miércoles, 26 de noviembre de 2008

No hay que perder la perspectiva


Creo que necesitamos tomar distancia de nuestros problemas más a menudo.

Estoy en pleno rodaje de la tercera temporada de Ajuste de Cuentas, y una vez más, la realidad supera la ficción: hay gente que está muy mal, en muchos casos por el entorno de crisis que estamos viviendo, y en otros muchos desde tiempo atrás y por motivos muy arraigados a su forma de pensar y de hacer.

De todas formas tb es cierto que la escala de lo que es terrible tiene muchos escalones y varía en función de cada individuo y de su historia personal.

Por ejemplo, para un matrimonio con dos hijos, el hecho de ver su vivienda amenazada por una orden de embargo es un golpe muy duro... Tb lo es para alguien que no puede reflotar su negocio y que ve como todos sus ahorros se los lleva el viento... O para una familia que de repente no encuentra la forma de hacer frente a los intereses de los créditos que ha contraído.

En esencia, cada cual tiene su propia realidad, y desde el punto de vista del que lo vive, del que formula que una situación es un problema, esa realidad puede llegar a ser terrible.

Pero contextualicemos un poco sin ánimo de querer quitar importancia a lo que puedes estar viviendo... Imaginemos que conoces a alguien que tiene alguno de los problemas que he comentado... y que habla con un subsajariano que ha llegado este año en un transporte ilegal a la península,... y se cuentan sus experiencias y sus preocupaciones.

Nosotros somos, en última instancia, los que etiquetamos aquello que creemos vivir como un problema, luego desde el momento en que le ponemos esa etiqueta y lo confinamos en esa familia lo tratamos de cierta manera específica, y claro, para alguien que ve amenazada su comodidad eso puede ser muy relevante... pero ¿con qué lo está comparando?

Mis abuelos, los cuatro, fueron inmigrantes que tuvieron que abandonar su lugar de nacimiento, sus familias y sus amistades... que viajaron a una tierra en la que no conocía a nadie y donde hablaban un idioma diferente,... Las pasaron moradas, vivieron una guerra, pasaron hambre, sufrieron la represión política de la posguerra y tuvieron muchas dudas sobre su futuro,... Y, a pesar de todo, lograron sacar a sus familias adelante, compartieron experiencias muy bonitas y vivieron momentos muy felices.

Ahora estamos pasando por un momento muy delicado, y muchas familias sufren la resaca de un ciclo expansivo... No nos gusta que nos saquen de nuestra zona de cómoda, nos molestamos cuando tenemos que reajustarnos a las nuevas circunstancias,... y muchas personas que viven con miedo y temor lo que está por llegar.

Pero la mayoría de nosotros, en su peor pesadilla, estaría mejor que la mayoría de nuestros abuelos...

Repito, no digo esto pq piense que lo que vivimos carece de importancia. A cada cual le aprieta el zapato donde le aprieta y eso es lo más real para él... pero levantar un poco la vista y tomar perspectiva ayuda a contextualizar nuestras experiencias.

En el barrio en el que vivo, en Sabadell, hay un bar en el que trabaja un camarero muy eficiente. Siempre tienen una palabra amable y una sonrisa en la boca. Nunca le he oído quejarse ni poner mala cara. Los que tenéis experiencia en el sector hostelería sabéis lo que cuesta encontrar profesionales cualificados que estén dispuestos a aceptar la dureza de este trabajo, sus horarios, y su sueldo.

Willy, ese es su nombre, es Dominicano. Cobra un sueldo irrisorio en comparación con el valor que aporta. Tiene una esposa y un hijo que le esperan en su país y a los que ve solamente unos pocos días al año: regresa cuando le caducan los papeles y vuelve cuando los renueva.

Estamos en las puertas de lo que puede ser una crisis profunda y larga, y nadie sabe qué está por llegar... pero reflexionemos un momento: ¿Nos duele tener que renunciar a algunos excesos que nos permitíamos y nos quejamos por ello, o realmente tenemos todos los motivos del mundo pq es injusto que nos toque a nosotros pasar por estas cosas?

Habrá de todo y cada uno tendrá su historia, sus motivos y sus miedos.. pero por favor, no perdamos la perspectiva.

30 comentarios:

monika dijo...

!Buenasssssss!

Hola Vicens, me encanta que menciones a los abuelos, porque yo siempre los tengo de referencia cuando a veces me siento cansada

Mis abuelos (y mis padres hasta que fueron adolescentes), trabajaron toda su vida en el campo, y siempre admiraré a las mujeres de mi pueblo, fuertes como una roca (nunca las he escuchado quejarse y su vida ha sido trabajar, trabajar y trabajar y cuidar de su familia). Me las imagino cuando estaban embarazadas dándolo todo hasta el último momento y casi casi dando a luz en el campo. Siempre que veo, hoy en día, a una embarazada que en el segundo mes de embarazo está venga a quejarse, o pienso en la epidural, y me acuerdo de aquellas mujeres,... pienso: ¡Qué quejicas nos hemos vuelto!

Un abrazo a todos

Vero Fénix dijo...

sip, monika, es verdad, yo vengo de dos familias muy quejicas, y te cansas de tu propia familia.

que triste, oye.

pero a lo nuestro, que tenemos que pasar al siguiente nivel.

¿qué propuestas tenéis?

Vicens, bienvenido de nuevo tras el chaparrón, esta noche sale el sol XD, jajaja.

Pilix Forever dijo...

Hola, Vicens:

Primero de todo (zanahoria) quiero felicitarte por el programa y por el blog, me entusiasman ambos.

Segundo (palo) te pediría que en la medida de lo posible evitaras utilizar abreviaturas sms cuando escribes en el blog (tipo pq, tb, etc). Reconozco que es una fijación personal...

Está bien economizar pero no hasta ese extremo.

;)

P.D: de bon rotllo, eh!

Anónimo dijo...

dejad a Vicens con sus cuentas y venid a apostar en la porra de noviembre.

http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/85925-porra-parados-noviembre-2008-a-16.html

os podeis llevar un apartamento en marina d'or.

Lauma dijo...

