miércoles, 5 de octubre de 2011

El momento adecuado

Creo que fue Fritz Perls, quien dijo que:

"Hay un momento para la flor, y un momento para el fruto"

Esta frase expresa una idea que para mi es muy importante: cada cosa en su momento. Y es que algunas veces nos dejamos arrastrar por las prisas de estos tiempos que vivimos, y olvidamos que todo tiene su ritmo.

Hoy comía con Arie Schippers, un escultor holandés que trabaja en Amsterdam, y hablábamos sobre la sociedad. Le preguntaba sobre su propio desarrollo como artista, si fue complicado decidirse por esta profesión, si tuvo el apoyo de su familia...

Me contó que necesitó algo más de treinta años para poder vivir de su arte... Que hasta los 50 años necesitó complementar sus ingresos como artista con ingresos como profesor.

Charlamos sobre las dificultades de salir del rebaño, en una sociedad que tiende a "normalizar" a las personas que desean ir por libre. Ya en primaria los profesores tienden a "corregir"a los alumnos que van a otro ritmo, que tienen otros sueños e intereses.

Ha sido una charla muy interesante, y en un momento dado, ha utilizado un ejemplo que puede ser de tu interés. Decía él que algunas veces está trabajando en una escultura y se queda en blanco, incapaz de avanzar. Algo en su interior le dice que espere, que no está listo para hacer nada más en ese momento, que lo más sensato es quedarse quieto, sin hacer nada, esperando. Comentaba Arie que se queda frente a su escultura, sin internet, sin el teléfono móvil, sin permitir ninguna interrupción... esperando. "Es como tensar una goma elástica"- decía -"Vas estirando, estirando, estirando... y parece que nada sucede, pero de repente sueltas y la goma sale volando. Lo que tienes que hacer durante ese tiempo en el que estiras es mantener tu visión fija en tu objetivo".

Me ha gustado la analogía.

Algunos momentos lo que hay que hacer es no hacer nada. La primavera llegará y con ella las flores.

vC

7 comentarios:

Milagros dijo...

Te diría más cosas pero sencillamente me encantó. Un abrazo, mili

gerant05 dijo...

Gran reflexión has sacado Vicens, de alguien que sabe muy bien que las prisas no conducen a nada.
La pasada semana escribías sobre la excelencia, la maestría, pues el de hoy va muy enlazado.
La cosas en la vida son un proceso y hay que dejarlo cumplir porque si te saltas alguna etapa, seguro que las cosas no saldrán bien.
Muy atinado el post para los tiempos que vive la sociedad actual.
Muchas gracias por compartir tu experiencia, un abrazo.

Laura dijo...

La colección de mascaras me ha gustado muchisimo, quantas mascaras nos ponemos a lo largo de nuestra existencia

pilar dijo...

Es curioso pero a mi personalmente esos momentos de inactividad me "agotan"... quizá porque lo natural sería fluir, prestar atención a los acontecimientos y aprender en lugar de ir en contra de ellos.

-->Kiks dijo...

Uoh!! Que buena!!
Y con el objetivo se refiere en su caso a acabar esa escultutra concreta u a un objetivo más a largo plazo ¿?

elena delucca dijo...

Así estoy yo en estos momentos...y la verdad, no me siento nada culpable ni preocupada...la onda que ha de llegar tiene que ser la re-ostia ;)

MAITE dijo...

Pues sí!!! esa es la mejor actitud. Quienes hemos vivido forzando, sin obtener resultados y hemos experimentado después que la quietud es muchas veces la solución... lo sabemos. Aunque... telita lo que cuesta darse cuenta...