miércoles, 28 de septiembre de 2011

Cómo desarrollar la excelencia

Algunas personas son capaces de desempeñarse a un nivel muy alto en sus actividades, ya sean jugadores de ajedrez, pianistas, gimnastas, nadadores, o traders... Otros en cambio no consiguen alcanzar la excelencia por más que se esfuercen.

¿A qué se debe? ¿Tiene que ver con sus genes? ¿Tiene que ver con un don natural? Las últimas investigaciones en el campo de la psicología del desempeño niegan que se trate del IQ que tenga uno, ni de sus genes. Esos no son los factores esenciales.

La diferencia la marca el deseo tremendo de sobresalir en algo y la práctica adecuada a ese deseo. Pero no un tipo cualquiera de práctica sin más bien lo que se viene a llamar "practica profunda" y que está caracterizada por la intención.

Daniel Levitin propone que se necesitan unas 10.000 horas para desarrollar la maestría en cualquier campo, lo que equivale a unos diez años aproximadamente. Así lo recoge el libro de Malcom Gladwell "Fueras de serie".

Hay otro libro muy interesante también sobre este tema, que se llama "Bounce: Mozart, Federer, Picasso, Beckham, and the Science of Success" y está escrito por Matthey Syed, un jugador británico de pin-pon. En él se explica una anécdota sobre dos grupos de atletas: uno a nivel olímpico y otro a nivel casi olímpico.

Eran patinadores sobre hielo y el estudio intentaba encontrar la diferencia entre el rendimiento de ambos grupos. ¿Cómo es que unos podían participar a nivel olímpico y los otros no? ¿A qué se debía que unos consiguieran ese altísimo nivel de desempeño mientras que los demás se quedaban a las puertas?

Podíamos pensar que se trataba de los entrenadores, pero los entrenadores eran los mismos, tampoco había diferencias entre genero ni edad, tampoco sus familias de origen explicaban la diferencia, los barrios en los que vivían o sus entornos socio-económicos, ni tan siquiera el tiempo de entrenamiento ya que ambos grupos dedicaban las mismas horas... luego ¿cuál era la diferencia? ¿qué era lo que estaba permitiendo a un grupo competir a nivel olímpico y al otro no?

Es una pregunta muy interesante porque parece tentador atribuir el logro a una genética superior. Podríamos pensar que de alguna manera los miembros de un grupo disponían de cierta ventaja innata que explicaba la diferencia... pero eso no es cierto.

Lo puede ser a cierto nivel: un jugador de basket que tenga unas determinadas medidas físicas, y una determinada composición corporal estará en mejor disposición que una persona con un físico que no acompañe, pero estamos hablando de dos grupos de atletas muy parecidos, dos grupos que tienen físicos muy iguales, que entrenan con los mismos entrenadores, durante el mismo tiempo, y a pesar de ello, un grupo sobresale y consigue la excelencia y el otro no...

El estudio señala que la diferencia está en la actitud durante el entrenamiento. Las personas que logran sobresalir a estos niveles practican con la mente puesta en el propósito, no se limitan a cumplir determinadas ordenes, ni a seguir un plan de entrenamiento, sino que ponen la mente en lo que hacen de manera que todos los entrenamientos les mueven hacia adelante.

Es fácil comprender que no se trata de la cantidad de horas que uno haga algo. La gente que tiene carnet de conducir desde hace tiempo no puede competir a nivel profesional en una carrera... No se trata de estar 20 años conduciendo, eso no es suficiente por si mismo. En cambio una persona que haya dedicado menos tiempo pero cuya mente haya estado implicada en cada uno de los entrenamientos, un persona que haya adoptado una actitud de superación y progreso, desarrollará la competencia mucho antes y a un nivel superior.

Por este motivo es tan importante que, sea lo que sea que quieras aprender, cuando practiques pongas la mente y el corazón en lo que haces. Que sigas un programa de entrenamiento no es suficiente si no pones la intención en lo que haces. No es solamente que hagas tus sesiones, es necesario que cada una de ellas cuente, y eso depende de ti, de tu decisión.

Da igual si eres bailarín, si compites en MMA, si lo tuyo es el break dance, el trading, o la escalada, para alcanzar la excelencia tienes que practicar con intención.

Un saludo,
vC


18 comentarios:

Marc Montull dijo...

Hay personas que ayudan a que uno pueda crecer constantemente y Vicens es una de ellas.

Saludos

Gaston dijo...

Excelente post sobre la “intención” que es lo primero que se crea, antes que cualquier pensamiento…
Aquí pongo mi granito de arena, una charla famosa de Wayne Dyer llamada “El Poder de la Intención”. Espero les sea de utilidad…

http://www.megaupload.com/?d=VUYIJI8T

Un abrazo.

alberto dijo...

Así es. Yo hago aikido desde hace 15 años, y tengo compañeros que llevan unos acuantos años más, y entre los que llevan menos de 10 años los hay mejores y peores, pero cierto, no depende del tiempo que lleven. Depende de su disposición. Hay quien va a cumplir su "sesión" y ya. Y hay quienes, cuando algo no nos sale, le damos vueltas al movimiento en el espejo, y trabajamos en ello al salir de la clase. Como digo siempre, el éxito depende del esfuerzo, mas la inteligencia mas las cualidades físicas. Cuanto más desarrollamos éstas 3, más capacitados estamos para triunfar en lo que pretendamos.

