encuesta aparecerán muchas fórmulas diferentes y por mi parte si aparece una fórmula que me parece mejor que la mía, cambiaré.

:)

Anónimo dijo...

mi hermano está endeudado hasta las cejas gracias a su esposa que le gusta comprar a crédito y dice que tener una hipoteca es una "inversión"... no es sexo, es seso.

Pilar dijo...

Hola,creo que es por la sociedad en que vivimos todo es comsumismo sin tener en cuenta nuestras posibilidades, da igual hombre que mujer y nos endeudamos alguna veces por caprichos, hay mucha gente que vive por emcima de sus posibilidades y eso pasa factura. Y digo caprichos a coches, ropas,viajes.... por que un techo en el cual vivir no es capricho sino una nesecidad a la que toda persona tiene derecho pero simpre dentro de nuestro poder adquisitivo
saludos

Pilar dijo...

Hola,creo que es por la sociedad en que vivimos todo es comsumismo sin tener en cuenta nuestras posibilidades, da igual hombre que mujer y nos endeudamos alguna veces por caprichos, hay mucha gente que vive por emcima de sus posibilidades y eso pasa factura. Y digo caprichos a coches, ropas,viajes.... por que un techo en el cual vivir no es capricho sino una nesecidad a la que toda persona tiene derecho pero simpre dentro de nuestro poder adquisitivo
saludos

Ani dijo...

Hola, hacía bastante tiempo que no me pasaba por aquí, y me alegra ver que la cosa se ha animado en estos meses. ;)

Como estudiante de pedagogía que soy, no me cabe otra que culpar a la educación que hemos recibido como causa de las diferencias entre ambos sexos.

Pienso que, como habéis comentado algunos, a las niñas se les otorga mayor responsabilidad desde pequeñas, obligándolas a madurar antes.

Las niñas empiezan a comer solas antes que los niños porque se les da la cuchara, mientras que a los niños se les sigue dando en la boca. Como esto, ocurre con todo: se les deja que hagan la cama solas, que frieguen los platos, que cocinen, que organicen la economía doméstica... Es una conducta que suelen repetir las madres: temen que los varones hagan las cosas mal, no se fían de su saber hacer frente a las labores, y no les dejan hacer nada. Esto conlleva a que las mujeres se sientan responsables del hogar, su "misión" es mantener la casa en perfecto estado, pues los hombres "ni siquiera se dan cuenta de que hay un papel en el suelo" y como mucho dejarán que "le ayuden" en vez de que colaboren, que es lo que entiendo que deberían hacer.

Los hombres, por su parte, en su mayoría creen que no son capaces de llevar la casa, no saben, no se les ha permitido aprender. Van formando la conciencia de que su lugar, su trabajo, su diversión... está fuera de la casa.

Las deudas también van en función de estos modelos de educación.

Sin ir más lejos, mi madre está pagando préstamos solicitados para adquirir mobiliario, electrodomésticos, etc. Sin embargo, mi padre tiene deudas relacionadas con temas ociosos para su disfrute personal: tabaco, bares...

Es algo que siempre me ha llamado la atención, puesto que mis abuelos (los cuatro) eran muy previsores y ahorrativos. ¿Qué ha pasado con mis padres? ¿No aprendieron de sus progenitores?

Ahora yo, habiendo aprendido de los errores que mis padres aún hoy siguen cometiendo, procuro tener cada céntimo controlado. De hecho, Estoy empezando a barajar la tesis de que de padres ahorrativos, hijos gastosos, y viceversa... Quizás se deba al hecho de querer rebelarnos contra los padres en la adolescencia, y haber madurado la personalidad adulta desde esa premisa.

VIVIENDA INDIGNA dijo...

El saber gestionar el dinero no es cuestión de sexos. Yo soy hombre y creo gestionar bien el dinero, sobre todo ahorrar para mi primera vivienda e intentar no hacer gastos tontos. Lo primero es lo primero, qué se le va a hacer...

Anónimo dijo...

Necesito ánimo. Acabo de discutir con mi marido. Es mi cangrejito. Yo trato de limar costes por todos lados. La discusión en concreto ha venido por el tema de los seguros. Por supuesto, él quiere el mejor, cueste lo que cueste. Yo quiero el imprescindible, porque a veces pagamos y pagamos, para nada y, teniendo cubierto lo estrictamente necesario, ¿para qué pagar más? A ver, ¿quién de los dos tiene razón?. Por cierto, alguien sabe de una compañía de seguros fiable y que tenga buenos precios, tanto para casa como para coche? Gracias a todos.

