jueves, 15 de abril de 2010

Misticismo y dinero


La gente tiene una relación extraña con el dinero... no suele hablar de cuanto gana, parece indigno, no suele preguntar cuanto ganan los demás, parecería ofensivo, no suele saber cómo se genera realmente, ignora sus reglas y, a pesar de que muchos dicen que es vil, y que corrompe, la mayoría dedicará las mejores horas de día y los mejores años de su vida persiguiéndolo. Ellos dirán que no, que no trabajan por dinero, sino por la sociedad, por su familia, por amor al arte y está bien que digan esas cosas si la ceguera les hace más felices... para mi trabajan por dinero.

Veo un problema que toma dos formas distintas:

1. Por un lado están las personas que se empeñan en señalar que el dinero no da la felicidad, ni trae la paz interior, ni te realiza como persona. Argumentan que estos estados emocionales no dependen del dinero que uno tenga, y estoy totalmente de acuerdo en que esto es así. Pretender que el dinero te hará feliz es una terrible confusión que intentaremos analizar. Pero ¿por qué se asocia tan frecuentemente dinero y felicidad? ¿por qué a pesar de tanta sabiduría popular siguen siendo tantas las personas que creen que serían más felices sin tuvieran más dinero?

Una posible causa estaría en la diferencia entre ser más feliz y tener menos dificultades. Si hablamos de la felicidad en términos absolutos podemos remitirnos tanto al gran abanico de pensadores que han volcado su conocimiento sobre el tema, como a nuestra propia experiencia directa sobre el mismo. Uno puede seguir a ciertos filósofos hindúes, chinos, alemanes, indios, tibetanos,... y llegar a la conclusión de que la felicidad, primero, ha sido motivo de análisis por todas las culturas, y segundo, que cada uno la entiende a su manera. No vamos a entrar en esta ocasión a analizar la felicidad, pero podemos tomar contacto con nuestra individual concepción, puesto que al final cada uno de nosotros tienen un constructo personal sobre la misma, un conjunto de reglas y verdades que para él son ciertas. Por esto si hablamos de la felicidad en términos absolutos podemos quedar embarrados.

Hay otra aproximación mucho más sencilla: acercase al tema desde el otro extremo. Me resulta difícil explicar lo que es la felicidad, pero me es muy fácil entender lo que me hace infeliz... Tengo que cubrir cierto conjunto de necesidades fundamentales para poder vivir, y por el hecho de ser humano, dichas necesidades no se limitan a las puramente biológicas, tb tengo necesidades sociales, de aceptación, de expresión, de pertenencia, de autorealización... Y cuando no soy capaz de cubrirlas me siento mal... no tanto pq elija ese sentimiento, sino como contraposición a la idea de que algo me impele a satisfacer dichas necesidades.

Algunos humanos elaboran necesidades muy sofisticadas y les entregan el poder de controlar sus estados emocionales, y así se atrapan en una red de obligaciones que les arroja a una carrera en la que persiguen fantasmas y espejismos... La falta de conciencia de la creación de dicho proceso puede llegar a explicar buena parte de las conductas neuróticas. Ahora bien, estamos hablando de dinero ¿verdad? De la relación que puede haber entre dinero y felicidad,... y es que, si bien puede ser cierto que el dinero no le hace a uno feliz, tb es cierto que no tenerlo le puede a uno dificultar la satisfacción de muchas necesidades, y así, tenerlo, por sí mismo, quizás no asegura el que una persona se realice,... pero no tenerlo sí ayuda a que a una persona le resulta más complicado estar en su centro. Cuando no tienes cómo pagar la hipoteca los estados de realización espiritual pueden quedar en un plan muy secundario.

Y luego están los místicos que se empeñan en decir que uno debería ser feliz independientemente de sus circunstancias... Ya, bueno... quizás tengan razón, pero cuando alguien pone un operador modal de obligación, como "debería" en una frase que va dirigida a mi, despierta mi parte más rebelde. Yo creo que los demás no "deberían" nada... podrían, estarían en su mano si quisieran, tal vez sería para ellos una opción, un camino... pero nada de "deberían".