Estoy muy de acuerdo en no perder la perspectiva, tanto a lo que se refiere a compararnos con un subsajariano como a compararnos con un rico. Veréis creo honestamente que el error está en compararse con los demás, los retos y las comparaciones tienen sentido y tienen valor constructivo cuando son con uno mismo. Iré más lejos todavía... sólo son realmente efectivas cuando son con uno mismo.
Yo no sé nada de finanzas y nunca me han interesado (no sé si debo disculparme aquí por ello) ni creo que lleguen a interesarme nunca porque a mi me mueven otras cosas pero me apunto a PENSAR y a darnos cuenta que si bien querer NO siempre es poder sí podemos querer mejorar. No perder la perspectiva sin duda me parece un buen punto de partida y tal vez, y digo sólo tal vez, el objetivo no deba ser hacerse rico o COPIAR a los ricos sino aprender a pensar.

Anónimo dijo...

Comentarios como el último desacreditan totalmente el foro. Si a alguien le interesa algo burbuja.info, http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/21210-mas-ir-413.html , es de lo mejor que se puede encontrar. Si queremos reivindicar que especular con vivienda está feo por criterios morales y técnicos, hay que dar cierto ejemplo.
Es cínico hablar de crisis cuando se han favorecido las conductas que la han propiciado.

Anónimo dijo...

Me refería al comentario de las 22.37.

Malkovis dijo...

"¿realmente tenemos todos los motivos del mundo para quejarnos, pq es injusto que nos toque a nosotros pasar por estas cosas?"
Dios mío que pregunta!

-La vida es lo que nos va pasando mientras nosotros nos dedicamos a hacer planes.-

Quejarnos de que?? quejarnos para que??? lo que hay que hacer es echar pa'lante. Cuanto antes te des cuenta de que nadie te va a solucionar los problemas, mejor.
Como solíamos decir en las reuniones de la asociación cultural a la que pertenecíamos hace años: "Menos protestas y mas propuestas".
Que me parece a mí que nos hemos acostumbrado muy pronto a lo bueno, pues ahora sé acabó el almuerzo y toca volver al tajo, así que ale... a mover el culo tol mundo.
¿Alguien se ha leido "¿Quién se ha llevado mi queso?", no quisiera ser el ratón que se queda esperando que todo se solucione por si solo.

Por lo menos los que estamos en este blog de habituales, lo tenemos muy claro, sabemos a donde queremos llegar, y vamos a llegar, eso por descontado.

pilardepiedra dijo...

Este tema me interesa mucho porque es mi ámbito de trabajo y quisiera expresar mi opinión:

Cuando hablas de que en estos momentos muchas personas están recibiendo golpes duros ,la pérdida del trabajo, ruptura familiar, subida de las deudas...
Tenemos que tener presente una cuestión que no muchos conocen y que si lo tuviéramos más en cuenta actuaríamos de otra forma y cuidaríamos determinadas cosas de nuestras vidas.

Toda persona se sustenta en tres pilares fundamentales: el relacionado con lo económico (TENER trabajo, vivienda, bienes), el ámbito relacional (ESTAR con la familia, amigos, vecinos) y el ámbito existencial (SER persona con valores, creencias, principios). Estos pilares son fundamentales para que una persona viva con cierta normalidad en esta sociedad.

En el momento que uno de estos pilares se caiga (un golpe duro), por ejemplo la pérdida del empleo y ésto le lleve a la perdida de la vivienda, si ésta persona no tiene fuertes los otros dos pilares, ésta persona pueda llegar a estar en situación de exclusión.

El pasado domingo, 23 de Noviembre, fue el Día de los Sin Techo. Las Personas sin Hogar son hoy el colectivo más desfavorecido de nuestra sociedad.

Es una realidad que la tenemos muy cercana porque ¿quién no ha conoce o ha visto cerca de donde vive o trabaja a
una persona sin hogar?.

Las personas sin hogar para llegar a donde están han sufrido catorce o quince sucesos traumáticos en sus vidas que les han conducido a la calle.

Por un momento, imagina que pierdes el trabajo, que tu relación con la familia se ha roto desde hace tiempo (muerte de padres, separación conyugal, maltratos...), que estás en una ciudad donde poca gente te conoce y por tanto te faltan amigos de verdad, y además eres una persona (como a las que a tí Vicens no te gustan, y que intentas ayudar para que cambien el chip) que no tienes valor, que te mueves por la vida con miedo, que crees que no eres capaz de hacer cosas importantes, que tu valoración personal es muy negativa, que no te quieres...

Si este conjunto de circunstancias te ocurren en un espacio corto de tiempo, te verás en la calle.

Y la calle es dura, porque además existen muy poco recursos para ayudarte.

Por todo ello cuando veamos a una persona en la calle, preguntémonos qué les habrá ocurrido en su vida para llegar a estar ahí. Y os invito a que os intereseis por él o ella.

Y piensa... PODRÍAS SER TÚ.

Miguel dijo...

"Pero la mayoría de nosotros, en su peor pesadilla, estaría mejor que la mayoría de nuestros abuelos..."

La pregunta es ¿debemos aceptar sin mayor tribulacion volver a ese escenario? Es decir la epoca de nuestros abuelos fue mala por muchas razones. Si obviamos la mayor de todas (los desastres de la guerra) y nos centramos en lo economico, sde buen seguro que la gran mayoria lo tuvieron que pasar verdaderamente mal para poder malvivir, con cartillas de racionamiento y trabajo escaso, abusivo y mal pagado.

¿Debemos resignarnos? ¿Eso es lo que quieren nuestros abuelos de nosotros? ¿conformismo?

En parte entiendo lo que quieres decir pero he de matizar que a mi me parece perfectamente logico y comprensible que alguien que se ve con cierta edad deshauciada y sin empleo no le sirva de consuelo que se diga que en la posguerra se vivia peor.

Podria compartir que esta crisis servira para purgar a los charlatanes y a los especuladores, que esta crisis servira para hacerse caer del guindo a los nuevos ricos y a aquellos niños pijos que viven a costa del dinero de sus padres sin saber lo que es ganarse el pan. Eso lo compartiria y lo aplaudiria, pero decir que somos unos acomodados porque no estamos dispuestos a vivir con lo minimo como Willy...pues no.

Saludos.

Yomisma dijo...

Se que soy muy cansina con el tema de la salud pero...yo no me suelo quejar porque pienso, ¡ostras! y si me detectararn una enfermedad grave?? en ese caso todos mis "problemas" me parecerían una chorrada como un mundo.

@Pilardepiedra, me has recordado una cosa.