Lorenzo dijo...

Muy muy buen post Vicens,muchas gracias!

Jorge Ortega dijo...

Hola! En mi opinión, alcanzar la excelencia en algo conlleva entrar en lo que el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi llama "Estado de Flujo".

Otro asunto importante consiste en el llamado "Efecto Sawyer" (en nombre al segundo capítulo de "Las aventuras de Tom Sawyer") donde muchos estudios han puesto de manifiesto que las gratificaciones extrínsecas (como el dinero) merman la motivación intrínseca...Es decir: El dinero convierte al juego en trabajo, y a la diversión y autonomía en obligación y control.

Yo me dedico a la educación canina, pero creo que este tipo de nuevos conceptos psicológicos pueden aplicarse en cualquier contexto relativo a la motivación.

Si me permitís, os dejo un enlace a un artículo que escribí sobre ello: http://bit.ly/n0En8Z

Un saludo!

Vicens Castellano dijo...

Gracias por vuestros comentarios, enlaces y aportaciones.
Muy buena la charla de Dyer, y muy bueno el artículo sobre Csíkszentmihályi y sobre el efecto "Sawyer".

gerant05 dijo...

Me ha encantado Vicens el artículo como lo planteas y lo desarrollas el mensaje, comparto completamente lo que dices, hay que entrenar pero de manera profunda, con dedicación y pasión. Al final como siempre decimos, la actitud y el compromiso, eso define a los grandes de los demás.
Un abrazo y gracias por tu transmitir sabiduría.

Cristinette dijo...

en Redes tratamos un programa sobre esto mismo. Entrevistamos a Ken Robinson, que hablaba del elemento. Todos tenemos que encontrar nuestro elemento, dedicarnos a él con pasión, echándole horas. Te dejo el video que hicimos sobre el talento y los ingredientes del talento.

Es apenas media hora y es muy interesante. A mí el tema me apasiona!

http://cristinasaez.wordpress.com/2011/03/29/todos-tenemos-talento/

Un saludo!

Vicens Castellano dijo...

Ken Robinson: "Cuando alguien dice que no es creativo es como cuando alguien dice que no sabe leer... Tú esperas que si no sabe leer sea porque nadie se lo ha enseñado... Pero que puede aprenderlo. Ser creativo es lo mismo, es un proceso que se aprende".
Genial!

stormvlad dijo...

Gracias Vicens por el artículo y gracias José Ortega por el descubrimiento de Mihaly Csikszentmihalyi ;-)

He visto que tiene una charla en TED

http://www.ted.com/talks/mihaly_csikszentmihalyi_on_flow.html

Maazia dijo...

excelente !!! la actitud hace la diferencia, a ponerlo en practica en todas las areas de nuestras vidas . Un abrazo .

Alex García dijo...

Felicitats Vicens!

Anaaritth dijo...

Me alegra mucho haber leido este comentario. Si, porque hace unos cuantos meses encontre a una amiga gracias al facebook con la que estudié hace cerca de 30 años, si son muchos y ahora me ha invitado a que me prepare para acceder a grado superior, yo tengo la fp1, y para acceder a grado superior tengo que hacer la prueba de acceso, si la supero tengo la opcion a estudiar asesoria de imagen, lo cual veo una puerta para acceder a mejorar mi situacion economica, siempre he dicho que no quiero el cuento de la lechera, pero mi amiga dice que lo conseguiremos de eso esta segura,yo despues de leer el comentario tambien lo estoy. gracias siempre aportas emociones positivas. gracias Vicens

Lluís dijo...

Un ejemplo puede estar en los jugadores del F.C.Barcelona, si estudiamos con detenimiento como lo hace Malcom Gladwell en su libro "fueras de serie" podemos ver que todos guardan una similitud con su fecha de nacimiento y sus características de juego.

Milagros dijo...

Quizás nos estamos olvidando de un ingrediente y es la pasión. Da igual si lo que nos apasiona sea tejer a ganchillo, andar en bicicleta o escribir. No creo que a ser creativo se aprenda, creo que se nace, lo mismo que el que nace con pasión. Para lograr la excelencia, sé que no estarán de acuerdo, se tienen que juntar una serie de factores, pero la pasión junto con la práctica son fundamentales. Un saludo, Milagros.

-->Kiks dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
-->Kiks dijo...

Yo no sé con que se nace, pero creo que con nada relativo a la capacidad de excelencia, ni a la pasión...

Y el papel del maestro en todo el asunto ¿?
Puede insuflar creatividad y pasión al alumno si es suficientemente influyente en sus motivaciones ¿?

Habíais oído alguna vez esta frase o parecida: " No importan los años de práctica sino encontrar al verdadero maestro"", La tengo escrita en un poster de cuando tenía 16 años, me he acordado ahora y he buscando la cita en internet, creí que era de Confucio, pero parece que no, sin embargo siempre le he dado un significado muy válido para mí.
Qué opináis ¿?

ameluz dijo...

Lo importante al final k es? El enfoque? Hacia donde o que enfocas....y eso a lo que enfoques es lo que conseguiras....creer es crear!.....mi humilde opinion. Un saludo a todos