La felicidad, y vas a permitirme que haga una digresión sobre el tema, es un tema fascinante sobre el que se ha escrito mucho, pero personalmente me sorprende que se haga caso a lo que han escrito personas que no son necesariamente felices... científicos amargados por sus propias insuficiencias, encerrados en las corazas de sus investigaciones, pero sin un ápice de felicidad en sus corazones. El hecho de que alguien tenga fama de buen divulgador, no le autoriza, al menos a mis ojos, para ser portavoz de la felicidad. Prefiero escuchar a un pastor de ovejas, a un niño, o a una mujer embarazada, que un científico preocupado por renovar la beca de investigación de este año.

Así que por un lado están aquellos que señalan que el dinero no da la felicidad, y para ellos el comentario de que tal vez no la de, pero no tener dinero, puede dificultar mucho el que uno se de permiso para explorar estados elevados de autorealización. El dinero no te hace feliz, pq la felicidad es una elección personal y no algo que dependa de elementos externos, pero la falta de dinero puede contribuir a que tengas muchas dificultades en la vida, a que pases penas, angustias, retos, tensiones, miedos,... y en consecuencia, tener dinero puede ayudarte a aliviar ciertas dificultades, ciertos retos, y miedos. El dinero te permite acceder a más posibilidades, a más opciones... pone a tu alcance caminos inaccesibles de otras formas, abre puertas que permanecerían cerradas sin él. ¿Es todo esto necesario para ser feliz? Tal vez no. ¿Ayuda todo esto a ser menos infeliz? Tal vez sí.

Y esto nos lleva a la segunda forma del problema:

2. Muchas personas disimulan su falta de habilidad con un halo de misticismo y desapego por las cosas... o al menos es lo que me parece a mi cada vez que leo o escucho un comentario sobre el dinero de alguien que ni lo tiene y ni lo ha tenido nunca, pero habla como si supiera lo que dice. ¿Puedes regresar de un lugar al que nunca has ido? ¿Puedes dar algo que no tienes? ¿Puedes hablar con conocimiento de lo que el dinero da o deja de dar si ni lo tienes ni lo tendrás?... Se me hace difícil de imaginar.

Tener o no tener dinero, desde mi punto de vista, tiene que ver con acceder o no a cierto tipo de recursos, permitirte cierto control sobre tu tiempo, sobre tu vida, sobre lo que haces y cómo lo haces. Quizás muchas de las cosas que uno puede hacer con dinero son innecesarias. Tampoco es necesario que uno vea la televisión o vaya al teatro o tenga más de tres camisas, pero estas cosas forman parte de nuestra cultura y en cierta medida tb pueden ser interesantes.

Por otro lado ¿qué hay de malo en tener dinero? Tendrás más tiempo para ti, dispondrás de la posibilidad de elegir entre más opciones, podrás viajar, estar con tu familia, contribuir socialmente, ayudar a otras personas menos hábiles,... ¿qué tiene de malo eso?

¿No será que se ha envilecido al dinero asociándolo a ciertas conductas deplorables? Quizás algunas personas con dinero han intentado conseguir la felicidad a través de medios socialmente perniciosos,... ¿Pero eso depende del dinero o el dinero es un medio y la forma de usarlo depende de la persona? Yo creo que el dinero no te hace más feliz, y tb creo que no te hace más vil, ni más mezquino, ni más nada... Si ya eres un déspota podrás magnificar tu despotismo, y si ya eres un necio podrás potenciar tu necedad,... pero si eres una persona agradecida o generosa o socialmente consciente, también podrás proyectar dichos rasgos en mayor medida. No depende del dinero... depende de ti.

