domingo, 19 de abril de 2009

@Pasos para poder aprender a rentabilizar los ahorros

Hola Vicens :

Tuve ocasión de cruzar 4 palabras contigo el viernes en un restaurante del Born. Me hizo ilusión porqué desde el programa de Cuatro he aplicado algunos de tus consejos y la cosa funciona. Ahora quiero ir más allá...

El motivo del email es bien sencillo: te pido que en un post en el Blog en el que marques las pautas (los pasos ordenadamente) para poder aprender a rentabilizar los ahorros.

Me explico: Frecuentemente hablas de tipos de inversiones, de oportunidades, de formación y de estudiar para saber dónde y con quién nos la estamos jugando, pero la percepción que me queda a mi es que no se por donde comenzar a formarme.

Lo que quiero decir es que, bajo mi prisma sería de gran ayuda poder tener un orden lógico para poder ir formándome y avanzar para adquirir conocimientos para, como tú dices, "hacer que tu dinero trabaje para ti". Es decir, no pido la info en sí, sino que pido una pauta, un guión claro para después yo, buscarme la vida y hacer los deberes...


Gracias de nuevo y felicitarte por tu trabajo. He de reconocer que tienes unas capacidades brutales de comunicador, y que en el programa al final no haces ni más ni menos que de coach, preguntando y provocando que ellos mismos abran los ojos y vean que están haciendo mal para poder salir del pozo ("...Por qué si nos va mal una manera de hacer, seguimos actuando igual una y otra vez?"...).

F.

--------------------------------------------------------------------------

Estimado F, a mi tb me hizo gracia que nos saludásemos ese día y me alegra saber que estás aplicando las ideas del programa con buenos resultados.

¿Qué pasos tienes que seguir para aprender a invertir?

1. Decidir qué familia de inversión se ajusta más a tus inquietudes.
2. Leer todo lo que puedas sobre esa familia de inversión para hacerte una visión de conjunto.
3. Elegir una ruta y centrarte en adquirir conocimiento especializado en ella.
4. Elaborar un sistema de inversión y ponerlo a prueba.
5. Evaluar los resultados de tu sistema.
6. Perfeccionar el sistema o cambiarlo hasta dar con uno que funcione.

Al final no hay una sola forma de invertir, ni tan siquiera existe una fórmula que sea adecuada para todos los inversores. Cada persona debe encontrar su propio estilo.

Yo no puedo saber qué objetivos tienes tú, ni otra persona, al invertir. Se podría tratar de rentabilizar unos ahorros para superar la inflación, o de conseguir un 20% de interés compuesto todos los años, o se podría tratar de ganar el primer millón de euros... Todos pueden ser válidos y cada uno de ellos requiere una aproximación diferente.

Tampoco puedo conocer tu personalidad, tu aversión al riesgo, tus emociones, tus anhelos, tus ambiciones, tus obligaciones... en función de quién tú eres te servirá un plan u otro.

Pero en cualquier caso, hay una forma de invertir que se ajusta a tus inquietudes y a tus necesidades. Tu objetivo es encontrarla.

Para ello puedes seguir estos pasos:

1. Decidir qué familia de inversión se ajusta más a tus inquietudes. Ya sabes que puedes elegir básicamente entre activos financieros, bienes inmuebles, empresas e ideas. Cualquiera de estas familias tiene el potencial de colmar tus necesidades, así que deberás hacer una primera elección de forma intuitiva, es decir, elige la que te dicte el corazón.

2. Leer todo lo que puedas sobre esa familia de inversión para hacerte una visión de conjunto. Cada familia tiene unas reglas, unas posibilidades, un "terreno" distinto,... y es conveniente que conozcas de forma general sus características. Se trata de que tengas una visión global para poder trazar luego la ruta más conveniente. Esta información la puedes sacar de internet, de libros, de revistas, o hablando con personas que tengan experiencia.

3. Elegir una ruta y centrarte en adquirir conocimiento especializado en ella. Cuando hayas configurado una visión del terreno en el que vas a moverte verás que te ofrece infinitas combinaciones para avanzar hasta donde quieres. Se trata de que decidas qué ruta vas a hacer. Es básico que tenga el potencial de llevarte donde deseas pq sino lo tiene no llegarás nunca. Es igualmente importante que sientas que te lo pasarás bien adentrándote en ella pq posiblemente su dominio requiera una inversión importante en tiempo y energía. Con la ruta diseñada lo que vas a hacer es adquirir conocimiento especializado. Descarta todo lo que esté fuera de tu ruta para no distraerte y utiliza el poder del esfuerzo concentrado. Preferentemente aprender de alguien que ya haya cruzado por la misma ruta que tú y que esté dispuesto a enseñarte los recovecos y los atajos; una segunda opción es la lectura especializada, y una tercera la formación.

