sábado, 5 de diciembre de 2009

Indefensión aprendida

Este viernes se estrenó la nueva temporada de Ajuste de cuentas con un caso representativo del de muchas otras familias de este país: haber estado haciendo las cosas bien,... perder el trabajo, no ser capaz de conseguir otro y entrar en la desesperante situación de ver como los ahorros van terminándose y la solución no aparece.

En muchas ocasiones he trabajado con familias que se encontraban en dificultades financieras por haber tomado muy malas decisiones: deudas injustificables, dejadez, malas inversiones. En muchos casos estas decisiones se debían a la falta de educación financiera básica... pero en esta ocasión presentaba el trabajo realizado con una familia que había estado actuando bien: había ahorrado, no había contraído deudas exageradas o inapropiadas,... y a pesar de ello, la pérdida del trabajo del cabeza de familia les había sumido en una espiral de desesperación.

Seis meses sin encontrar trabajo pueden volver loco al más pintado... y con esta familia vi claramente que lo que estaba pasando es que la falta de resultados les había hecho dimitir. Esta pauta suele repetirse muchas veces: hago algo con la intención de obtener cierto resultado... el resultado no llega y me frustro tanto que dejo de hacer lo que debía. Al dejar de actuar el resultado deja de ser posible para mi.

Una persona pierde el trabajo y se empeña en buscarlo (sin hablar de las familias en las que la pérdida de trabajo va de la mano de columpiarse con el subsidio de desempleo "Tengo medio año de paro... así que ya me podré a buscar algo más adelante. Ahora deja que me lo tome con la calma"), depués de haber hecho lo que le parece más evidente y haber hablado con las personas que presumiblemente podían contratarlo, intenta otras opciones como enviar CV o ir a algunas empresas de trabajo temporal... Si el resultado sigue siendo insatisfactorio es frecuente que la persona deje de seguir intentándolo. Al fin y al cabo ¿para qué seguir si lo que uno hace no funciona?. Indefensión aprendida.

Mi opinión es que cuando algo no funciona se debe cambiar. Pero antes tenemos que estar seguros de que disponemos de un mecanismo que nos permita cuantificar lo que estamos haciendo, medirlo, conocer verdaderamente el resultado. Si no se cuales son las consecuencias de lo que estoy haciéndo, sino conozco los resultados, difícilmente voy a saber si me está acercando o no a mi meta.

En el caso de esta familia lo que pasaba era que la frustración inicial de no encontrar trabajo había disminuido el empeño y la claridad necesarios para seguir persistiendo. Como consecuencia de la desesperación y del miedo, surgían patrones de relación perniciosos: agresividad y muestras de desprecio entre los miembros de la familia.

Verter la propia frustración contra la familia, los que están más a mano, es un elemento que agrava el problema. Por otro lado, con esta conducta, se corta el lazo afectivo que permitiría apoyarse en los demás y mitigar la propia frustración a través de la comprensión y el afecto.

Además, tanto la mujer como la hija, no estaban aportando ingresos a la economía, poniéndo más presión al marido que sentía como su incapacidad de conseguir trabajo ponía en duda su valía como proveedor de recursos.

Obviamente lo que aparece en el programa no es más que la punta del iceberg de lo que sucedía. Las relaciones humanas suelen ser muy complejas y siempre me encuentro con un nivel de maraña complicada de trasladar a la pantalla en su plenitud.

Me alegró mucho que la familia recuperase la claridad necesaria para persistir en la dirección adecuada y que finalmente los resultados llegasen.

Una muy buena parte del trabajo realizado con esta familia se debió al buen hacer de Jorge Robredo, psicólogo clínico que les ayudó a reprogramar algunos viejos recuerdos y les recapacitó para actuar a favor de su mejor interés. El trabajo de Jorge fué excelente y no quedó recogido adecuadamente en el programa (disponemos de 50' para contar una historia sobre la que tenemos unas 50 horas de grabación). Desde aquí quiero agradecerle su excelente aportación.

12 comentarios:

Javi dijo...

Enhorabuena por tu primer programa,ha sido un caso muy representativo de multiples familias españolas,conociendo el camino adecuado consiguieron en 21 dias lo que no habian conseguido en 6 meses. Te felicito especialmente por el ejercicio de mentalizacion de la hija,creo que es un caso muy extrapolable. Seguro que muchos españoles se han visto reflejados y han sacado algo positivo

Suso Sanpe dijo...

Muy bueno el capitulo.
Se aprecio perfectamente que solo se contaba muy poco.
Aparte de la fustración de no encontrar trabajo me quede con 2 cosas a destacar. El cambio de mentalidad de la hija que se dio cuenta que si no cambia iba a estar así toda la vida. Y la explicación de intereses generados por tener el dinero en el banco y intereses de pedir dinero (aunque sobre esto el padre de familia dijo algo similar que si el trabajara todo eso le daba igual, que pena).
Felicidades Vicens espero que esta temporada nos sigas sorprendiendo.

Fran dijo...

Hola a tod@s.Hola Vicens.

Me gustó mucho el capítulo del Viernes.

Aprovecho el blog para decíros que si necesitais financiación,teneis un proyecto empresarial y quereis a un socio inversor,ó conoceis a alguien en esa situación,dispongo de un capital no muy elevado,podemos hablar.

Javier dijo...

Enhorabuena por el primer programa, se echaba de menos...El caso de este Viernes creo que es muy representativo en muchas familias de hoy en día en españa, donde todos sus miembros están en paro. Increible la actitud de la hija que justificaba no buscar trabajo porque no tenía estudios...