¿Entonces porqué seguir empeñado en que el dinero es algo que uno no quiere? ¿Pq negar la evidencia de que la mayoría de personas entregarán una buena parte de su vida a conseguirlo? Cuando pienso en esto, aparece ante mis ojos la sospecha de que tal vez sea porqué muchas personas "desearían" poder tener, no más dinero, pq el dinero en sí mismo es solo un medio, sino aquello que el dinero puede dar, como un mayor control sobre el tiempo de uno, o sobre sus obligaciones,... muchas personas tal vez se estén comportando como la zorra de la fábula que decía que las uvas eran verdes y que no le interesaban pq ella no podía alcanzarlas.

Creo que son dos cosas distintas y totalmente complementarias: el dinero y el misticismo, el acceso a más recursos, y la realización personal, el tener más posibilidades, y el encontrar el propio centro, el disponer de más opciones, y el conocerse uno mismo. No son dos opuestos, no son el bien y el mal, no son cosas que desde el mismo plano sean comparables y una niegue la otra (como parece que hacen ciertas personas),... son dos aspectos diferentes de los muchos que hay en la vida de las persona.

Así que uno puede pasarse toda la vida negando su deseo de acceder a más control sobre su vida, a más opciones y posibilidades diciendo que el dinero envilece, o puede aprender sus reglas, obtenerlo y dejar de luchar.

Leía en el Facebook una cita sobre el Dalai Lama que decía que "el dinero no da la paz interior". Claro que no la da. La paz interior depende de ti y es un camino personal. El dinero está en otro plano menos espiritual: te permite acceder a recursos tan interesantes como el que puedas disponer de tu tiempo un poco más a tu antojo.

Leía tb otros comentarios que parecieran ir en la dirección de que el camino a la autorealización está al alcance de cualquier persona en cualquier momento. Claro que sí. Yo así lo creo... ¿Pero por qué ese empeño en negar el potencial que tiene el dinero? Se trata de una herramienta que bien utilizada puede facilitar muchas cosas... ¿por qué aferrarse a la vieja idea de que el dinero es malo? ¿Es malo un cuchillo? Es una herramienta que puede servir para extender la mantequilla o para herir a alguien... la bondad del dinero igual que la bondad del cuchillo deberían de atribuirse a las personas que hacen uso de dicho recurso, no al recurso en sí mismo.

Quiero finalizar con una reflexión personal que me hice hace algunos años y que marcó una diferencia en mi vida: Si al final vas a tener que conseguir dinero para vivir, ¿porqué no aprender las reglas que rigen su uso, ganar ese juego y salir de la ecuación?

12 comentarios:

EVA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pablo Olóndriz dijo...

Solo puedo decir que me parece ESPECTACULAR tu reflexión Vicens; es curioso como la mente humana se autoconvence de que dinero y felicidad no tienen nada que ver, cuando las relaciones indirectas entre uno y otro son evidentes: Como tu bien dices es un medio que te permite dejar de tener muchos problemas y abrirte caminos totalmente nuevos.

Si tenemos que trabajar toda la vida para conseguirlo, ¿qué mejor que aprender todas sus reglas? Es como un deporte cualquiera, cuanto mejor sepas las reglas más dominarás el juego y más posibilidades tendrás de ganar.

Muchas gracias Vicens!

Y gracias Eva por compartir tu experiencia.

Iberzal dijo...

Me gusta el tema. Una vez leí una definición de felicidad que me gustó bastante: "felicidad es la cantidad de tiempo que puedo vivir sumando mis ingresos y restando mis gastos mensualmente". Si tengo 1000€ de ingresos al mes y 2000€ de gastos, mi felicidad será de medio mes.

José Luis de las Muelas dijo...

A mí me ha gustado el post Vicens pero la que me ha dejado impresionado es Eva.

Ha sido un comentario impresionantemente enriquecedor por el entusiasmo que me has transmitido.

El saber que es posible, el simple conocimiento de que existe ese universo y que no es sólo una utopía, eso me ha ilusionado.

El camino lo inicié hace tiempo, igual no mucho, pero sigo trabajando (entiéndase como que trabajo por cuenta ajena). Inicié mi plan de independencia consiguiendo un empleo más remunerado e intento ser metódico en el ahorro. Me he formado en la inversión en bolsa, inmuebles y creación de empresas para sacarle una rentabilidad a esos ahorros. He conseguido crear la primera "empresa" propia (aun no me independizará con sus ingresos) e invierto en bolsa según un método.

