sábado, 14 de noviembre de 2009

Esfuerzo vs. Resultado


Desde mi punto de vista es muy importante no justificar los propios resultados amparándose en los esfuerzos realizados.

De hecho personalmente me importa poco lo que uno se esfuerce... me interesa mucho más lo que se consigue. ¿Qué resultados estás obteniendo con lo que haces? El esfuerzo, en si mismo, es una mala medida del éxito. Los resultado, por otro lado, son incontestables: están, o no están.

Si te descubres a ti mismo explicando lo mucho que te has esforzado, prueba a cambiar el foco de atención: ¿Qué es lo que estás obteniendo?

Es poco relevante, opino, todo el "gran trabajo que has hecho", todas las "horas inacabables" que has dedicado, o todo el "esfuerzo desproporcionado" que has realizado... ¿Estás consiguiendo el tipo de resultados que deseas? Esa es, para mi, la medida de tu éxito.

En caso de no estar obteniendo lo que quieres, analiza lo que estás haciendo, quizás no es lo adecuado.

Vivimos en una cultura que premia el esfuerzo por encima del resultado, una vez y otra...
Las personas dicen "He dedicado una gran cantidad de horas a este proyecto", o "Me he entregado con cuerpo y alma"... pero muchas veces se olvida lo verdaderamente relevante: Después de haber hecho esa inversión de tiempo, dinero, energía,... ¿qué se ha logrado?

Me interesa mucho más una persona que consigue el mismo resultado con un menor esfuerzo que una persona que realiza un gran esfuerzo en sí mismo. Esforzarse el doble, o el triple, no es la variable determinante,... para mi al menos.

"No he conseguido nada, pero me he esforzado tanto, que merezco el reconocimiento"... Bueno, no comparto esta visión. Me da igual el esfuerzo, no se trata de premiar lo que uno hace, sino lo que consigue con la acción,

Hay personas que creen que el juego del dinero se gana esforzándose mucho... Yo digo que no, que se gana andando en la dirección correcta. ¿De qué sirve esforzarse mucho en abrir la puerta equivocada?

Si quieres ganar el doble, no tienes que trabajar el doble. Si quieres ganar diez veces más tienes que trabajar en algo "diez veces" diferente,... no trabajar diez veces más.

Cambia la perspectiva y cambiarás tus resultados.

8 comentarios:

Malkovis dijo...

Vaya.. este post me resulta conflictivo...

No te quito parte de razón, pero creo que en esta sociedad lo que se está buscando es el "mejor resultado con el menor esfuerzo posible", eso, que visto positivamente es un avance, lo que ha desembocado es en una cultura del "pelotazo", en ganar mucho sin mas esfuerzo que el necesario para burlar la ley.

La semana pasada en el programa "Redes" se hablaba del error que se está cometiendo al premiar a los niños por los resultados de un examen (algo que ellos no pueden controlar), en vez de premiarles por el esfuerzo de estudiar y prepararse (algo que ellos sí pueden controlar). Esto estaba generando inestabilidad y confusión en los niños.

Obviamente, hemos de analizar siempre si estamos consiguiendo los resultados esperados, y si podemos hacerlo empleando menos recursos, pero centrarnos solo en los resultados... me parece una hoja de doble filo.

Un abrazo.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Si realizas algo con pasión el esfuerzo deja de serlo, y los resultados vienen por sí solos.

Saludos

Sergio Machés dijo...

Estoy en parte de acuerdo con lo que dices en el post.
Pero creo que sería importante poner en esa relación esfuerzo/resultado el elemento tiempo, ya que en ocasiones si el resultado se hace esperar dejamos de esforzarnos. Aquello de la gratificación inmediata...

"Trabajar duro lo hacen hasta los burros y solo consiguen cansarse" Pero me parece peligroso que alguien confunda el no esfuerzo con el actuar de manera inteligente.

Esfuerzo, compromiso, pasión... creo que son valores necesarios.

Black_ikarus dijo...

Pirelli decía en un anuncio aquello de que: "La potencia sin control no sirve de nada."

Pues bien, el esfuerzo sin resultados, tampoco.

suanix dijo...

Creo que el esfuerzo debe ser premiado y educado.

Para mi premiar solo el resultado da lugar a especulación, burbujas,...

Es cierto que muchas veces no se sabe encaminar el esfuerzo y de ello aparece la frase "no compensa tanto esfuerzo", pero tiene más valor añadido el científico que dedica miles de horas a sus proyectos que el constructor que crea un parque de viviendas enorme, se forra y vive del cuento.

