miércoles, 26 de enero de 2011

Esquema general para sanear tus finanzas

Para salir de la Zona Roja, teniendo en cuenta que el dinero cada día vale menos, y que algunas personas cuentan con ingresos mínimos, ¿qué opciones tenemos?

El concepto es básico y sencillo, que no fácil. Entramos en la Zona Roja por gastar más de lo que ingresamos y eso nos deja tres caminos para salir de ahí:
  1. Disminuir nuestros gastos hasta equilibrar el balance. Maniobra intuitiva que suele permitir contener el desastre, pero que es difícil de sostener. Muchas familias ya han hecho todo lo posible para reducir sus gastos y ese esfuerzo no les basta para cambiar su situación. Además esta estrategia lleva asociada una respuesta negativa de escasez.
  2. Aumentar ingresos. Es una parte de la equación que no tiene límite. Uno puede llegar a doblar, a tripilicar o a multiplicar por diez o por cien sus ingresos. Pero claro, la mayoría de las familias ya lo han intentado. Algunas lo han conseguido y otras no. Luego volveremos sobre este punto.
  3. Las dos cosas a la vez. Disminuyo los gastos y simultáneamente aumento los ingresos. De esta manera consigo llegar antes al punto de equilibrio y entrar en a Zona Verde.
Esta es la visión de conjunto. Tanto en las estrategias de disminución del gasto, como en las de aumento de los ingresos, hay muchas opciones disponibles. Algunas son de sentido común y fáciles de descubrir y aplicar, y otras requieren una forma de pensar creativa. Todas requieren un nivel de compromiso alto.

Por ejemplo, la mayoría de familias puede encontrar partidas como seguros o tarifas telefónicas más baratas si hace el ejercicio de ir de rebajas, o puede intentar renegociar sus préstamos, si se prepara para ello.

Si radiografiamos el gasto de una familia a lo largo de dos semanas quizás encontremos partidas pequeñas pero frecuentes, que aportan poca satisfacción a largo plazo pero que están mermando la economía. Partidas tales como la compra de chuches, revistas, periódicos, cafés, loterías, etc...

Sobre la capacidad de incrementar los ingresos, el cielo es el límite. El punto de partida es que uno ingresa en función del valor aportado. Que el valor aportado es un juicio que, como tal, depende del observador que lo emite. Es conveniente hacer dos cosas:
  1. Identificar qué valor podemos aportar.
  2. Asegurarnos de que este valor sea percibido por el observador adecuado.
Si uno quiere limitarse a aportar el mismo valor que ha estado aportando hasta ahora, al mismo observador, difícilmente ingresará una cantidad superior de dinero.

En general podemos seguir en la misma caja en la que solemos estar: pensando en hacer el mismo tipo de trabajo mal remunerado, para la misma empresa (el observador), que nos seguirá pagando poco.

O salir de la caja y hacer tres cosas:
  1. Ofrecer lo que uno hace a otro observador (otra empresa, otro mercado, otro país...)
  2. Aprender a hacer algo nuevo (una nueva actividad, un nuevo trabajo, un nuevo sector, un nuevo horario...)
  3. Descubrir un observador específico, aprender qué es lo que valora y encontrar la manera de aportar eso.
También podemos justificar nuestra falta de acción diciendo que es muy complicado, que uno no vale para eso, que no se tiene el conocimiento necesario, que no hace falta intentarlo porqué, total, no se va a conseguir. Y otra estrategia parecida muy interesante que es la de reclamar: podemos dedicar nuestro tiempo a pedir al gobierno, o a alguna empresa genérica, o a la vida en conjunto, el trabajo que creemos merecer. Lamentablemente estas maniobras de queja no suelen ir acompañadas de resultados.

Si no salimos de la Zona Roja no tiene sentido que hagamos nada más. Ese es el paso número uno. Primero reequilibrar el balance, luego invertir el excedente.

Si tu economía doméstica está desequilibrada y no tienes un plan de acción capaz de sacarte de ahí ¿qué estás haciendo? ¿A caso confías en que "alguien" te saque? Desde mi punto de vista es fundamental asumir la propia responsabilidad y hacer lo que está en nuestra mano para cambiar nuestros resultados.

