lunes, 8 de agosto de 2011

Estar enamorado

El otro día un amigo compartió conmigo una interesante reflexión.

La idea es sencilla: "Algunas veces no te puedes enamorar porque ya estás enamorado"

Hasta aquí el tema está claro... Algo así como que, si el corazón de uno está ya ocupado, no hay espacio para más.

Dejando a un lado la metáfora del corazón y sin entrar en si es posible el multi-enamoramiento, la idea da un giro en este punto.

"No te puedes enamorar porque ya estás enamorado... de tu trabajo, o de tu libertad, o de tu arte".

Me gustó ese concepto y estuvimos debatiéndolo un rato.

Para nosotros dos tenía sentido... si uno pone su foco de atención en algo que consume la mayor parte de su energía disponible ¿de dónde se supone que sacará el remanente?

Obviamente es una metáfora pero parece encajar con mis observaciones, cosa que nada significa por supuesto, pero me resulta fácil pensar en personas enamoradas de sus trabajo, investigadores, oradores, pintores, bailarinas, que difícilmente se pueden enamorar de sus parejas, si lo que estas les piden es dividir su energía.

No me puedo enamorar de ti porque estoy enamorado de mi libertad...

Quizás este tipo de pensamiento expresa la creencia de que enamorarse necesariamente divide... de que se trata de algo que exige renuncia, que empobrece o limita, y seguro que este concepto es muy discutible. No quiero entrar en este debate en este post, simplemente me pareció un concepto interesante y he querido compartirlo.

vC

4 comentarios:

pilar dijo...

Hoy veía un video de Jim Rohn en el que animaba a no levantar, a derribar muros que mantienen fuera la desilusión pero también la felicidad. Creo que cada uno es libre de enfocar o dar prioridad en su vida a si mismo, al trabajo, a su libertad (entendida como “hacer lo que quiera, cuando quiera y como quiera”)… lo importante es que sean realmente felices.
Puedes disfrutar, ser una persona apasionada o dedicada a tu trabajo, por ejemplo, pero cuando uno ama suma, no resta; si hay renuncia, ésta te hace crecer como persona, no te limita… así que (desde mi particular punto de vista) no se si el término “amor” es aplicable en el caso que expones. La cuestión sería más bien a qué doy prioridad en mi vida y por qué.

Personalmente no veo la contradicción: “AMA y haz lo que quieras” (San Agustín).

Milagros dijo...

"Al hombre que amo lo quiero libre, incluso de mí."

sofya dijo...

¿Se pueden tener varios amores?...Somos tan complejos que podemos, confundimos tanto los conceptos que podemos...¿Qué es estar enamorado en su estado más puro?.
Saludos Vicens.

Itziar Crespo dijo...

Me gusta tu cita Milagros ¿de quien es?