Cuando estaba en la universidad vi un reportaje de gente sin techo en la tele.

En la pared enfrente de mi escritorio me puse una notita que ponía: "Para bien o para mal siempre podrías ser tú".

Quería recordarme que siempre hay que empatizar, que podría llegar a verme en la piel de los triunfadores pero que la vida te puede poner en la piel de un perdedor sin darte ni cuenta.

Así que los que consiguen triunfar, NUNCA deberían olvidarse de ayudar a corregir las desigualdades.

Y los que nos quejamos por sólo podemos salir a comer dos sábados al mes deberíamos plantearnos salir sólo uno y dar el importe de otro sábado a los que no pueden comer ni un sólo día al año.

Aun está en la casa de mi madre puesta esa nota.

Malkovis dijo...

-> PilardePiedra:
Gracias por compartir tu experiencia con nosotros.
Muy de acuerdo contigo, muchas veces tengo la sensación de que mi vida podría haber cambiado radicalmente, con elecciones que he tomado o he dejado de tomar en situaciones apuradas (no todas meditadas, ni mucho menos).

¿Tesón?, ¿Fuerza?, ¿Educación?, ¿Suerte? si.. a mí me gusta llamarlo suerte, que cada cual le ponga el nombre que más le guste. He visto a muchos caer y los he visto muy de cerca, mi barrio tampoco era un jardín de rosas, y te tengo que dar toda la razón, cualquiera podríamos habernos convertido en un sintecho, por muy de lejos que ahora los queramos mirar.

un abrazo.

YOPS dijo...

Anónimo, eres un pesado. A nadie le interesa la página web de la burbuja de los huevos así que no des más la murga...

Jota dijo...

estoy totalmente deacuerdo con Vicens, realmente si te comparas con esas epocas somos unos llorones. Yo vivo una situación muy delicada por mi economia familiar y encima la empresa donde trabajo esta bastante débil economicamente por un fallido intento de expansión, me caso el año que viene y no tengo ni un duro para ahorrar, mi chica esta de baja y cobra una mierda. Pero sabeis que? después de tanto llorar como lloramos los viernes vemos callejeros y entoces es cuando decimos, dios mio tenemos que dar gracias de estar como estamos.

Vicens como le propongo a mi jefe hacerme socio suyo? claro no se como me va a dar dinero el banco para hacerlo jajaja.

Lamamma dijo...

Lo importante no es si nuestros abuelos vivían mejor o peor, ni creo que fuera ese el mensaje que intentaba transmitir Vicens. Lo importante es que no somos ni los primeros ni los últimos a los que les toca vivir una crisis y que la forma en que la pasemos depende de nosotros. Al menos yo con lo que me he quedado del comentario sobre sus abuelos es con que, a pesar de haberlo pasado mal, salieron adelante, sacaron adelante a sus familias y aún atesoraron historias felices que contar a sus hijos y nietos.

Y no olvidéis nunca otra cosa. Toda crisis esconde una oportunidad.

Fátima dijo...

Hola a todos; estoy de acuerdo con esa reflexión que hace Vicens.

Mi madre siempre nos ha dicho "Que en el muno siempre tenemos personas que lo pasan peor y no se quejan" hay veces que me lo decía y mirava al rededor, pero; otras veces le contestaba que "esa no era la solución; refujiarnos en los problemas de los demás". No se pero creo y sobre todo estoy segura que lo más importante de todo es seguir luchando por lo que creemos, y aprender de nuestros errores no volviendo a cometer los mismo. Uno de mis abuelos estubo en las dos últimas guerrras y saco a una familia adelante de nueve hijos(SOY DE CANARIAS)poderos inmaginar estar en la penindula jugandote la vida y tener a toda tu familia en Canarias sin saber como estan, pero aún así, el y mi abuela lucharon contra viento y marea.

VICENS te doy las gracias por aportar tu conocimiento, y experiencia para enfocar nuestra vida tanto finacieramente hablando como en lo personal, con otro punto de vista.

Mikel dijo...

@pilardepiedra, gracias por tu aportación. Tal y como comentas, cualquiera puede encontrase en esa situación si en un breve plazo de tiempo recibe muchos golpes en la vida y no le queda ningún pilar con el cual sustentarse.

Yo mismo puedo contar, por propia experiencia, que a veces ni siquiera has de recibir directamente los golpes de la vida, sino que te puede afectar, y mucho, que los reciba tu entorno. Siempre tenemos la impresión que la gente que está en la calle está por motivos relacionados con las drogas, el alcohol, el juego,..., motivos que no suelen ir con nosotros (vaya, hasta solemos pensar que se lo han buscado, fijo). Pero es un autoengaño, y eso lo descubrí muy jovencito. Estuve muy cerca de pasar a vivir en la calle, sin nigún pilar en mi vida, y con sólo 18 años. Eso te marca, y mucho. Yo no llamaría suerte a lo que me libró de pasar a esa situación, ya que no me gusta confiar en la diosa fortuna como salvadora de nuestros problemas, más bien fue el trabajo, la disciplina y el ser consciente de la situación que estaba viviendo lo que me hizo poder salir de ella. Tenía muy claro a donde no quería ir, y que aun estaba a tiempo de cambiar la situación: me puse a trabajar más de 12 horas al dia, sin abandonar los estudios, ya que me marqué el objetivo de acabar la carrera. Esa era mi meta (tenía la idea que con unos estudios universitarios la vida me iría diferente ... ya sabeis, la panacea del título universitario es algo muy extendido en nuestra sociedad). Y luché mucho por conseguirla, al igual que tuve que renunciar a muchísimas cosas. Pero el esfuerzo valió la pena.

Ahora lo puedo recordar como algo pasado, pero siempre tengo presente que la vida te puede dar un giro de 180º en cualquier momento.

Marie dijo...

