miércoles, 12 de octubre de 2011

Una carrera de galgos

¿Has visto alguna vez una carrera de galgos? Cuando dan la salida los perros salen corriendo detrás del señuelo, se esfuerzan, lo dan todo... pero por más que corran no logran atrapar la falsa liebre. El sistema está diseñado para quedar fuera de su alcance, pero lo suficientemente cerca como para que parezca un objetivo alcanzable.

..........................................................................................................

Son muchas las personas que, de un modo u otro quieren introducir cambios en sus vidas: la forma como llevan sus relaciones con los demás, sus carreras profesionales, el manejo de su dinero, temas de salud o su aspecto físico, sus emociones, sus negocios, o temas más espirituales, de desarrollo, de crecimiento personal.

A su disposición hay un gran abanico de posibilidades, de técnicas y de herramientas que van desde los libros de autoayuda, hasta los retiros de fin de semana, pasando por todos los seminarios de desarrollo personal.

El problema es que al final los resultados no llegan, o no son consistentes, y la sensación de necesitar "algún cambio más", sigue presente en sus vidas. Por delante quedan muchas alternativas: otras terapias, otros grupos de apoyo, otros libros, revistas y seminarios... pero por más diligente que uno sea, por más que se esfuerce y dedique tiempo, por más que haga los ejercicios y las prácticas, la sensación de insatisfacción permanece. Es como si siguieran habiendo ciertos aspectos de sus vidas que necesitasen cambiar.

Algunas veces logran cierto éxito pero solamente de forma parcial, o a coste de generar un agravio en otra área, o de una forma tal que los cambios no son sostenibles en el tiempo.

¿Has visto alguna vez una carrera de galgos? No importa lo que corran los perros, ni lo que se esfuercen, ni que lo den todo, porque jamás lograrán su objetivo.

Hay mucha gente que quiere esos cambios en sus vidas, pero no los consiguen jamás. Por más que le dediquen tiempo, que hagan su parte, que inviertan dinero y se esfuercen, no lo lograrán nunca. Y por otro lado se parecen tanto a esos galgos persiguiendo el señuelo: necesitan esos cambios, los quieren, los desean, los anhelan... Sus vidas serían tan distintas...

Mientras siguen en esas carreras, se alejan de descubrir quiénes son realmente, porqué están aquí, cómo vivir una vida que realmente merezca la pena ser vivida...

Y atención porque los señuelos son muy bonitos y adoptan muchas formas distintas.

Por un lado están los que tiene que ver con nuestras carreras: con cambios en la empresa, nuevos cargos, nuevos jefes, nuevas responsabilidades. Luego tenemos los señuelos de nuestro aspecto físico y de nuestra imagen: perder peso, unos bíceps más grandes, una cintura más estrecha. También están los señuelos en los que nos relacionamos con los demás, con nuestras parejas, nuestras amistades, nuestra familia, las personas con las que interactuamos, los compañeros de trabajo. Luego están los que tienen que ver con el dinero: cómo ganar más, cómo tener una mejor jubilación, mayores ahorros, cómo proteger lo que tenemos... Y están también los señuelos espirituales: conseguir la iluminación, expandir nuestra conciencia y demás...

Así que hay mucha gente corriendo tras esos señuelos y algunos de ellos corriendo mucho, dedicándose a fondo, persiguiendo sus metas como si fueran verdaderos galgos, entregándose con cuerpo y alma... Como si creyeran que solamente con tener X serían felices.

Solamente con:
- un poco más de dinero...
- un coche más bonito...
- unos quilos de menos...
- una casa más grande...
- una persona que me quisiera como soy...
- un jefe más comprensivo...
- esos zapatos tan bonitos...
- hacer ese viaje...
- (pon aquí tu señuelo)

Con eso serían verdaderamente felices. Tan dichosos, tan realizados, tan completos... Con solamente conseguir eso que tanto desean... Claro que en el fondo saben que hay algo que falla en ese cuento... lo saben porque conocen muchos casos de gente que lo tiene todo: la mansión, el deportivo, la modelo, veinte años menos, un cuerpo perfecto, más dinero del que pueden gastar, unos hijos encantadores, un trabajo envidiable, fama, fortuna, reconocimiento... y a pesar de ello no son felices, sus vidas están destrozadas por las drogas, se quieren suicidar o se suicidan de hecho, no consiguen mantener una relación estable... Pero nosotros no, claro... a nosotros no nos pasaría lo mismo que a esas personas. Si nosotros tuviéramos lo que ellas tiene, seríamos felices. Los demás no lo son, pero nosotros sí, somos tan distintos, tan diferentes...

