viernes, 7 de enero de 2011

Aprender de la vida, viviendo


Estoy leyendo
Wanden, el libro de Henry David Thoreau en el que relata la experiencia de los dos años que pasó viviendo en plena naturaleza y que escribió en 1854.

Me resulta fascinante conocer las ideas que tenían las personas que se enfrentaron, antes que yo, al reto de vivir. Veo así que la mayoría de problemas del día a día son de hecho muy antiguos, y que, a pesar de los avances tecnológicos, seguimos necesitando resolver las mismas cuestiones fundamentales.

En un momento dado, el autor reflexiona sobre el sistema educativo de los jóvenes de la época,(mediados del S. XIX) con el que se muestra muy crítico, y dice:

"El estudiante que garantiza su ocio y jubilación eludiendo de forma sistemática cualquier trabajo necesario para el hombre, no logra otra cosa que un ocio innoble y de poco provecho, porqué se autoengaña de la única experiencia que puede transformar el ocio en una cosa de provecho. "Pero," apunta alguien, "¿No estaréis diciendo que los estudiantes deberían trabajar con las manos más que con la cabeza?" No quiero decir esto exactamente, sino algo parecido; quiero decir que no deberían jugar a vivir o simplemente estudiar la vida, mientras la comunidad los mantiene en este juego tan caro, sino que debería vivir completamente. ¿Cómo podrían aprender mejor a vivir que apuntándose al experimento de vivir?. Creo que esto ejercitaría sus mentes tanto como las matemáticas. Si quisiera que un chico supiese algo sobre arte, o ciencia, por ejemplo, no seguiría el procedimiento habitual que consiste en enviarlo a un profesor donde se enseña y se practica de todo menos el arte de la vida; donde se examina el mundo a través de un telescopio, o un microscopio, pero nunca con el ojo al natural; donde se estudia química y no se aprende a hacer pan, o mecánica sin aprender a qué obedece; donde se descubren nuevos satélites en Neptuno pero no se detectan las vigas en el ojo, o de qué trotamundo uno es un satélite, o donde nos pueden devorar monstruos de nuestro alrededor por el hecho de estar observando los que se encuentran en una gota de vinagre. ¿Quién habría progresado más al cabo de un mes: el chico que se ha fabricado una navaja que él mismo ha extraído y fuese buscando información de todo lo que le fuese necesario para hacerla, o bien el chico que ha asistido a todas las clases de metalurgia y haya recibido una navaja Rodgers como regalo de su padre? ¿Quién es más probable que se corte con el instrumento?... Se me notificó, cosa que me sorprendió, que había salido de la universidad habiendo estudiado navegación. Hubiese aprovechado más si me hubiesen llevado a dar un paseo por el puerto. Incluso el estudiante pobre recibe lecciones solamente de economía política, mientras que de la economía de la vida, que es sinónimo de filosofía, ni tan siquiera se enseña en nuestras universidades. Como consecuencia, mientras el estudiante lee a Adam Smith, Ricardo y Say, deja a su padre irremediablemente endeudado".

No puedo estar más de acuerdo. Yo también creo que la forma en la que la sociedad, que somos cada uno de nosotros, facilita la educación, es muy mejorable y pareciera responder a intereses de terceras partes, descuidando elementos fundamentales tales como las habilidades de comunicación, la educación financiera, o la comprensión de la vida emocional.

A los jóvenes de hoy día no se les suele enseñar a manejar efectivamente su dinero, ni a entender sus respuestas emocionales, ni se les entrena para conocer lo que les demás les están contando de verdad. Así se pasarán el resto de sus vidas trabajando por dinero y aumentando sus deudas, discutirán por cosas nimias y llegarán a la edad adulta sintiendo que lo que están viviendo no tiene mucho sentido.

vC

P.S. En el texto de la imagen pone algo así como: "Me fui a los bosques porqué deseé vivir deliberadamente, para enfrentar solamente los hechos esenciales de la vida. A ver si no podía aprender lo que tenía que enseñarme, y no descubrir, cuando fuese a morir, que no había vivido"
Thoreau

No se porqué extraño motivo algunas personas me estáis reportando que el texto traducido, que había posteado en uno de los comentarios, no se podía leer bien.

12 comentarios:

Empo2000 dijo...