Si además la suerte nos acompaña mejor que mejor, pero que nos sorprenda ocupados.

Si somos capaces de trazar un plan de acción capaz, pero no logramos aplicarlo, quizás nos falte la motivación. En ese caso es muy útil pensar en las razones que tenemos para querer cambiar nuestra situación. Si no tenemos un "para qué" suficiente importante no haremos el esfuerzo necesario.

Si tienes un plan capaz y lo aplicas tenazmente lograrás nuevos resultados.

En ese punto tendrás la posibilidad de ahorrar algo. El ahorro es fundamental para el siguiente paso que será eliminar Pasivos y acumular Activos.

Para ahorrar tenemos que pagarnos a nosotros antes de pagar a los demás. Mi recomendación es que separes automáticamente el 10% de todos los ingresos que tengas (una vez estés fuera de la Zona Roja).

Los Pasivos son las obligaciones de pago que tienes con terceras partes. Te conviene tener a mano una relación de qué deudas tienes y del tipo de interés que pagas por el dinero que te han prestado. Si es un tipo de interés elevado (por encima del 12%) es conveniente que te deshagas lo antes posible de esas deudas. Para ello tienes que ir amortizando los préstamos con lo que vayas ahorrando.

Cuando te hayas librado de tus Pasivos de alto tipo de interés, si sigues ahorrando de forma disciplinada, podrás centrarte en acumular Activos.

Los Activos son aquellas inversiones que ponen dinero en tu bolsillo: por ejemplo si soy propietario de las acciones de una empresa que paga dividendos, esos dividendos entrarán en mi contabilidad como un ingreso; si tengo una plaza de aparcamiento por la que pago una letra de 40€ y que puedo alquilar por 70€, los 30€ de diferencia entrarán en mi contabilidad como un ingreso. Esas acciones y esa plaza de aparcamiento serán dos Activos.

¿Cómo hacer que tus ahorros trabajen? Dado que cualquier inversión conlleva cierto nivel de riesgo, y que queremos que el dinero se multiplique y no se divida, necesitamos conocimiento especilizado para gestionar dicho riesgo. A tu disposición encontrarás mucha información para trazar un plan de inversión conservador. Aprende dedicando algo de tiempo a esa área.

Si sales de la Zona Roja, ahorras de forma sistemática y eliminas los Pasivos de alto tipo de interés, y comienzas a acumular Activos que pongan dinero en tu contabilidad, con el paso del tiempo conseguirás un nivel de ingresos fruto de tus inversiones que complementará los ingresos de tu trabajo. Eso te permitirá no tener que dedicar tanto tiempo a trabajar para genera el mismo tipo de ingresos.

Cuando seas capaz de lograr que lo que te paguen tus inversiones sea igual a la totalidad de los gastos que necesitas para mantener tu estilo de vida, habrás alcanzado la "libertad financiera", es decir, habrás llegado al punto en el que podrías vivir de tus inversiones sin tener que cambiar tiempo por dinero.

Este es el esquema general. Hay mucho que hablar de cada uno de los puntos, pero considero importante que la foto de conjunto esté clara. De esta manera puedes identificar en qué situación estás y qué siguiente paso lógico deberías dar.

Cuando sepas eso podrás centrar tu esfuezo en prepararte para dar ese siguiente paso.

Un fuerte abrazo,

vC

P.S. Dedicado a Pilar que con su comentario originó la entrada.

8 comentarios:

Cesarote dijo...

Hola Vicens!
Conseguido ese 10%, si es que lo conseguimos (o una cantidad inferior) como lo amortizamos?
Mes a mes?
Existen penalizaciones por 'amortización', cierto?
Y, si las hay... una vez 'aceptadas/asumidas' tenemos que indicar al banco/caja que deseamos incrementar la cuota en ese '10%'?
Estando en el paro, y ante la incertidumbre del cuando volver a trabajar, el plan sería el mismo?
Gracias!

Cesarote dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gorka dijo...

hola,la teoria me parece muy buena pero para eso hay que tener ingresos y por lo general la gente que esta en la zona roja es porque sus ingresos no son suficientes,o no son lo que eran,coincido plenamente en que la mejor manera de salir de la zona roja es quitar las deudas,en mi opinion lo ideal seria no tener ni hipoteca, hay un dicho que dice que no es mas rico el que mas tiene si no el que menos necesita
en resumen la teoria es muy buena pero dificil llevar a cabo por la mayoria de la gente

Tino dijo...

