lunes, 4 de julio de 2011

El futuro de la vida

He aquí una excelente conferencia (en inglés) de Christian de Duve, premio Nobel de medicina en 1.974, en la que nos ofrece una visión muy autorizada sobre nuestro futuro como especie.



Comienza resaltando la diferencia en capacidades que tenemos nosotros como humanos, en comparación con los chimpancés, con solamente cuatro veces más neuronas. Luego repasa el aumento demográfico de nuestra especie en los últimos años, y comenta el coste que tiene para el planeta nuestro éxito.

Comenta también qué es lo que pasará si no hacemos nada y dejamos que sea la selección natural la que actue. Desde su punto de vista las cosas, en ese escenario, solamente empeorarán. Si dejamos que las cosas sigan no habrá comida para todos, así que plantea qué es lo que pasará si 10.000 millones de personas se enfrentan a su extinción.

Dice que podemos mirar al futuro y hacer predicciones y decisiones sobre qué pasará si tomamos un camino u otro. Somos el único organismo vivo en este planeta que puede, intencionadamente y conscientemente, actuar contra la selección natural, y por eso tenemos que actuar antes de que sea demasiado tarde.

No tiene que ver con mejorar nuestros genes. Podríamos modificarnos pero no sabríamos sobre qué genes actuar.

Podemos "recablear" nuestros cerebros. Lo que él propone es una mejor educación y para ello necesitamos educadores, pero ¿quién va a educar a los educadores? ¿Dónde encontraremos a las personas sabias que se encarguen de educar a los educadores?

Una respuesta nos la podrían ofrecer las religiones ya que han demostrado una gran capacidad de influencia en grandes colectivos de personas, pero parece ser que están más ocupadas defendiendo sus doctrinas y su propia supervivencia, que defendiendo la supervivencia de este mundo.

El cambio tiene que venir de gente como nosotros, propone el doctor. Hay necesidad de cambio, enfatiza. Por otro lado, las organizaciones que defienden el medio ambiente se han enredado en temas políticos. Han degenerado en cierto tipo de "religión" basada en la creencia de que la naturaleza es perfecta y sagrada y que no debemos interferir con la vida. Desde el punto de vista del doctor, la naturaleza no es buena, ni es mala, es indiferente. La selección natural es ciega, es pasiva.

Tenemos que proteger el ambiente pero tenemos que liberarnos de las implicaciones políticas e ideológicas.

Comenta también la diferencia de género y la violencia, y remarca que las mujeres son menos agresivas que los hombres con diferencia. Lamentablemente, para conseguir el poder en esta sociedad actual, ellas tienen que comportarse como hombres, con su mismo nivel de agresividad.

Otra opción que analiza es el control de nuestra natalidad. Comenta el trabajo de Thomas Malthus, y su observación sobre el crecimiento lineal de los alimentos y el crecimiento exponencial de las poblaciones.

Finalmente concluye dicendo que no está todo perdido, pero que si no actuamos pronto en el sentido de sobrepasar nuestra tendencia genética al egoismo, el futuro de la humanidad, y en general de la vida en la tierra, está amenazado y podría llevarnos a la total destrucción de una forma apocalíptica.

Una conferencia muy interesante sobre la que espero que reflexiones,

vC

P.S. Gracias Anabel.

7 comentarios:

David RR dijo...

Como dice krishnamurti, el cambio es un cambio en la consciencia....

sofya dijo...

Sería importante una toma de conciencia en el sentido más estricto de la palabra... Con ella proceder a una re-educación colectiva, ya que posiblemente el capitalismo, el hedonismo y el egoísmo se han arraigado tanto en nuestra estructura social y en nuestros cuerpos y mentes, que andamos desnortados, equivocados y malpensados...Ardua tarea...Dificil...¿Que tal si empezamos poco a poco y somos conscientes de nosotros mismos?, ¡para empezar no estaría mal!...
Interesante tu post.
Saludos.

Milagros dijo...

Es una maravilla y un privilegio que personas de esa edad nos enseñen a los jóvenes y no tan jóvenes lo que viene y con ese sentido del humor. Un abrazo, mili

Ana Martín dijo...

Sinceramente, creo que el cambio es inminente, y hay montones de entidades, organizaciones, religiones o como se les quiera llamar que aunque argumentando un buen hacer y un beneficio para todo el mundo, no hacen más que vender sus ideologías con intención de llevarnos a todos por su buen camino, tal como hacen los perros pastores con sus ovejas. Quizás con planteamientos y reflexiones como estas, es con lo que las personas deberíamos pararnos a pensar sobre nuestros planteamiento y nuestras aportaciones al mundo en general y a la sociedad en particular.
Los serés humanos a lo largo de la historia han sobrevivido a montones de circunstancias, de carácter físico y no físico. Quizá es que el "hombre" más que perder destrezas o capacidad de adaptació, lo que ha ganado es vagueza, comodidad y simpleza.

Santi Baidez dijo...

El problema de nuestra especie, es algo intrínseco en nosotros mismos... el egoísmo... solo se busca el bien común a costa de un bien global. Quizá seamos el cáncer del planeta y algún día se hable de nuestra especie en los libros de historia.

Kronossf dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kronossf dijo...

Hola Vicens! me parece genial tu síntesis, me identifico totalmente; la cuestión también sería cuáles son las condiciones y qué recursos están disponibles.


Me ha gustado mucho este sitio y posiblemente me pase a leer más veces; es una aportación importante y un estímulo muy gratificante para el ser en estos tiempos :)

Un saludico interespacial!