Holassss!!!
Qué post tan oportuno!
Anoche hablé con mis padres en Venezuela. Estamos contando los días, dentro de 2 semanas cuál turrón, volveré a casa por navidad :-), me alegra poder decirlo por fin... después de 7 años que no paso una navidad con ellos.... Justamente mi padre me preguntaba por la "crisis" y que si me estaba afectando.. le dije que no, después de todo, yo no conozco otro modo de vivir si no es en crisis, si es que vengo de un país crítico!! jaja! ...¡¡esto es de azúcar!!
Mi chico y yo siempre que hablamos de ello, le digo lo mismo "¡pamplinas!" crisis fue la que vivió mi abuelo, que salió de Francia huyendo de la guerra y del hambre, llegó con lo puesto, sin saber ni mu de español, sin contactos, sin apenas dinero, discapacitado para más inri, pero con su par de cojinetes bien puestos :-D , crisis las que ha vivido mi padre para echar adelante a su familia, de humilde origen, acabó la universidad a los 45, con sus 3 hijos ya grandes, curtído de luchas y trasnochos, hoy puede estar orgulloso de si mismo y de los suyos. Crisis la mía cuando llegué a España, 4 años sin papeles, sin identidad, sin dinero, sin utilidad, sin amigos, y de pronto hasta sin estudios! (absurdo de homologación), viviendo a dos velas, lejos de los que amo, cuántos años de nostalgia, pero con la ilusión y las ganas vivas a pesar de todo.. y aqui echándole cojinetes (es que me vienen de herencia :-).
Creo que no se trata de comparar, si la historia de nuestros abuelos o padres, o bien de otras personas y sus otras circunstancias, sean mejores o peores que la nuestra, cualquiera que éstas sean. Se trata de mirar a los otros como espejos, y darse cuenta de que todos tenemos la capacidad interior para salir adelante por muy oscuras que sean las circunstancias, que estamos llenos de recursos interiores (que a veces ignoramos), y que quién más quién menos, tras una crisis, puede salir más fortalecido, más sabio, más grande ... no sé a ustedes, pero a mi estas cualidades me molan mucho ;-), por eso me encantan las biografías y las anécdotas de la gente, hay tanto de grandeza y de fuerza en la vida de cada quién...

monkiki dijo...

En su día, una persona que tenía bastante más experiencia en la vida que yo, me aconsejó (para ciertas circunstancias) que mirara más para abajo y no tanto para arriba… y es que muchas veces tendemos a olvidar que podríamos estar peor y entramos en una rueda de angustias, depresiones, etc.

Desde aquel día lo utilizo…a mí me consuela y no por eso dejo de luchar por mejorar.

Anónimo dijo...

Alguien conoce a Warren Buffett?
Si alguien tiene un enlace que lo ponga por favor.
A ver si conseguimos que nuestro anónimo lo pinche y se le despierte aquello que inconscientemente viene buscando!! Una buena dosis de humanidad!!

Feedback!!

Wakis.

Lauma dijo...

Ole Marie! así se habla!
Por si alguien se lo ha perdido...
"Se trata de mirar a los otros como espejos, y darse cuenta de que todos tenemos la capacidad interior para salir adelante por muy oscuras que sean las circunstancias, que estamos llenos de recursos interiores (que a veces ignoramos), y que quién más quién menos, tras una crisis, puede salir más fortalecido, más sabio, más grande ... "
Eres un regalo!

pilar dijo...

podemos estar orgullosisimos de este blog que, con permiso de vicens, hemos construido entre todosun poko, los mas veteranos y los recien llegados.

La humildad con la que se habla, las ganas de superarse, la ausencia de queja porke si y la tolerancia, el respeto por todas y cada una de las historias que aqui se cuentan..

En fin, que no entraremos en el ranking de los blogs mas visitados pero si de los mas humanizados.

Enhorabuena coleguis y gracias por vuestra ayuda

Anónimo dijo...

A veces la realidad asalta la consciencia haciendo que cualquier intento de centrar la atencion en otra cosa sea como la tactica del avestruz.

A continuacion una dosis de realidad.

Originalmente Escrito por Elmano
Por fin tengo un rato para abrir el hilo que llevaba pensando desde hace tiempo sobre la posible deflación que caerá sobre España en la próxima década. Espero que os sea útil y que se os haga demasiado largo. He tardado tanto en escribirlo que algunas de las consecuencias ya están pasando, jejeje, pero de todas maneras ahí quedan...

Lo primero, deciros que deflación no es lo mismo que "desinflación", es decir inflación decreciente pero todavía positiva. Con inflación las empresas y los consumidores compran con antelación para anticiparse a esperadas subidas de precios. Ese aumento de demanda presiona a la oferta y los precios suben. Las expectativas se han confirmado, por eso las compras anticipadas se intensifican llevando a más de lo mismo. Deflación es precisamente lo opuesto, siendo también universal y crónica. Los agentes la anticipan y esperan por las bajadas para comprar. El resultado serán las subidas de inventarios en almacén y exceso de capacidad de producción, que llevará los productores a bajar precios. Una vez más, las sospechas se confirman y los compradores forzarán a que el ciclo se refuerce más aun.

La tasa de inflación, a pesar de relativamente alta en los últimos meses, lleva cayendo desde los 80 y es muy posible que siga cayendo hasta llegar a valores negativos. Las fuerzas que están llevando España a la deflación están ya en marcha y, a no ser algún giro inesperado, la deflación que pocos esperan será realidad dentro de poco. Ojo, la deflación no tiene que ser necesariamente el diablo de los años 30. La deflación ha ocurrido en España en el siglo XIX sin colapsos financieros ni hundimientos de consumo y de empleo.

LAS FUERZAS QUE LLEVARAN A LA DEFLACIÓN:

- ESTADO. El gasto del estado, el déficit y la deuda pública están en mínimos históricos. Hay que recurrir a datos de hace más de 100 años para encontrar estos niveles de deuda muy reducida (menos de 40% del PIB, una de las más bajas de Europa), superávit y gasto decreciente del estado en porcentaje del PIB por primera vez en la historia. Menos gasto (o gasto constante) significa menos consumo público y por ende menos inflación. Esto se podría contrariar con más gasto público, más déficit y más deuda para compensar los efectos de la recesión, pero el gobierno tiene muy poco margen en este dominio debido al Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Además el Estado ya no es elefante omnipresente de los 80.

- TIPOS DE INTERES. Los bancos centrales continúan luchando contra la inflación. Aunque los bancos hayan recortado tipos recientemente, este corte se debió más a la crisis financiera y a las previsiones de crecimiento económico que al hecho de que la inflación esté bajando. En cuanto se relajen los problemas de los bancos y el crecimiento recupere un poco, los bancos centrales volverán a subirlos para luchar contra un monstruo que a mi ver ya no existe.

