miércoles, 24 de septiembre de 2008

Consejos o conocimieto


Las dos opciones son buenas para invertir, pero producen distintos resultados.

Al hablar de inversión y de la necesidad de tener dinero trabajando para uno, muchas personas, que entienden el concepto hacen la siguiente petición: "¿Dónde me dan esas rentabilidades?"... Cómo si el hecho de no haber invertido hasta ese momento fuese debido a que no saben dónde tienen que poner en dinero.

No es tan sencillo.

Creo que la pregunta está mal formulada en la base. Parece que presupone que alguien, o alguna entidad, te van a "dar" cierta rentabilidad. Más bien creo que eres tú quien tienes que ir ahí a fuera a encontrarla.

Si fuese tan fácil todo el mundo tendría dinero rentando por encima del 15%... y no es así, ni de lejos. Luego quizás no es que no sepan "dónde dan"... es que no saben "cómo conseguirlo".

A mi me gustaría mucho más la pregunta: "Sí, entiendo lo de tener dinero trabajando para mi... pero ¿cómo lo consigo?". Esa pregunta es mucho más buena, te orienta a la acción, no a la pasividad de poner el dinero en algún lugar mágico y conseguir un premio. No se trata de eso, sino más bien de saber cómo hay que hacerlo.

Claro, quizás es mucho pedir que alguien que no ha pensado en que puede aprovechar sus ahorros para obtener plusvalías, imagine que existe un camino hacia una buena rentabilidad.

El camino existe y está al alcance de cualquiera con dos dedos de frente. Pero eso no implica que todas las personas vayan a conseguirlo. ¿Paradógico? No, más bien humano. Saber cómo conseguir una rentabilidad superior a la que te dan por depositar el dinero de forma pasiva, requiere invertir primero en conocimiento y hacer los deberes. Sí, el resultado es tremendamente mejor en ese caso... pero algunas personas quieren el premio sin comprar el boleto.

"A mi dime dónde lo pongo y ya está, ¿para qué andar mareando la perdiz?". Lamentablemente las cosas no funcionan así. No al menos en el mundo de las finanzas.

Por el contrario uno debe estudiar y aprender, y claro, eso de esforzarse no va con todos.

"Pero si tú lo sabes, ¿pq no me dices qué valores comprar?" Sí, parece una buena opción, pero no lo es. Lo parece pq, si alguien te dice qué comprar, tú puedes limitarte a hacer lo que te sugieren, sin pensar, zassss, actúo y obtengo el premio,.. pero resulta que si no asumo la responsabilidad de mis resultados y la pongo en manos de terceros, no se si la recomendación me favorece a mi o al otro.

"Ya bueno, eso puede pasar si voy a una entidad financiera, pq podrían ofrecerme una de sus opciones y quizás ellos no tengan lo que es mejor para mi, sino lo que es mejor para ellos. Pero si se lo pido a alguien que no tenga intereses en la inversión,... entonces me podría dar una buena sugerencia, ¿no?" Pues no, no pq quizás alguien te podría decir qué tienes que comprar ahora, y las condiciones podrían cambiar en media hora, y luego tendría que volver a decirte qué hacer en ese caso.

Si haces lo que te dicen te vuelves dependiente. Necesitas que otros te vayan dirigiendo. Si pierdes esa dirección estás perdido.

Personalmente creo que es preferible aprender a pescar que estar pidiendo limosna constantemente.

"Ya bueno, pero ¿qué tal si me das un consejo ahora para que pueda hacer un pelotazo, y luego ya aprendo a invertir?" Pues va a ser que no otra vez. Invertir implica riesgo, y si alguien te da un consejo parece que asume ese riesgo por ti. La mejor opción de inversión para ti depende de ti, de quien eres, de tu experiencia, de tus contactos, del capital inicial de que dispongas, de tus preferencias, de tus objetivos, de tu emocionalidad,... hay tantos factores implicados que pretender que otra persona tome la mejor decisión por ti, es infantil e irresponsable.

No hay merienda gratis. Si quieres obtener una buena rentabilidad por tus ahorros no seas niño y asume que tienes que recorrer el camino. Los pasos a seguir están ahí, otros los han dado antes que tú y te los pueden mostrar, pero lo menos que tienes que hacer es estar dispuesto a andarlos.

5 comentarios:

Óscar Rodríguez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Libre33 dijo...

Es curioso como van cambiando las ideas y las metas.
Yo antes era en parte como lo que reflejas en este post.
Quería soluciones rápidas para aprovechar mi dinero,me dejaba guiar por los "consejos" de los demás.
Ahora me doy cuenta de mi equivocación pero tb de que lo puedo lograr(cosa que antes no me importaba,si la inversión salía mal siempre tenía a quien echarle la culpa),que la responsabilidad es mía y que tengo que formarme para conseguirlo.

Gracías por abrirme los ojos y verlo desde otro punto de vista.
El camino es largo, veremos hasta donde llego.

Saludos.

vero fénix dijo...

tiene razón libre, el problema es que hay muchísima gente así, pero también es culpa de la educación, pues no nos enseñan lo que realmente nos hace falta, sino que tenemos que ponernos nosotros mismos a formarnos, cómo estamos haciendo ahora, porque no nos han dado ninguna base anteriormente.

Por eso somos tan quejicas, llorones, y brutos en españa. Aunque en su mayor parte, porque hay gente que ha recibido educación y sigue siendo una palurda, total...

la personalidad también influye XD.

Los débiles mueren, y es verdad, porque débil significa dejarse llevar sin hacer nada para cambiar a mejor, aunque conozcas el camino, por miedo, o por vaguería, que somos mas vagos... la ostia!!! que vamos que somos!!!

Libre33 dijo...

CHAPO VERO,LO HAS CLAVAO.
Mejor no se puede decir.

Mikel dijo...

@Vero, totalmente de acuerdo contigo, aunque me gustaría puntualizar una cosa. El problema de la educación no es exclusivo de España, más bien es algo global.

Las mismas caréncias de educación financiera las podemos encontrar aquí, en Francia como en EEUU.

Eso si, acceso a la formación no significa saber aprovecharla! .

Saludos!