Albert dijo...

Por supuesto que las mujeres gestionan mejor el dinero.

Tienen alguna particularidad genetica que lo provoca. Es todos los paises del mundo subdesarrollado son las mujeres la que tinen mejor capacidad de gestionar el dinero aunque no lo hagan por que los maridos son los que lo hacen.

Los microcreditos que conceden muchas entidades com la del Sr Yunus (creador del concepto) entregan la responsabilidad y la titularidad del credito a las mujeres (nunca a los hombres). Han comprovado que ellas son responsables y capaces de llevar adelante el proyecto, devolver el prestamo y no desviarse del objetivo.

Porque entonces hay tantas evidencias que ellas son mejor gestoras del dinero. Puede que haya mucha componente de esta propiedad debida a la capacidad de tener hijos y sacarlos adelante sea como sea.

Es una realidad.

Albert

monkiki dijo...

Hola anónima:
En temas de seguros de coche...a mi modo de ver, el elegir mayor o menor cobertura va en función de la probabilidad...es decir, de la frecuencia con la conduces, del índice de delincuencia de donde vives, de si tienes garage (está más protegido que en la calle), del valor y tiempo del vehículo (piensa que cuanto más años tiene los seguros menos te pagan)...

No te puedo decir una compañía resolutiva y barata...hay comentarios para todos los gustos.

Espero que se os haya pasado el enfado ;)

Un saludo!

Óscar Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Óscar Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Gracias Oscar. Investigaré sobre Zurichconnect. Y gracias a tí también, Monkiki.
Os diré que en mi casa siempre fui yo la que gestionó los asuntos financieros. Salió de forma natural, sin que ninguno de los dos mencionara nada al respecto. Yo era administrativa y él mecánico en una fábrica; parecía lo más natural. Siempre hubo un fondo común para todo. Jamás nos quedamos nada de los respectivos sueldos. Creo que es lo mejor. Pero, como en todo, en cada casa se gestiona uno como mejor le parece.
Un saludo a todos.

Anónimo dijo...

Sr. Castellano, le admiro. De verdad. Alguien de su nivel, dando consejos económicos.

Y "en base a", encima.

Anónimo dijo...

Sólo hay que haber visto a los Crespo y a los León para darse cuenta de ciertas cosas.

Fdo. Centollo

Anónimo dijo...

yo no se si es un problema de genero o no pero lo que si es verdad que hace ya muchos años la economia la administraba la mujer, se tenian varios hijos y tan solo trabajaba el hombre, asi que no es por ingresos por que no se ganaba mucho pero todas las familias salian adelante, unas con mas y otras con menos. Creo que el hombre tan solo no piensa tanto en el futuro (con ecepciones claro) y las mujeres son las que piensan mas el, por que suelen ser las que piensan antes en tener hijos en darles lo mejor y tal vez por eso sean un poco mas precavidas pero no discriminacion ni nada, tan solo dos maneras de pensar diferentes

observatorio del hombre dijo...

Este programa de televisión es uno de los pocos que procuro no perderme.

Durante estas semanas he visto por igual casos de familias al borde del abismo por culpa de ellos y por culpa de ellas.

El comentario de tu compañera de trabajo es un caso más de femichismo.

Uvemvane dijo...

He leído muchos de los comentarios, no todos. También he visto muchos programas de Ajuste de Cuentas (tampoco todos ). Confieso que me planteé esa pregunta y después de pensar un poco me he decidido a aportar mi granito de arena.

Para mi si que hay cuestiones de género a muchos niveles y creo que tener perspectiva de género siempre beneficiará y enriquecerá. Creo que merece la pena aclarar algunas cosas:

1.- ¿Qué es "género"? Es un concepto que se utiliza mucho últimamente y que al tener varias acepciones, resulta confuso. Desde mi punto de vista, tampoco interesa que quede del todo claro. Si vamos a lo que dice la RAE, no nos saca de dudas porque no ha admitido el uso de la palabra “género” en la acepción que le estamos dando. Todos sabemos que no estamos hablando del género de tela o de una novela del género dramático… Pero, ¿de qué hablamos entonces? Lo que no debemos nunca confundir es género con sexo biológico (ser varón o hembra de la especie humana). El concepto de género indica que las identidades diferenciadas entre hombres y mujeres son construcciones sociales y no son biológicas.