- JUBILACIONES. El envejecimiento de la población llevará a que las jubilaciones masivas rebajen las rentas y se ralenticen las subidas de sueldos y el consumo. La población española se está haciendo mayor, resultado de un "baby-boom" en el siglo pasado y una tasa de nacimientos muy baja en las últimas décadas. Las mujeres españolas tienen una media de 1,2 hijos cuando son necesarios 2,1 para mantener la pirámide poblacional. Es una de las más bajas del mundo! La gente mayor, obviamente, ha educado ya a sus hijos, compró y muebló sus casas y acumuló los bienes que ahora tiene. Tienden a gastar más medicinas que los jóvenes, pero por lo general, dado que ya tienen todo, su consumo es bastante más bajo. Dado que el número de jóvenes que forman familias, compran pisos y consumen masivamente será cada vez menor, el gasto global se moderará considerablemente. Esto es una fuerza deflacionaria clara. Además, se esperan 4 millones más de pensionistas en 2020 para un número decreciente de empleados. Si la pensión media es de 1000€ de hoy tenemos 56.000 millones de euros al año además del gasto en hospitales públicos. Hay aquí un problema político para resolver que también resultará en deflación, ya que habrá que reducir pensiones o aumentar impuestos (y por ende menos salario neto para los que trabajan). La inmigración puede dar un respiro, pero con un límite, ya que la llegada masiva de gente que disputa los puestos de trabajo, usa los servicios públicos y alcanza una franja mayoritaria de la población tampoco será bien aceptada social ni políticamente.

- RESTRUCTURACIONES. Las empresas se verán forzadas a recortar costes para poder sobrevivir. Dado que no se puede mantener el margen subiendo precios, si bajan las ventas no queda otra que bajar costes al máximo. Las nuevas tecnologías, la globalización y la deslocalización también ayudarán al movimiento (si lo sabré yo que he ido 2 veces a la India en los últimos 12 meses). Esto llevará a más paro, más contratos precarios, bajadas de sueldos y unos sindicatos cada vez más débiles y menos representativos no podrán hacer mucho para impedirlo. Ahí están las 65 horas semanales para demostrarlo. Y pronto que no nos sorprenda ver al jefe de recursos humanos de nuestra empresa sentado delante de nosotros preguntándonos si preferimos una bajada de sueldo del 10% o un despido con la indemnización correspondiente.

HIGH TECH - Las nuevas tecnologías y el desarrollo de las telecomunicaciones y movilidad llevarán a recortes de costes y aumento de la productividad. Eso hará posible una bajada de precios y aumentar la competitividad sin dañar el beneficio. Dado que a España no le queda más remedio que invertir en I+D, esa inversión será en gran parte rentabilizada a través de alta tecnología que permita aumentar la producción.

INTERNET - Internet ofrece fácil acceso a información sobre un producto, comparaciones y compra del mismo en cualquier parte del planeta sin salir de casa. Lo mismo para buscar trabajo lejos de su ciudad o incluso pasar el tiempo. Además, para las empresas cada vez es más normal comprar las piezas en distintas partes del mundo aprovechando los mejores precios de cada región. Información es un arma poderosa y los datos gratis y accesibles a todos son cada vez más frecuentes.

CENTROS COMERCIALES - Pronto veremos las calles limpias del pequeño comercio y todos rumaremos e los grandes centros comerciales como si de una procesión dominical se tratase. Esta distribución masiva a los consumidores llevará a costes más bajos y posibilidad de mayores descuentos en los precios. Estos mega centros de distribución cada vez ofrecen más servicios, desde viajes de vacaciones, a automóviles y gasolina, pasando por tarjetas bancarias o seguros personales.

EURO - Aunque la economía española languidezca durante al menos 10 años, la europea se recuperará antes, lo que llevará a un Euro fuerte. Este factor también es deflacionario. Impedida de ganar competitividad devaluando la moneda no quedará otro remedio que bajar precios ya que la recuperación española dependerá en gran parte de las exportaciones ya que el consumo interno se verá bastante condicionado por la crisis. Dada que esta relación entre fortaleza del euro y efecto en exportaciones e importaciones no es lineal, muchos podrán decir que un Euro fuerte hará con que las exportaciones sean más difíciles y las importaciones más fáciles y por lo tanto una balanza comercial más deficitaria en euros llevará a más inflación, pero lo cierto es que una reducción acelerada del consumo llevará a que consumamos menos de todo, incluyendo importaciones. La prueba es que en los 90 una devaluación de la peseta no llevó a un saldo comercial positivo ni a bajadas de precios sino todo lo contrario. Los políticos españoles protestarán por un euro fuerte, pero una vez más España estará en contraciclo con el resto de Europa y la única salida es la deflación de precios en bienes y servicios.

LA CRISIS - Si algo de bueno trajo la crisis (no hay mal que por bien no venga) fue la vuelta de los valores del trabajo, ahorro, esfuerzo, paciencia entre otros que parecían haber sido sustituidos por el consumo, la deuda y la vanidad para los restos. El endeudamiento está bajando a marchas forzadas, el desapalancamiento empresarial está a la orden del día y el ahorro en tiempos de miedo de perder el puesto de trabajo está a la vuelta de la esquina. Todo esto junto llevará a menos dinero en circulación, y por lo tanto... deflación a la vista.

JAPON - Japón no es exactamente una causa para la deflación en España, ya que el comercio entre ambos países es insignificante. Pero Japón es una prueba de que la deflación en España es posible. Después de una expansión crediticia y una doble burbuja bursátil e inmobiliaria, nos encontramos igualito que Japón en 1996. Y a ello siguió una crisis que parecía haber terminado hace un par de años con tipos a cero y una deflación que no deja lugar a dudas.

COMMODITIES - Los precios bajos del petróleo, bien como de otros activos durarán durante algunos años más, al menos hasta que EEUU y Europa recuperen el crecimiento. Energía más barata, al menos a corto y medio plazo, y materias primas más baratas llevarán a precios más bajos y... deflación.

BENEFICIOS - La bajada de beneficios por el aumento de la competencia y el descenso del consumo también llevará a la deflación. Igual que menos impuestos recaudados llevarán necesariamente a menos gasto público. Además, a las quiebras de las constructoras y de los bancos seguirán quiebras en otros sectores. Esto será temporal y volveremos a los beneficios crecientes, pero es una ayuda más a contribuir a la deflación, al menos por ahora.