El problema está en que el galgo no puede alcanzar nunca el señuelo porque el juego está diseñado así. El juego en el que estás tú es igual que una carrera de galgos. No importa que en vez de una liebre mecánica tu persigas la iluminación, o tener una relación mejor con los demás, o lograr el éxito en los negocio... todo eso son señuelos que te mantienen enfocado en la dirección equivocada.

Ganar ese juego no consiste en correr más rápido, sino en dejar de participar. Solamente podrás salir vencedor cuando reconozcas lo que estás haciendo, y veas lo falso como falso.

vC


27 comentarios:

Lorenzo dijo...

Concepto revolucionario...lo cambia todo...si eres capaz de asumirlo!!!Ahora mismo no estoy totalmente seguro de haber aprendido en su totalidad el mensaje....pero me parece muy potente!!!
gracias

Vicens Castellano dijo...

Si hay algo que resuena es muy significativo... ya llegará su momento!
;-)
vC

MAITE dijo...

Vicens... hace mucho que no sabía de ti, ya echaba de menos tus constructivas reflexiones.
Creo que, justo ahora, está empezando mi momento de "dejar de participar". Mi agua embarrada se posa cada día e intento ver las situaciones con distancia, sin manipularlas ni influirlas... eso me da Paz, me deja vivir la vida como es. No encuentro mucha gente que llegue a esta conclusión y me alegra ver que otras personas la comparten. Te felicito por tu forma de pensar y de escribir lo que piensas. Es altamente grato haberte conocido.

Vicens Castellano dijo...

Gracias por tus palabras Maite.
Es bonito recordar que el momento más negro de la noches es justo antes del amanecer.
vC

carlos dijo...

EL PODER DEL AHORA

tolle-echkhart

CON ÉL, EL GALGO ALCANZA A LA LIEBRE FALSA.

Novatos Trading Club dijo...

¿Y cómo sé si mis objetivos son señuelos?

Desde luego, la inacción, el conformismo, tragar con el standard, etc no son para mi.

¿Puede un galgo ser consciente de que la liebre no es una libre y abandonar la carrera?

¿Puedo yo ser consciente de dónde hay señuelo y dónde no?

Si quisiera ayudar al galgo a ahorrar esfuerzos inútiles, le diría: Domina tu instinto de correr tras cualquier cosa en movimiento y fíjate en los detalles ¿No ves que no es una liebre?

El perro no es miope, así que supongo que, si se fija, verá que no es una liebre, pero la adrenalina le puede y sale escopetado. Me gustaría saber qué pasa si dejas que el galgo alcance el señuelo una y otra vez ¿Correrá la próxima carrera?

Si un galgo corre por instinto ¿qué instinto me lleva a mi a querer un deportivo?

¿En qué detalles me puedo fijar yo para distinguir liebres de señuelos?

Al fin y al cabo, si el señuelo fuera liebre, la carrera del galgo estaría justificada ¿Qué instinto me mueve a mi? ¿Por qué un deportivo es un señuelo?

Y, sobre todo ¿Por qué cuando Vicens pregunta yo tengo para pensar durante años?

¿Alguno puede ayudarme a seguir pensando?

gerant05 dijo...

Me parece un post fantástico!!!, lo comparto totalmente y lo veo todos los días, cuánto tiempo, energía y dinero se pierde persiguiendo señuelos, porque si los alcanzan al final dirán "para qué".
Me ha gustado mucho, el mensaje es muy profundo, ojalá llegue.
Un fuerte abrazo.
Germán.

Jose Vicente dijo...

La felicidad está en simplemente sentirte bien contigo mismo siempre, tengas o no tengas, seas o no seas.

No confundir con el conformismo. Puedes hacer mil cosas o puedes no hacer nada pero siempre hay que sentirse feliz en cada instante. Porque la felicidad no está fuera de una mismo, está dentro.

Yo me siento bien haciendo cosas pero si no pudiera tb debería de sentirme bien. Me siento bien cuando obtengo resultados, pero tb cuando no los obtengo.

Es aprender a sentirse bien con uno mismo.


¿Es ese el secreto?

Daniel Garcia Carrascal dijo...