Saludos

PD: Vicens, me gusta tu blog y el optimismo que imprimes en tus palabras... gracias.

Vicens Castellano dijo...

No premiar el esfuerzo por el esfuerzo, no significa necesariamente premiar el pelotazo. La orientación del esfuerzo depende de la moralidad de la persona y eso es independiente de la política de refuerzo que se siga.

@Malkovis,
Probablemente a los niños les convenga aprender ciertos valores como el esfuerzo (a algunos adultos tb les iría bien), no obstante, cuando estás en el mundo de los adultos y tienes que conseguir resultados no puedes centrarte en las cosas equivocadas... Muchas personas confunden los medios (el esfuerzo), con los fines (el resultado).

@Concha,
Efectivamente, cuando te apasionas por algo la sesación de esfuerzo es percibida de forma diferente. Una persona en un estado de flujo puede estar consiguiendo mucho sin esfuerzo. Al libro Efforthless Mastery me remito... El autor, un pedagogo de la música y pianista, comparte sus experiencias alrededor del esfuerzo y los resultados.

@Sergio,
Totalmente deacuerdo con lo que dices. Centrarse en el resultado no significa rendirse a la primera de cambio ni cesar en el empeño aun que el resultado no llegue... Para mi significa no premiar necesariamente el esfuerzo por el esfuerzo porqué eso puede crear resultados poco óptimos.

@Black Ikarus,
Muy buen anuncio, por cierto...

@Suanix,
Estamos comentando cosas diferentes. Coincido en estos planteamientos. Lo que señalo es que hay muchas ocasiones en las que algunas personas se quedean atrapadas en un esfuerzo inútil por el mero hecho de estar esforándose. Si no te estás acercando a tu objetivo quizás ha llegado la hora de que cuestuiones la validez de tu aproximación. Tal vez sea necesario un curso de acción distinto.
El científico tiene que perserverar en su aventura a pesar de las dificultades.
Lo que me resulta preocupante es que alguien quieran cobrar por horas y no por resultados, por ejemplo... o descubrir que después de todo el esfuerzo hemos subido por una escalera que estaba apoyada en la pared equivocada.

Julio Martínez dijo...

Cuando daba clases recuerdo que un año, entre las actividades programadas de fin de curso, había una carrera de obstáculos.

Ganó un alumno con gran destreza, aunque sin aparente dificultad. El segundo tardó más de un minuto en llegar, y al llegar casi se desploma en el suelo chorreando de sudor y fatiga.

Enseguida se escuchó entre los asistentes: “¡No es justo! Mi hijo se he esforzado mucho y merecería el primer premio” “No, señora –le repliqué- En una carrera el premio es siempre para quien, limpiamente, llega primero y no para quien, aparentemente, más se esfuerza”. La señora madre, indignada, me contestó: “¡Pues vaya tipo de educación que le dan a nuestros hijos! ¡Premiar al que no se esfuerza!”

Una vez más me dirigí a ella: “Querida mamá de su niño querido, nosotros educamos a sus hijos a canalizar el esfuerzo, a sacarle el máximo partido enfocado a logros. El alumno que ha ganado no ha perdido una sola clase de Educación Física y durante todo el curso siempre se ha ofrecido el primero en todo. Actitud de primera fila que le llamamos. No siempre ha ganado, y aun así se ha esforzado en sacar el máximo provecho de sus capacidades. Hoy recibe el premio a su esfuerzo”.

Gracias Vicens por tan buena y sugerente entrada en tu blog.

Julio Martínez.
¿Cuál es tu meta?
Descúbrelo: http://siguenadelante.blogspot.com/

Zaratustra dijo...

Estoy de acuerdo en parte pero hay muchos campos donde el esfuerzo cuenta tanto como los resultados. A la hora de valorar una tesis doctoral por ejemplo, es evidente que una tesis que acierte a descubrir algo importante serás muy buena pero igual de buena puede ser una tesis que partía de una suposición equivocada pero que antes de realizarla se desconocía. Bien el autor queria comprobar si la hipótesis A era válida y acabó demostrando que A no era válida pero aun habiéndose equivocado el trabajo es útil científicamente hablando, muchísimos científicos han andado caminos equivocados, desde Einstein hasta Newton. Aunque es cierto que solo se recuerda bien a los que acertaron pero hay que entender que para que unos acertaran muchos otros tuvieron que fallar y la ciencia anda pasito a pasito.

http://ahorradorcompulsivo.blogspot.com/