CONSUMO - Después de repasar todas las fuerzas arriba, os dije que la crisis hará bajar el consumo. Sin embargo, más dañino que la crisis será el cambio de mentalidad de los consumidores que pasarán de consumidores y deudores a ahorradores. Con este escenario la deflación está asegurada. Como muy bien dijo "The Economist", después de 30 anos de fiesta toca un resacón de narices. Este cambio de mentalidad será consecuencia de varios factores: menos rentas (la bolsa será bajista y los tipos serán cero), sueldo más bajos (veremos constructores reciclados en operadores de centros de atención al cliente cobrando menos de la mitad que antes, eso los que tengan la suerte de tener trabajo), menos crédito (los bancos no incurrirán en los riesgos de los últimos años), menos jóvenes (que consumen más que los mayores, que ya han concretado las mayores compras de una vida), empobrecimiento patrimonial (en virtud del rebentamiento de esa burbuja tantas veces negada) y lo más preocupante, las deudas hipotecarias astronómicas que ahogan cada vez más familias y que llevarán a miles de personas a la ruina. Todo esto llevará a que lo bueno ya no sea tener el Audi a crédito último modelo, si no disponer de una cuenta bancaria llena y llegar holgado a fin de mes.

Me ha llevado más de 2 horas escribirlo, pero no sabéis la alegria que me ha producido juntar todos estos factores y hacer un relato con principio, medio y fin y que se entienda por todos (al menos eso espero). Ojalá disfutéis leyéndolo lo mismo que he disfrutado yo escribiéndolo. :-)

----------------------------------------------------------------------------
Y hay más. Después de explicar porqué España será deflacionaria en los próximos años, toca explicar ahora, ante este escenario, cuales son, a mi ver, las mejores estrategias para invertir, para los negocios y para las familias y particulares.

En cuanto la deflación llegue, los tipos obviamente bajarán. Cuanto? La Fed ya los ha puesto a 1% y no le temblará el pulso para ponerlos a 0, tal como en los 30 y durante la II guerra mundial. El BCE se le seguirá (la deflación al principio será en Europa también, aunque durará menos) aunque no creo que llegue a ponerlos a 0. Quizás 1,5% sea el mínimo. Los tenedores de bonos anteriores a la deflación podrán sacar un buen pellizco ante esta bajada de tipos tanto a corto como a largo plazo.

Una cosa menos agradable será la bajada de los beneficios empresariales (por otra parte escandalosos en muchos casos). Esto llevará a una caída acentuada de las cotizaciones (que ya está en marcha pero está lejos de terminar), pero solo en la transición. Una vez que estabilice el mercado financiero y termine la recesión, los beneficios volverán a crecer. Segun un modelo que hemos usado hace poco, una subida de 1% en el PIB provoca una subida de 3% en los beneficios (por eso han crecido entre el 10% y el 20% en los últimos años). Eso significa que si el PIB crece, digamos, 2% al año de media en la próxima década (menos de la mitad de la última) los beneficios crecerán cerca del 6% en términos reales a los que hay que restar el 1 o 2% de deflación lo que los deja entre el 3% y el 4% nominales, que no está nada mal.

Así, las estrategias son:

INVERSIÓN:
- Bonos, especialmente durante la caída de tipos. Luego ya poco se puede ganar. Evitar los bonos basura.
- Acciones de Utilities (eléctricas, gasistas, petroleras, telefónicas,...), ya que son más estables que las demás y no tan afectadas por la crisis. Algun banco puede ser también atractivo ante la perspectiva de futuras fusiones, pero esta apuesta es demasiado arriesgada.
- Acciones en general, después de la transición a la deflación. Como ya hemos dicho los beneficios empresariales podran crecer entre el 3 y el 4% al año en deflación. Eso significa un crecimiento de la cuotizaciones entre el 4% y el 6% reales asumiendo una deflación entre el 1% y el 2% y que la razón P/E (precio de la acción dividido por beneficios) se mantiene constante. Si sumamos el 3% o 4% de dividendos llegamos a una cifra que no está nada mal.
- Olvidense de la diversificación. Cuando las acciones caen en un pánico vendedor, caen todas, independientemente de que haya razones para ello o no. Esto no es una sorpresa. Cuando las cosas van bien, los inversores pueden concentrarse a analizar las diferencias entre países, entre sectores o entre empresas y apostar por las más atractivas. Pero en una crisis, los inversores apelan a la liquidez inmediata y venden todo al precio que sea, así que la supuesta correlación de mercados queda anulada por las interrelaciones entre los mismos.
- Favorecer las nuevas tecnologías en detrimento de las obsoletas. Los sectores de ordenadores, electrónica y telecomunicaciones lleva años inmerso en un mercado sectorial deflacionario y no por ello se han hundido. En un contexto de deflación es cuando los buenos más se destacan y los ineficientes más se hunden.
- No todos los sectores son afectados de igual manera por el bajo consumo. Los más afectados son las ventas de coches, los muebles de casa, el tabaco, los viajes de turismo, libros, moda, deportes y las cenas fuera. Los más beneficiados suelen ser el farmacéutico, turismo interno, la comida casera y el equipamento electrónico. Las marcas reconocidas y los productos de lujo o de alta calidad seguirán atractivas a los ojos del público.
- Alejarse de los inmuebles. Tal como los coches devaluan el 10% anual hasta valer casi 0€ a los 10 años (que es más o menos cuando cuesta más el mantenimiento que el valor del mismo) también los pisos sufrirán el mismo destino. Se acabaron las inversiones y las revalorizaciones en el ladrillo. Segun un amigo arquitecto, una estructura de hormigón tiene una vida útil de 50 años aproximadamente, a partir de la cual los costes de mantenimiento son más altos que la construcción de raíz, de ahí que estimo que los precios de un inmueble caigan un 2% al año de media a medida que va avanzando la edad. Un piso de más de 50 años valdrá prácticamente 0€ (tal como un coche con 10), dado que saldrá más caro el arreglo que tirarlo y hacer uno nuevo.
- Alejarse de los bienes de coleccionismo. Estos bienes son un buen refugio en un contexto de inflación pero dudo que puedan aguantar la deflación. Yo mismo coleccionaba monedas (hasta que llegó el euro), pero lo veo como una distracción y no como inversión. Cuadros, monedas, sellos, muebles del siglo XVIII, entre otros perderán valor con la deflación.
- No endeudarse. Al igual que la compra de casas más grandes y más caras fue un buen negocio en los 80, dado que la inflación se comió la deuda muy rapidamente, una deuda es una enorme carga en un contexto de deflación. Mejor decantarse por el alquiler hasta que se vea una mejor estrategia.