4. Elaborar un sistema de inversión y ponerlo a prueba. Con este conocimiento estarás en condiciones de trazar hipótesis. Se trata de que propongas un medio capaz de llevarte a tu fin. Este medio debería de contemplar todas las variables complementarias para su implementación. Por ejemplo qué emocionalidad necesitas, y qué gestión del dinero va aparejada a él. Una vez tengas el sistema diseñado entiende que se trata solamente de una hipótesis que deberás validar. Una buena manera de hacerlo es intentando negarla, es decir, busca la manera de que lo que has diseñado como sistema no funcione. No deberías de poder hacerlo. Si lo puedes hacer es que no te vale ese sistema y deberás proponer otro. Si no puedes negarla simula para ver qué tal se ajusta a la realidad.

5. Evaluar los resultados de tu sistema. Analiza de forma disciplinada los resultados que obtienes de aplicar tu sistema. Si tienen el potencial de irte llevando a tu objetivo persiste en su aplicación y si ves que no cumple con tus expectativas introduce ligeros cambios. Se terriblemente sistemático en el análisis de tus resultados para poder identificar posibles errores de método, y asegúrate de introducir cambios de forma gradual. Si mueves demasiadas variables de golpe no sabrás a qué se deben los nuevos resultados.

6. Perfeccionar el sistema o cambiarlo hasta dar con uno que funcione. Se constante tanto en la ejecución del sistema, como en el análisis de los resultados, y asegúrate de ir perfeccionando el método hasta que tengas el vehículo que te puede llevar a tu objetivo.

Estos pasos te los doy de forma genérica pq, aunque me pides una progresión, es importante entender que al final tú eres la pieza más importante del puzzle.

Para poner un ejemplo práctico de lo que te estoy sugiriendo imagina que quieres conseguir rentabilidades del 10% sobre tus ahorros cada semana.

1. Decidir qué familia de inversión se ajusta más a tus inquietudes. Lo que más te tira es el tema de los activos financieros. Has tenido algunas experiencias en el tema de la bolsa y algo te dice que puede ser divertido intentarlo por ahí, así que eliges adentrarte en este tipo de inversiones en particular.

2. Leer todo lo que puedas sobre esa familia de inversión para hacerte una visión de conjunto. Adquieres varios libros sobre el tema y descubres que aparte de las acciones hay tb algo llamado futuros,... y que parece que tienen un potencial enorme tanto para hacerte ganar dinero, como para hacértelo perder. Te van los retos así que decides que vas a aprender sobre futuros... Sigues profundizando en el tema y descubres qué son, como funcionan, qué significa que estén apalancados, las herramientas de gestión del riesgo y algunas otras peculiaridades.

3. Elegir una ruta y centrarte en adquirir conocimiento especializado en ella. Decides concentrar tus esfuerzos en especular sobre en mini-SP500, un contrato electrónico del mercado Globex que cotiza en el CME y que requiere un margin de unos $1.000 como garantía para operar. Aprendes cómo abrir una cuenta con un broker, qué cantidad de dinero necesitas para gestionar el riesgo adecuadamente, qué es un stop loss, qué es una linea de soporte, cómo identificar una fase de acumulación y de distribución,...

4. Elaborar un sistema de inversión y ponerlo a prueba. Después de empollar sobre futuros eliges un sistema de especulación,... hay muchos y has leído sobre ellos, tb sabes lo importante que es la gestión de tus emociones y el money management. Te centras en un sistema simple que te indica: cuando comprar, cuando vender, qué cantidad invertir, qué riesgo asumir, qué hacer si el mercado entra en una fase lateral, qué hacer para incrementar tus posiciones en una operación positiva, cómo salir de la operación, como aumentar el número de contratos, cómo retirar beneficios sin aumentar tu riesgo,... Además decides que vas a hacer las pruebas en un simulador para y que dejarás tu capital a buen recaudo hasta que no te hayas demostrado a ti mismo que eres capaz de ganar durante 20 días consecutivos un mínimo de tres puntos diarios.