La utilización del género como categoría analítica ha sido utilizada desde mediados del SXX por diferentes disciplinas de las ciencias sociales y nos viene desde el mundo anglosajón – donde “gender” da lugar a menos confusiones aunque tampoco está exento de ellas- . Creo que hoy por hoy nadie negará que la sociedad “construye” a hombres y a mujeres de forma diferente, desde que nacemos recibimos atribuciones sobre lo que debemos ser/no podemos ser y eso simplemente por el hecho de ser hombres o mujeres (marca nuestra identidad, nuestra manera de relacionarnos, lo que podemos ser y lo que se espera de nosotr@s). Nuestra sociedad se dice que es patriarcal porque nos construye de diferente forma e históricamente ha sido atribuyendo al hombre el ser superior = ser humano universal, y a la mujer el ser inferior = no hombre, diferente. Aquí os dejo una explicación de lo que es el género que he encontrado googleando y que me parece que lo explica muy bien. http://dicc.hegoa.efaber.net/listar/mostrar/108

Hay algunos comentarios que he leído dicen “no es cuestión de género, pero si de educación” o “no es cuestión de género, pero de estereotipos machistas”… Precisamente ES cuestión de género porque hemos sido educad@s y construidos de forma diferente y dentro de esos estereotipos.

2.- Las diferencias de género en la unidad familiar, pareja, sociales, en el mercado.

La pregunta ahora es ¿Cómo afectan esas construcciones a la unidad familiar como unidad económica? Teniendo en cuenta que la unidad familiar hoy por hoy se basa en una pareja (habitualmente heterosexual), dentro de una sociedad y un mercado, quizá haya que empezar a tener en cuenta TODAS las cuestiones de género que se dan en esos niveles y ver cómo impactan en la gestión económica y financiera de la familia. Creo que también es importante tener en cuenta las diferencias socioeconómicas de las familias (clase alta, media-alta y baja) para entender las cuestiones de género en sus diferentes matices. Se me ocurren muchos niveles donde el género ha marcado la educación/ expectativas /mandatos del hombre y de la mujer, y no me podré detener en todos ellos. Simplemente, me gustaría que pensarais, para sacar una “foto” (de parejas heterosexuales, la vuestra, la de vuestro padre y madre, o en abstracto):


Antes de emparejarse:

- Quien es un “soltero de oro” y quién una “solterona”
- Que es peor un hombre solo o una mujer sola
- A quien educan para enamorarse y casarse, ser una buena esposa y madre (incluso con muñequitos que toman biberón o escobas de juguete) y a quien para salir ahí fuera y comerse el mundo y ser todo lo que quiera ser.

Una vez emparejados/casados:

-Quien maneja las cuentas bancarias en casa, va al Banco, mira el periódico financiero, revisa los extractos
-Quien decidió con que Banco se hacía la hipoteca, o tiene guardados los documentos de la casa.
-Quien compró el coche, el ordenador…
-Quien compró la lavadora, el microondas, la nevera
-Quien compra la comida, la ropa de l@s niñ@s, los pequeños objetos de la casa del día a día (bolsas de basura, bolsa de la aspiradora, papel higiénico…)
-Quien contrata a la persona que cuida a l@s niñ@s o limpia de la casa
-Quién gana más dinero
- Quién trabaja en el mercado y quien trabaja en casa en el trabajo doméstico
-Quién dedica más tiempo al trabajo doméstico, cuidado de hij@s o de personas dependientes.
-Qué pasa cuando una madre trabaja mucho y no está en casa
-Qué pasa cuando un padre trabaja mucho y no está en casa ¿es lo mismo?
-Cómo se divide y quién disfruta más del tiempo de ocio
-Si habéis oído cosas como “déjame a mi, ya me encargo yo”, “yo me ocupo de esto, tu no te preocupes”

La siguiente pregunta sería ¿y qué pasa si no lo hace? ¿hay corresponsabilidad en la pareja? ¿se toman las decisiones consensuadamente? Otras preguntas serían ¿de dónde viene todo esto? (supongo que mucha gente conoce la histórica discriminación de las mujeres legal, econonómica, social, religiosa… y que no puedo contar aquí) ¿cómo se puede cambiar?