NEGOCIOS Y EMPRESAS:
- Cortar costes y ganar productividad. Por motivos obvios, dado que subir precios es el camino hacia la ruina, cortar precios y aumentar la productividad es la única manera de sobrevivir.
- Anticipar la deflación. Espere por la bajada de precios y retrasar las compras lo más posible. Cuanto más aguante, más capacidad de negociación habrá. El tiempo juega a favor.
- Evitar exceso de capacidad. La capacidad de producción no utilizada es un gasto y una carga insoportable en muchos casos.
- Reducir los inventarios en almacén al máximo. Preguntenselo sino a los vendedores de ordenadores que a principios de los 90 se han quedado con almacenes llenos de PC 286 sin vender. No se olvide que su stock pierde valor de día para día, y encima tiene que ir contabilizando esas pérdidas en el momento en que esas bajadas se producen independientemente de que se vendan o no.
- Apueste por nuevas tecnologías, no viejas.
- Apueste por volumen de ventas. Aproveche las economías de escala y recuerde que es preferible vender más y mantener la capacidad de producción al 100% y los inventarios en los huesos.
- Desarrolle productos propios. Si es con una patente mejor aun. Estos productos son ajenos a la deflación.
- Explote los nichos de mercado. Con la deflación, cuanto menos competidores en su mercado, mejor.
- En commodities, al contrario del sector tecnológico donde los productos son altamente diferenciados entre las varias marcas, sea el productor más barato o retirese. No tiene la mínima posibilidad de sobrevivir si no es el más "low-cost".
- Cuidese del proteccionismo. Con la victoria de Obama en EEUU y la crisis mundial el proteccionismo crecerá y la globalización sufrirá una "parada técnica". Verifique si hay riesgo de que esto ocurra en su sector, especialmente si se es un empresa de exportaciones o importaciones.
- Preparese para más devaluaciones competitivas. Las turbulencias en el mercado de divisas y las devaluaciones decretadas por los países dependientes de las exportaciones se mantednrán por algun tiempo más. Sin embargo, la caída del Euro a largo plazo es muy improbable.
- Centrese en su negocio. La diversificación es cuando hay exceso de liquidez y crecimiento de precios y beneficios. Deje eso para más tarde.
- Aumente el servicio al cliente. Cuando se retrae el consumo es cuando el trato al cliente es más importante, ya que este tiene más por donde elegir y sus competidores le acosarán para ganárselo.
- Reparta el riesgo con los trabajadores y ajuste sueldos a la baja. Con la inflación, si se comete un error con una contratación no hay problema. Con el tiempo ese sueldo quedará en línea con el mercado a base de subidas cero. Con la deflación la solución es pagar sueldos bajos y ofrecer un bonus por beneficios para compensar.
- Cuanto más aguda sea la deflación, más altos serán los intereses reales (aunque las tasas nominales sean 0%). Evite las deudas, construa una buena base financiera para los malos tiempos y adáptese a los tipos reales altos.
- No emitir bonos. Espere a que bajen los tipos para hacerlo en mejores condiciones. AUMENTE EL CAPITAL YA. Si espera demasiado puede que ya no tenga condiciones para emitir nuevas acciones ante el pánico vendedor de los inversores.

PERSONALMENTE:
- Espere a bajadas de precios antes de comprar. Ahora el tiempo corre a su favor, no tenga prisas, negocie, compare precios y consiga buenos descuentos. Esto no quiere decir que sea así con todo. Si le duele hoy la cabeza no espere a que bajen las aspirinas. Hay un limite de espera para todo.
- Ahorre. En tiempos de vacas flacas y de deflación el efectivo es el que manda.
- Reduzca el consumo. Son malos tiempos para los compradores impulsivos, ya que en este contexto la paciencia y la perseverancia son recompensados.
- Evite los apalancamientos. Apalancamiento significa que gana 10 cuando el mercado sube 1 pero también que usted pierde 10 si el mercado baja 1. Endeudarse para invertir es un consejo que no debe dar ni a su peor enemigo.
- Añada valor a su empresario/contratador. Si es un asalariado, asegurese de que el valor que crea a su empresa es superior a su sueldo, de lo contrario le forzarán a bajar el sueldo o le despedirán con indemnización (si no la quitan antes). En una deflación tener gente desocupada es un coste muy alto y su patrón lo sabe.
- Las inversiones garantizadas pueden ser una opción, pero como ya he explicado, solo en un contexto de refugio, es decir, es mejor ganar 0% si la alternativa es perder 20%. Pero una vez se estabilice el mercado, la mejor alternativa probablemente vuelva a ser la bolsa.

Y con esto he terminado. Son las 3h30 y menos mal que mañana tengo curso y puedo darme cabezadas sin perjudicar demasiado al rendimiento. Ufff... Espero que haya valido la pena.

cortesia de burbuja.info

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Marie. En la vida hay que ser un luchador. Peder tiempo en lamentarse no te va a sacar de tu situación hay que ser práctico y positivo y seguir hacia adelante.

Me ha parecido brillante el analisis de este anónimo. Gracias por haberte molestado a compartir tus conocimientos y por los consejos que has dado. Los tendré presentes.

Paloma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paloma dijo...

Agradezco este post porque me recuerda al Vicens que conocí hace unos cinco años editando la newletter La Mariposa que muchas veces me sirvió de inspiración.

Es la primera vez que participo y lo hago sobre este tema porque tengo un pensamiento al respecto desde hace tiempo y viene a colación, creo que somos una generación de "blanditos", creo que no nos han educado en el esfuerzo y en el valor de las cosas y por eso ahora esto de la crisis nos afecta como nos afecta, nuestros padres se esforzaron porque no nos faltara de nada, con su mejor voluntad, por supuesto, pero fallaron en esto, en enseñarnos que las cosas no vienen caidas del cielo y que es esfuerzo tiene su recompensa aunque no es siempre de manera inmediata ni directa y lo peor de todo es que estamos transmitiendo esta misma actitud a nuestros hijos, nos esforzamos por trabajar más para comprarles más cosas y olvidamos que el bien más preciado que podemos darles es nuestro tiempo.