5. Evaluar los resultados de tu sistema. Haces una fotografía de cada operación que has tomado y estudias qué tal firme has sido en la aplicación de tu sistema. Te aseguras de ser lo suficientemente disciplinado para tomar TODAS las señales que aparecen y para no elegir de forma aleatoria. Durante las primeras semanas los resultados no te acompañan, y al hacer el análisis te das cuentas de una cosa muy importante: el sistema si que funcionaría si tomaras todas sus señales, pero te estás traicionando a ti mismo pq cuando tomas una señal que resulta ser perdedora dejas que las emociones tomen el control y temes tomar las siguientes señales, de manera que tus resultados no son consistentes.

6. Perfeccionar el sistema o cambiarlo hasta dar con uno que funcione. El sistema funciona pero no lo estás aplicando de la forma correcta. Trabajas en disciplinar tu cabeza para que actúe a favor de tu mejor interés y finalmente, después de varios meses de ir aprendiendo a decidir mejor entras en la senda que te llevará a tu objetivo.

Si en vez de activos financieros te decantaras por montar una empresa, el sistema sería muy parecido, la estructura que está detrás es la que tiene valor. No el conjunto específico de pasos, sino el orden de los mismos. Si eligieras por comercializar ideas o por invertir en bienes inmuebles, lo mismo. Si en vez de futuros prefirieras acciones, igual,... Creo que te puedes hacer una idea del mensaje.

Un fuerte abrazo,

vC

8 comentarios:

Borja Veganzones Cañizares dijo...

Muchas gracias por el post Vicens. Esto confirma que estoy dando los pasos correctos.Lo que me motiva más aún.

Justamente soy el ejemplo que mencionas, exactamente el mismo caso, y estoy en punto 3.

Gracias de nuevo.

Malkovis dijo...

¡Buenísimo el post!

Yo me encuentro en el punto 3 también, pero ya le estoy tentando al 4, y la verdad, de momento me lo estoy pasando muy bien, porque como fallo bastante, tengo que andar pensando el porqué, cosa que me mantiene despierto y alerta.

De todas formas, por lo que a mí respecta, me da la impresión de que aunque avance a los demás puntos, el punto 3 va a ir siempre conmigo de la mano, nunca se termina de aprender, y eso es lo que mas me gusta.

Un abrazo.

David de la O dijo...

... claro y conciso: GENIAL !!!

Parece mentira pero algo a priori tan sencillo es dificil de encontrar.

... Gracias Vicens.

Un abrazo.

Ivan dijo...

Si.A mi también me parece genial,fantástico.El problema viene en el punto 4.-"3 puntos durante 20 dias seguidos".Ayy que mala espina me da eso!,pero no hay que preocuparse,la solución en el punto 5."Domina tus impulsos y emociones".
¿Hay alguien que opere en real que pueda probar estos resultados?.¿Por qué cuando se pierde el maestro de turno busca la coartada psicológica para validar su sistema?.

Oscar dijo...

Hola Vicens, decirle que quisiera hacerle un crítica constructiva. Leo el blog asiduamente y aunque todos los comentarios son bastante didácticos y a la vez muy optimistas, quisiera decirle que todavía es hora que le vea dar una recomendación real, es decir que de vez en cuando te mojes un poquito, mas que nada porque quisiera saber si eres de los que se le da mejor vender mapas y palas o si en verdad eres tan bueno como dices.
Este es mi blog, http://www.sintrampanicarton.es y en el hago un seguimiento diario de mi cartera,y de la situación actual del mercado algo que de vez en cuando me gustaría ver aquí.

P.D: Y por favor Vicens no me salgas por la tangente, prefiero antes que me ignores.

Saludos.

Oscar dijo...

Pues veo que prefieres ignorarme. Igualmente te deseo mucha suerte, aunque sinceramente creo que no la necesitas.

Saludos.

Carlos dijo...

Hola,
Lo primero decir que te leo porque lo que dices suele ser muy interesante. Respecto a este post en concreto, creo que está bien explicado aunque en mi opinión, no creo que haya que elegir una familia de inversión sino que se debe diversificar y también cambiar de una a otra dependiendo de la situación económica en cada momento.
En mi blog podéis aprender a ahorrar y muchas más cosas.
micerdito.blogspot.com

X dijo...

Yo me apunto a lo del 10% compuesto cada semana. Calculen, a partir de 100€ tenemos 14.000€ al final del año. Si empezamos con 1000€, 140.000€!