Para centrarme un poco, en los programas que he visto, se confirma que la mujer es la que se encargaba de la economía más doméstica, mientras el hombre se encargaba de los temas “gordos”. Recuerdo que había una mujer que le decía a su marido, mientras secaba los platos “yo no puedo con todo, no tengo 8 manos”, y eso hacía que él se siguiera encargando de las cuentas, aunque en realidad no lo hacía.
En otro de los programas Vicens acudió al argumento de hombre “sustentador” para que el hombre se diera cuenta de su importancia en la familia, desde mi punto de vista fue bueno porque funcionó, aunque yo quizá hubiera puesto énfasis en otras cuestiones, quizá más complicadas a nivel emocional.

Por cierto, como dato curioso – o no tan curioso sino más bien relevante- , el origen de la palabra economía es la “administración de la casa”… del griego “oikosnomia”
http://www.ucm.es/BUCM/revistas/ghi/02130181/articulos/GERI0404120061A.PDF

3.- El dinero como cuestión de realización personal/ poder / red de apoyo a la familia

Otra cuestión es que el dinero no es sólo un instrumento/herramienta de realización personal/ de proyectos (esto es más a nivel individual), sino un instrumento de poder / independencia y red de apoyo familiar (cuando vives en pareja y/o construyes una familia).

Hoy por hoy, las cosas han cambiado mucho, las mujeres trabajamos en el mercado donde se nos remunera (no igual), mientras durante mucho tiempo hemos trabajado en casa educando a l@s hij@s y ocupándonos de la economía doméstica pero sin remuneración, mientras el hombre era el sustentador/proveedor económico fundamental. Sabemos que muchas mujeres se mantienen en relaciones en las que no son felices por una dependencia que es también económica. Ahora no se busca un marido para asegurarse un futuro, cumplir con el cuento de Cenicienta/Bella Durmiente de amor romántico y ser madre abnegada, sino se busca una pareja que nos respete y quiera compartir proyectos de vida con nosotras, queremos ser madres y poder trabajar sin tener que sacrificar nuestra maternidad ni nuestra carrera. Ahora que las mujeres tenemos dinero, ¿lo manejamos igual que los hombres? ¿lo compartimos igual? Estoy de acuerdo con que esto tiene mucho que ver con lo que has visto en casa.

4.- Los cambios que estamos viviendo en las sociedades industrializadas y las repercusiones que tiene en las mujeres y en los hombres.

Las cosas están cambiando, en unas sociedades más rápido que en otras. Podemos imaginar fácilmente que muchas mujeres de aquí estamos mejor que muchas mujeres de allí, sin caer en auto-engaños, ya que todavía queda mucho por hacer. En nuestra sociedad, donde el mercado manda y más que personas somos consumidores/as, también se nos diferencia por género. Simplemente enciende el televisor y mira todo lo que una mujer debería gastarse para ser la mujer que debería ser, y por tanto ser una mujer feliz. Desde por la mañana hasta por la noche: cosméticos, perfumes, champú, productos light para no estar gorda, y si engordas pues crema anticelulítica y fajas y liposucción, ropa “de moda”, móviles glamourosos y últimamente ya no somos sólo OBJETOS de anuncios de coches, el mercado ya se ha dado cuenta de que también podemos comprarlos. Ahora que llegan las navidades, más de uno todavía le regalará a su madre cosas que en realidad no son para ella, sino para la casa (una colcha, una lámpara, incluso una tostadora o una plancha…).

Por otro lado, en los países del llamado Tercer Mundo, resulta que los programas de microcréditos que están resultando tan exitosos porque el 99% de las beneficiarias son mujeres, ellas gestionan el dinero, dan de comer a la familia y pagan las deudas a tiempo.

Se me quedan muchas reflexiones en el tintero, espero que esto conteste en parte a la pregunta de Vicens y a los comentarios de la gente, que me han parecido muy interesantes. Vicens, felicitaciones y muchas gracias por el programa, me ha inspirado a cambiar mi relación con el dinero, haciéndome reflexionar y aprender de la naturaleza humana y de todo su potencial.