Muchas veces me he preguntado si realmente estoy haciendo lo correcto o estoy errando. El camino a veces se hace difícil ya que el trabajo no me deja el tiempo libre que uno quisiera, imponiéndome un horario inflexible, y el ahorro disciplinado me hace privarme de algunos caprichos.

Al leerte Eva renuevo energías y sé que el fin merece el camino, esperando que el fin valga la pena. Gracias.

aporla dijo...

Por circunstancias personales, he estado muchos meses sin "nada que hacer", y pese a no haber aprovechado de todo ese tiempo, si me ha dado la oportunidad de saber lo importante que es poder disfrutar del tiempo..hacer lo que quieras cuando quieras!!!
Esto no lo puedes hacer, si no dispones de un colchón ó unos ingresos regulares que puedan permitirte llevar ese tipo de vida.

Cuantas más pasivos, más ingresos deberás generar para mantenerlos y seguir manteniendote; no con esto quiero decir q debas llevar una vida por todo lo alto..no es necesario tanto consumismo, pero el tiempo!!! el tiempo es ORO y del puro.

No he disfrutado como hubiese querido, pero si ha encendido mi sueño interior de llevar ese tipo de vida, no depender de un horario, de una rutina impuesta..a cambio de tiempo?..donde está el tiempo en tu balanza?

Excelente post!!!
Enhorabuena!!!

Eva Llobet dijo...

José Luis, me alegra mucho saber que el haber compartido mi experiencia ha servido para impulsarte a seguir adelante con energía renovada. Gracias por compartir tu experiencia también y te deseo mucho éxito!:D

reformasgasmerlin dijo...

Menudo sermon Vicens ;)

Debo hacerte una pregunta, cuando dices lo siguiente:

"El hecho de que alguien tenga fama de buen divulgador, no le autoriza, al menos a mis ojos, para ser portavoz de la felicidad"

¿Te refieres a Punset?
Por que eso es lo que me ha parecido, y aun no estando del todo de acuerdo con el en su definicion de felicidad, en muchos puntos todos deberiamos coincidir

Os dejo el enlace a un video muy inspirador de la felicidad (esta subtitulado en Español)

http://www.ted.com/talks/matthieu_ricard_on_the_habits_of_happiness.html

Un saludo y que todos seais felices, con o sin dinero

reformasgasmerlin dijo...

Perdon, no ha salidop el enlace entero

http://www.ted.com/talks/matthieu_ricard_on_the_habits_of_happiness.html

palazon dijo...

Vicens que opinas sobre la ley de atraccion, es algo que se puede usar para mejorar financieramente??

Pedro dijo...

Buen post. Mi opinion es que cuando pensamos en buscar la felicidad, muchas veces no sabemos de qué está hecha, quiza porque no hacemos el trabajo de autoconocimiento necesario y atajamos pensando que el dinero y la felicidad son lo mismo o van de la mano. El dinero se puede cuantficar y puedes medir si lo logras o no, mientras que la felicidad no es tan medible, con lo cual, comenzamos buscando la felicidad y por el camino cambiamos de objetivo y nos conformamos con "la pasta". En mi caso, considero que el dinero es algo que ayuda más que molesta a la hora de ser feliz, pero para algunos se convierte en una obsesión que resta más que suma

jaime dijo...

el dinero en un bien necesario para la felicidad, pero no suficiente.
La felicidad es tener a tus hijos y jugar con él, verle crecer, disfrutar de las pequeñas cosas.
Pero para nuestra desgracia, si no tengo dinero, estere pensando como conseguirlo, dedicare más tiempo a conseguirlo y el caracter empeorara. Con lo que no podre disfrutar.
El dinero no da la felicidad, y si alguien no lo quiere para ser feliz, que no se preocupe que yo se lo recojo.
felicidades por el tema
saludos

alberto dijo...

Espectacular.