Que bajón!!!, ahora me cuestiono todas las cosas que quiero conseguir serán sueños inútiles, señuelos que no me proporcionaran la felicidad que espero de ellos e incluso nunca pueda alcanzar, Vicens, ¿Como distinguir estos señuelos? no hay cosa que mas odie en la vida que perder el tiempo en cosas que no me aportan nada. Recientemente me hice miembro de Traders international y me he comprometido conmigo mismo a dar mi tiempo, pasión y energía por obtener la consistencia como trader... espero que esto no sea un señuelo que no me lleve a ningún sitio.

Gracias.

elena delucca dijo...

Te sigo desde hace tiempo, Vicens...y debo decirte que siento en ti un cambio interno expectacular. No es que quiera hurgar en tu intimidad ni mucho menos, es simplemente una mirada curiosa y suave que se sorprende al leerte...Sigue así porque da gusto leerte.

maite martin dijo...

hola Vicens, soy una seguidora tuya, veo que el libro que estás leyendo tiene que ver con el mindfulness.
este verano he asistido a un taller en el que hemos trabajado muy a fondo el mindfulness. Está siendo muy importante para mi.
Nuevamente te felicito por tu blog, y de doy lasgracias por toda tu labor.
te envio la dirección por si te puede interesar, o le puede servir a alguna persona de ayuda, yo vuelvo a repetirlo en Pamplona.
un abrazo.

http://www.enriquemartinezlozano.com/

Giulia Fernandez Avagliano dijo...

Aquí me tenéis almorzando en el despacho y hablando sola en voz alta con el post de Vicens: "¿ves?; ¡exacto!; ya te lo decía yo...".

Así que Novatos Trading Club, ¿por qué no fundamos la "Asociación de los que piensan durante años cuando Vicens pregunta"?

Y Elena Delucca, yo también lo he notado y lo fascinante es cómo aborda Vicens temas profundamente espirituales con ese estilo y soltura, sin ninguna vehemencia ni dogmatismos; fantástico.

Anaaritth dijo...

Hace tiempo que acepté(cosas)que nunca tendria, en resumidas cuentas un nivel alto de vida. Se que tengo que aceptar y vivir con lo que tengo, pero creo que tengo que dar un paso hacia adelante y creo que todavia no me ha llegado el momento, pero estoy alerta por que en cualquier momento puede estar ahi la oportunidad para salir de la oscuridad y ver un poco la luz. He aprendido que yo debo dar los pasos de uno en uno, pero sin dejar de andar. :)

Alex dijo...

Bufff...Que identificado me siento y que poco me gusta...:(

Alvaro Muñoz Roldán dijo...

Vicens, impresionante la entrada pero te ha faltado decir que es lo verdadero...

Vicens Castellano dijo...

Me alegra saber que os han gustado estas palabras... Deseo que algunos tengáis el coraje de emprender la acción.
vC

pilar dijo...

Bueno... así nos han educado y entrenado. Eso nos hace hasta cierto punto predecibles y manipulables.
Solo el hecho de parar y reflexionar no nos pondría en control de nuestras vidas. Sería necesario "saber" quienes somos, qué realmente llena nuestras vidas y cómo queremos vivirlas para poder empezar a actuar, corriendo (nunca sabemos de cuánto tiempo disponemos) en la dirección adecuada.
Todo esto que planteas de manera fácil para mi no lo es porque ese "saber" depende de muchos factores y a veces de personas tan ciegas como uno mismo.

Estanislao Diego Suarez dijo...

Vicens no transmite en este artículo "una carrera de galgos", la percepción real de la sociedad actual, la cual, corre detrás de muchos objetivos o señuelos, pero desgraciadamente sin un plan de abordo, sin una brújula.
Nos transmite algo muy importante, hay que tener objetivos, hay que tener ilusión, igual que una carrera de galgos, pero con un fín y sobre todo valorar realmente lo que tienes en este momento, en el aquí y ahora.
Voy a poner un ejemplo, cuando viajas y vas por países menos desarrollados, como Jamaica, Sudafrica, Namibia etc, observas una cosa muy curiosas los niños son felices, con lo poco que tienen, en cambio, aquí en España un niño o una niña no son felices si no tienen un play, o un nitendo.
Gracias. Vicens.
EStanislao Diego Suárez.

Gonzalo GJ dijo...