Queda todo perfectamente claro Vicens, como siempre lo explicas claro y sencillo.aun así alguno que lo lee no lo quiere entender. La sociedad actual se limita a culpar de todos sus problemas a los demás, bien sean bancos, empresas, el gobierno... Y esperan que otros arreglen sus problemas. ¿Cuántas personas llevaron estos años un tren de vida escandaloso a base de préstamos, hipotecas etc. y todo principalmente por aparentar?
El principal problema del que tiene un problema es no querer reconocer dicho problema. Yo he sido mil eurista estos últimos años, me encontré 6 meses en situación de desempleo y disfrute de estos meses, los aproveche para hacer cosas y estar más con mi gente, y si lo pude hacer fue por no hacer locuras estos años anteriores y no meterme en donde no podía. No tengo unos activos que me permitan vivir sin trabajar pero si llevar una vida más tranquila y compensar momentos de menos ingresos. Lo importante como todo en esta vida es querer hacerlo y ser constante. Y para los que dudan tanto y dicen que no es posible, yo que tenía un sueldo pequeño les digo que si es posible, lo principal es querer y ser constante.

VERONICA dijo...

Yo me sé el esquema de memoria, te leo a ti, leo a Kiyosaky, a Tonny Robinson...y no estoy en zona roja, ahorro regularmente y trato de obtener nuevos activos. A pesar de mi trabajo estresante y mal remunerado de ocho horas, saco tiempo para tratar de aprender a especular en bolsa, a veces a consta de levantarme a las 5 de la mañana por aquello de "trabaja para ti mismo primero". Me esfuerzo, pero veo pocos resultados y el tiempo se me acaba, porque ahora tengo pocos gastos porque mi ex tiene que hacerse cargo de algunos por tener hijos dependientes, pero en un par de años se acabará. A veces es desesperante la falta de resultados, muy frustrante. Sobretodo si tu conciencia ya está despierta y no esperas que nadie te venga a sacar del hoyo. En fin, solo aportar que a veces uno se esfuerza pero no ve resultados y es difícil seguir. Gracias de cualquier forma por tu blog y tus aportaciones.

pilar dijo...

Con un "gracias" no podría dejar saldada esta deuda contigo. Aún así, GRACIAS por tu tiempo, dedicación, generosidad, ayuda,... para que podamos entender y salir de nuestra particular zona roja. Esa de donde nos cuesta salir y a la que nos agarramos con mil excusas porque todo menos perder nuestra comodidad y enfrentarnos a nosotros mismos. Ese es nuestro peor pasivo... verdad Gorka? No nos creemos a nosotros mismos. A fin de cuentas es el miedo el que nos paraliza, lo demás solo es una forma de justificarlo.
Imagínate que eres pez y que vives en un espacio en el que el agua se filtra y poco a poco se va acabando. Qué harías? generarías plumas (lo digo con todo el cariño, que nadie se moleste), meterías la cabeza debajo de la tierra y pensarías en cúal sería tu vida ideal o en ese mismo momento, después de preguntar la dirección, te crecerían patas para poder salir corriendo al oceano más cercano? Gracias por darnos la dirección Vicens.

David dijo...

Me encanta el breve resumen que has hecho. Ya leí todo esto ampliado en tu libro ajuste de cuentas y me aconsejaste cuando te consulté sobre algo muy importante para mí.
Así que gracias por desinteresadamente publicar este pequeño manual ayuda que tanta falta hace en tiempos de crisis.
Saludos desde Barcelona!

montserrat dijo...

vicens,quisiera darte mi apoyo.Yo soy una de esas personas que por falta de autoestima,pereza,miedo se sobre endeudo.Y gracias a tu libro y ahora a tu blog estoy saliendo adelante.Tambien confieso que no lo consegi a la primera.Mis ingresos probienen de una paga por dependencia mi madre lleva 10 años en cama con esto quiero decir que todos tenemos problemas,pero que si se quiere se sale