Vicens, no se lee el texto del escritor.

Salvador dijo...

Esta reflexión además de avalarla también el señor Anthony Robbins me recuerda mucho a una escena de "El Indomable Will Hunting" en la que Robin Williams le pone las cosas claras a Matt Damon. Una de mis escenas favoritas. La pueden ver aquí:
http://www.youtube.com/watch?v=Ua0inTzzpfM&feature=related

Vicens Castellano dijo...

Traduzco libremente el texto de la imagen:

"Me fui a los bosques porqué deseé vivir deliberadamente, para enfrentar solamente los hechos esenciales de la vida. A ver si no podía aprender lo que tenía que enseñarme, y no descubrir, cuando fuese a morir, que no había vivido"
Thoreau

Vicens Castellano dijo...

Una excelente escena Salvador. Preciosa de verdad.
vC

Carmenchu dijo...

Este año descubrí a este autor , Thoreau ,para mí fue un gran hallazgo.

Critica sabiamente la evaluación sumativa,cuantitativa .La considera un arma exclusiva de poder totalitario.

No sólo no enseñamos -lo que bien comentas- en la escuela sino que inclusive generamos dos polaridades de sujetos : aptos y no aptos. Esto sería una evaluación aún más limitante ( evaluación selectiva).

En mi opinión en la escuela lo que más se aprende es a obedecer ( maestro, después al jefe)y de aquí el patrón de la obediencia, las lealtades inconscientes ...etc .Vamos el alumn@ anulado como ente crítica y consciente de su desarrollo personal. Se confunde poder con autoridad ( capítulo 7 del libro Don Finkel: " Dar clase con la boca cerrada " ).

Tengo suerte como estudiante, alguno de mis profesores son coach, o gestálticos. Hacen del aula "Escuelas de Vida" . Ahora también existe el término de "Learning by doing "(http://www.socraticarts.com/), que asocio al título del tu post


pd: Dejo un par de enlaces del I congreso Internacional " Reinventar la Profesión Docente " .

Las nuevas líneas pedagógicas para FORMAR EL PROFESORADO .El aspecto clave del asunto a mi parecer. ( FredKorthagen:

http://www.ivlos.uu.nl

http://www.cti.uma.es/streaming/uma/mediaplayer/didacticaM1.html

elena delucca dijo...

El indomable Will Hunting...mi película preferida por muchas razones. Me encantó el texto :)

pilar dijo...

Vicens, creo que al transcribir el texto de Thoreau cambió el tipo de letra a Webdings, por eso no se lee.
Muchas gracias Salvador por el enlace. Me ha impactado la escena.
Creéis que veremos un sistema educativo distinto antes de morirnos? (Gracias Carmenchu, me sirvió mucho tu aporte) Cuántas generaciones perdidas? (es menos doloroso utilizar un eufemismo en lugar de pensar en cada una de las almas –si, dije “almas”- estranguladas por el pensamiento único… globalización, “divino tesoro”…). Estoy de acuerdo contigo Vicens, pero creo que serán los menos (y ojalá me equivoque) los que “sentirán” en la edad adulta el sinsentido de sus vidas. Y “sentirán” porque será la voz de su conciencia la que les hable ya que su pensamiento lo dejaron al entrar por la puerta de lo que Rosetta Forner llama el “Club del Redil”.

Auri dijo...

En referencia al tema del texto ilegible puedo aportar que en mi caso si utilizo como navegador firefox sí se puede leer pero no si utilizo explorer o chrome donde el texto aparece en webdings como fuente.

Giulia Fernandez Avagliano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Stultifer dijo...

Estábamos dando un paseo y descubrimos tu blog. Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al domingo 9 de enero de 2011 en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales desde Málaga.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
Y si fotografías una escalera, mándala a edusiete@gmail.com y la publicamos inventándonos una historia.

Mantis dijo...

Hola! Esta frase sale en otra peli de Robin Williams (también sobre educación), El Club de los Poetas Muertos, la recordáis? Merece la pena volver a verla!

Giulia Fernandez Avagliano dijo...

(este comentario lo hago en voz bajita)

un buen lugar para que los niños experimenten, se equivoquen, disfruten con el resultado de su trabajo y se retroalimenten por el deleite que puedan provocar en los demás, es sin duda la Cocina... cocinando, pringándose...