Pues yo creo que este post tiene demasiado de pesimismo y de desengaño y que,igual no lo he entendido bien, pero no supone un estímulo en absoluto a todos los que intentamos cada día no solamente alcanzar nuestra liebre, sino escaparnos de nuestra línea de salida y alcanzar nuestra meta. Es que acaso pretendes que no lo intentemos? qué liebre es mejor, la que no corre y no lo intenta o la que lucha por conseguirlo? Precisamente tú eres siempre de los que hablas de huir de la carrera de la rata, entonces, si no hacemos nada, qué sentido tiene? más vale intentarlo, con fundamento y tras pensarlo, pero intentarlo y perseguir un sueño, llámalo liebre, señuelo o deseos de mejorar, pero de momento, creo que es mejor correr a por ello. Ya habrá tiempo de pararse...

José dijo...

A riesgo de diluir el áura zen del artículo, e intentado responder a algunas de las personas que no saben si lo que persiguen es un señuelo o no, permitidme que aporte un par de cosas...

Todos somos estúpidos, y lo somos por dos motivos:

Por un lado tenemos un comportamiento sicológico que se llama adaptación hedónica (buscad Hedonic_treadmill en wikipedia), que es la capacidad del ser humano para adaptarse a cualquier cambio que se produzca en su vida. Esto es lo que por un lado nos permite seguir adelante tras la pérdida de un ser querido, pero por otro lado es lo que hace que sigamos siendo igual de felices o infelices después de comprar nuestra casa, nuestro deportivo y de conseguir el aumento de sueldo que queríamos.

Por otro lado tenemos la inmensa capacidad de autoengañarnos, de olvidar que a pesar de haber conseguido una vez tras otra llegar al señuelo, no somos más felices por ello.

Así que a todos los que no sabéis distinguir entre lo que es un señuelo o lo que no lo es en su vida: normalmente cualquier posesión o estado que queráis alcanzar es un señuelo. Y lo es por el simple hecho de que una vez que lo hayáis conseguido o alcanzado os acostumbraréis a él, y volveréis a ser tan felices o infelices como antes de tenerlo.

¿Qué no es un señuelo? Cualquier actividad con la que disfrutéis, y que hagáis con pasión: ayudar a los demás, compartir tiempo con vuestra familia, practicar un deporte que os gusta, trabajar en aquello que os apasiona, incluso correr detrás de un señuelo, si correr os llena...

En resumen, recordad que estáis viviendo, y que no importa donde lleguéis, porque todos llegaremos al mismo sitio, sino cómo lleguéis. Ahí radica la verdadera felicidad.

Y perdóname Vicens, si mis palabras no son acertadas respecto al sentido de tu artículo.

Carlos dijo...

Creo que es bueno tener sueños y seguirlos.
Pero creo no debemos amargarnos cada día por no haberlos conseguido. Debemos felicitarnos por lo conseguido y por seguir con ánimos de continuar luchando.

No se si hay una meta, pero si sé que hay un día a día que hay que disfruta.

Felipe Lou dijo...

Buen post y muy bien transmitidas las ideas Vicens. Me ha hecho pensar, te lo agradezco : )

Santi dijo...

Me recordó a la famosa carrera de ratas de Robert Kiyosaki.
O como decía el maestro Bruce lee:

Vacía tu mente,
Libérate de las formas,
como el agua,
pon agua en una botella y será la botella,
ponla en una tetera y será la tetera,
el agua puede fluir…
…o puede golpear.
Se agua, amigo.

Esa capacidad de adaptación es la que nos hace sobrevivir. El problema es que no todos queremos, o sabemos adaptarnos a los constantes cambios de la sociedad o mejor dicho de la vida.

Sabias palabras Vicens, felicitaciones por este espacio de ayuda y sabiduría.

saludos

RcB dijo...

Vicens has conseguido dar el salto cuántico? te agradezco la reflexión un saludo

Ely dijo...

"El que lee, es superior al que no lee, el que entiende lo que lee, es superior al que lee y el que practica lo que lee es superior al que entiende lo que lee"
Pienso que por mucho que se lea o se reflexione sobre algun tema no servira de nada si no se practica en la vida. Si no solo será consumiso de conceptos, relacciones, espiritualidad o fines de semana; pero CONSUMISMO solo eso.
Si se hace algo distinto a lo que se venia haciendo, el cambio es seguro.

Novatos Trading Club dijo...

Jose, me gustan tus palabras. Y me sirven.

Tomo nota.

Manel dijo...

Aqui un video escenificando de manera graciosa la "carrera de la rata" de Kiyosaki.

Bob-film

Lo bueno es tener esa misma sensación del final del video en algun momento de tu vida y darte cuenta que estás o has estado en la rueda... como dice Vicens "ver lo falso como falso".