Gracias a todos por hacer este blog muy interesante somos muchos los que os leemos con interes y en muchos casos admiración.

Saludos

Paloma P.

Anónimo dijo...

Hola chicos;
os describo una situación real que me toco escuchar el viernes por boca de uno de sus protagonistas y que me dejo cierta tristeza en el alma;
Familia de nacionalidad ecuatoriana; padre, madre y dos hijos. LLegaron hace cinco años a españa. El padre de profesión músico animado por unos familiares decide emprender camino rumbo europa ya que la música latina estaba pegando fuerte y un familiar le plantea formar en españa una orquestra. La madre en su país se dedicaba a atender su casa. Viaja toda la familia y se instalan en Cataluña. Se pone en marcha el proyecto de la orquesta y la madre trabaja en el sector servicios. Todo va bien y deciden comprar un piso. Hace dos años la orquesta familiar se disolvio, volviendo a su país de origen todos los miembros de la familia menos ellos, que deciden continuar con su sueño. Actualmente este señor trabaja como operario en un taller, ya que como músico no ha encontrado nada. La madre no encuentra trabajo, tienen dos niños que atender, uno de ellos no puede ir a la universidad debido a los problemas económicos existentes y una hipoteca de 1200 euros por un piso que ahora mismo esta muy por debajo del precio que pagaron. Con lo cual la posibilidad de venta no es una solución viable. Hasta aqui os describo una situación que desgraciadamente se esta dando en muchos hogares y no necesariamente de personas de otros paises. Lo que me impacto más... tanto hasta dejar pasar la tristeza a mi alma fue su mirada de desilusión, de impotencia, de añoranza a su tierra y a los suyos, de agotamiento, de fallar a los suyos; me comentaba que todos sus sobrinos van a la universidad en ecuador y el no puede ofrecer a su hijo esa posibilidad. No encontre palabra alguna en mi registro que decir, simplemente me limite a estrecharle la mano.
Cierto no perdamos la perspectiva y disfrutemos de los nuestros. La vida fluye, disfrutemos de un paseo, disfrutemos del mar, de la montaña, de una conversación, de una sonrisa, de un saludo...de tener la sensación que lo que estamos haciendo es lo correcto por que asi lo creemos y en caso de equivocarnos afrontarlo y ver su parte positiva. Todo pasa por alguna razón. Siempre he pensado que todos mis fracasos me han ayudado a afrontar una nueva decisión en mi vida, fueron la antesala a mi inmenso salon!!

Un besitos para todos.
wakis.

Oscar Prieto dijo...

@Paloma P

Estoy de acuerdo contigo en que muchos de los problemas actuales se deben a la educación que recibimos de nuestros padres, ellos vivieron epocas mucho mas duras que las actuales tanto en lo económico (tasas de intres del 24%), como en lo político, fin de la dictadura, transición, etc....

Una de las cosas que a mí más me preocupa actualmente es la educación que seré capaz de dar a mi hija, que actualmente tiene casi 3 años, y no solo la educación que yo en casa la podré dar, sino la educación que recibirá de la sociedad, que personalmente no me parece muy alentador el panorama.

Hoy nuestros jovenes piensan mas en gastar que en ganar. y luego culpan a la inmigración de sus males.

Me dá bastante miedo, el mundo que estamos construyendo entre todos.

Mikel dijo...

@Oscar,

como padre comparto la misma preocupación que tu. Yo tengo un niño de menos de 2 años, y junto con mi mujer, nos hemos propuesto educarlo de tal manera que pueda apreciar el valor de las cosas y aprender que conseguir cada una de ellas requiere un esfuerzo (ojo, no os penseis que lo vamos a poner a trabajar con 2 añitos!! ). No somos los primeros en aplicar este tipo de educación (la idea la hemos extraido de una compañera de mi mujer, a la cual le ha ido muy bien hasta ahora), pero si que es cierto que no es algo típico entre la gente de nuestra generación . Probablemente las causas sean las que ya habeis expuesto anteriormente Paloma y tu.
Yo por ahora lo que tengo claro es que la educación de un niño empieza en su propio hogar, el resto es secundario (colegio, amigos, sociedad, ...). Eso no significa que estos contextos secundarios no influyan en las personas (que lo hacen), sino que son los padres los que tienen la principal responsabilidad en la educación de sus hijos.

Esto lo comento porque otra característica de nuestra sociedad es la dejadez de muchos padres en la educación de sus hijos. Y esto es así independientemente de la clase social de la familia. Tal vez este debería ser el primer aspecto a cambiar de nuestra sociedad (al final tanto proteccionismo, consentimiento y liberalismo llevan a esta situación).

No se como será mi hijo el día de mañana, pero almenos nosotros habremos intentado darle la mejor educación que podamos: será responsabilidad suya decidir que querrá hacer con ella. Y estoy seguro que en tu caso será igual (la preocupación que demuestras te delata :) ).

Como parte positiva, ¿no os parece que algo está cambiando en nuestra sociedad?. Cada vez descubro más personas preocupadas por la falta de valores y principios en nuestra sociedad, y que aportan su granito de arena por cambiar las cosas. Y eso me hace tener esperanzas en que esta pequeña revolución pacífica que han iniciado llegue a buen puerto.

Un saludo!

Oscar Prieto dijo...

@Mikel:

Estoy totalmente de acuedo contigo.

Pero...., un par de comentarios....

1.- Estoy de acuerdo en que la fuente principal de valores de los niños han de ser los padres, pero he visto muchos jovenes a mi alrededor, con unos padres, con unos valores bastante coherentes, y que por culpa de los amigos, escuela, medios de comunicación... etc. han perdido (o olvidado, o dejado de lado), los valoeres que sus padres les enseñaron por otros..... como decirlos "despreciables" desde mi mas personal punto de vista.

2.-El tema de la "pequeña revolución pacífica que han iniciado llegue a buen puerto", por suerte es algo que en mi entorno tambien he percibido, pero.... aun es a tan pequeña escala...., y los movimientos contrarios son tantos.... y tan poderosos.... que en este tema... me cuesta ser optimista.... y mira que soy optimista en muchos ambitos de la vida, pero en este... la verdad es que vá por días....

Me encantaria que tubieras razon, apoyo la moción de la "pequeña revolución tranquila", me apunto a ella.

Saludos