Muy buen programa.
Un saludo.

Noemi dijo...

Soy Raúl, el programa, me encanto, me emociono, me vi reflejado en partes de mi vida con la familia, y me hizo reflexionar sobre mi mismo como estoy ahora mismo,

para mi sencillamente genial.

Giulia Fernandez Avagliano dijo...

Suscribo lo que dice Raúl, sencillamente genial. Transmites serenidad y una comprensión infinita por los protagonistas de tus historias y aunque los guías con mano firme, siempre los tratas con respeto y cariño. Yo también me veo reflejada, me tomo tus "broncas" al pie de la letra y así me va, muuucho mejor: ahora miro de frente a mi cuenta corriente y le he cogido el gusto a ahorrar. El programa lo veo con mi hija, con la esperanza de que tenga ya estos pasos aprendidos cuando empiece a manejarse con su propio dinero.
En cuanto a Jorge Robredo, para los que conocemos esas terapias ha quedado claro que su trabajo fue bueno.
Gracias por todo. Giulia.

Miriam_Trustno1 dijo...

No me ha gustado el programa del viernes creo que no se dice nada sobre los gastos prescindibles, por ejemplo, ¿200 € en telefonía y otro tanto en tabaco? Ni como tampoco otras muchas cosas.

Miriam_Trustno1 dijo...

Se me olvidaba un dato muy relevante. Si el padre cobra 788 de subsidio por desempleo era porque cobraba más o menos 1000 euros al mes; pero se indica en el caso que ingresaba con su antiguo empleo 2500 euros, por tanto, habían 1500 euros en negro.
Creo que conociendo ese dato lo dice todo. Por un lado, que pudieron ahorrar más y, por otro, que encima no pagaban impuestos por esos 1500 euros de más.

Zaratustra dijo...

Yo también pienso que para empezar a cambiar nuestra economía uno de los primeros pasos es atacar a los gastos prescindibles reduciéndolos en la medida de lo posible. Algo de lo que hablo extensamente también en mi blog.
----

Si queréis podéis echar un ojo a mi camino hacia la libertad financiera en: http://ahorradorcompulsivo.blogspot.com/

creo que un buen ahorro y una buena inversión han de ir de la mano, y en las primeras etapas el ahorro va a tener mucho más peso por lo que es mucho vital darle la importancia que merece.

mayte dijo...

Espero que nadie se ofenda por lo que voy a decir, yo estoy en paro, pero a diferencia de los casos que veo en el programa y en el http://www.portalparados.es/foro

estoy luchando, podré tardar más o menos en volver a tener cierta estabilidad laboral, pero trabajo ahora buscando y estudiando oposiciones más que lo que trabajaba cuando tenía un puesto de trabajo.

Y creo que hay mucha gente que no, que están esperando a no sé qué.....me asombra mucho que es como que a mucha gente se le ha secado el cerebro, pq dinero no tendrán, pero coño la ventaja de estar parado es que eres rico en tiempo y no lo usan, para pensar ni nada, sólo se quejan.

Se ven cosas evidentes, como gastos a reducir, q con poco esfuerzo se le ocurren a cualquiera, como los 200 euros q comentais vosotros del telefono y demás.

¿de verdad no se les ocurre?

Espero que podais echar un cable a las personas que tengais en estas circunstancias a vuestro alrededor, pq hay situciones q son duras, y gente muy desamparada, pero para los q no han llegado ya al punto de sin retorno (me refiero a los futuros suicidas o indigentes) recomendarles que piensen más, que tiempo tienen, que generen ideas, y sino que lean el libro de "Piense es gratis" que las bibliotecas son gratuitas, y hay material, guias de empleo de empresas que ofrecen trabajo etc etc..

Nunca hemos tenido tan fácil acceder a personas y a la información, que lo usen, que el sistema (subsidios, gobiernos, iniciativas públicas) no va a salvar de esta a los 4 millones de parados que hay, muchos tendrán que emigrar o adoptar cambios de rumbos.

Perdonar que me haya alargado tanto, es que al leer este post del blog no m he podido resitir a dar mi opinión.

De nuevo pido, que quién esté en esta situación, que sepa que yo también y que por favor que en vez de ofenderse, LUCHE.

Corbu dijo...

mayte,
nadie se puede ofender de lo que explicas ya que tienes más razón que una santa.
Si sigues con esa manera de pensar y luchas, estoy segurísimo que pronto encontrarás un buen trabajo.
Mucho ánimo y lucha por tus objetivos.
Corbu

mayte dijo...

Muchas gracias por tu comentario Corbu, no sé si verás mi comentario, pero es q en el blog entro de cuando en cuando, cuando puedo y no lo he visto hasta ahora.

Mis deseos de q te vaya muy bien, tb a tí,con los proyectos en los q estés inmerso.

Escribí lo q pienso sobre el tema,pq me sorprende la pasividad de mucha gente, pero recapacitando creo q me pasé un poco de listilla, ya q no tuve en cuenta a las personas q tb hay muchos casos q están realmente luchando día a día y deseperadas por no ver visos de lograrlo.

Me alegro de no haber ofendido, pero reconozco q hablaba del tema desde mi percepción actual y en buena parte sin saber "todo lo q hay"

Creo nos guste más o menos, va a ser una época de guerreros pacificos, de LUCHAR, LUCHAS Y SEGUIR LUCHANDO y al mismo tiempo va a ser positivo pq una gran cantidad de personas, se van a concienciar con temas en los q jamás se habían detenido a pensar y además puede que con suerte, aprendamos todos a ser más apreciativos con lo que tenemos.