lunes, 2 de febrero de 2009

Gastos hormiga

En el programa del viernes, el último de la tercera temporada, proponía a la familia la identificación de sus pequeños gastos: cafés, lotería, pastelitos,... Gastos que en sí mismos suponen una pequeña cantidad de dinero, pero que se dan frecuentemente.

Durante el rodaje de esa secuencia, estando los cuatro miembros de la familia frente a una pizarra, les hice una tabla que indicaba en una columna las siguientes familias:
  • Concepto: En qué hacen pequeños gastos (cafés, periódicos, revistas, cañas...)
  • Precio: lo que pagan por cada concepto (1€, 3€, 5€...)
  • Frecuencia semanal: cuantas veces a la semana pueden hacer dicho gasto (1, 5, 7...)
  • Gasto anual: Precio x Frecuencia x 52.
Luego, tal como se vio en el capítulo, fuimos rellanando la tabla de arriba a abajo con la colaboración de todos. Comenzábamos buscando un grupo de gastos y luego hicieron una estimación de lo que costaba dicho concepto y de las veces que hacían ese tipo de gasto a la semana.

Una vez rellenados los gastos más habituales hicimos las correspondientes cuentas y llegamos a un total que a mi, personalmente, me dejó helado: 3.600€

Había estimado que el gasto sería elevado, pero ni por asomo que llegaría a esa cifra... así que hice el cálculo una vez más para asegurarme de que se había hecho bien la multiplicación... y efectivamente era correcta: la familia estaba derrochando más de medio millón de las antiguas pesetas en pequeñas tonterías,... tan pequeñas que les pasaban desapercibidas.

No creo que todo el mundo llegue a estos resultados pero sí que la mayoría de familias se llevarían un "susto" si hicieran ese ejercicio.

Por ejemplo:
  • Concepto: café
  • Precio: 1,20€
  • Frecuencia: Tres miembros toman un café cada día, y eso son 21 cafés a la semana.
  • Gasto anual: 1,2 x 21 x52 = 1.310,4€ (solamente en cafés).
Esta es mi propuesta para ti: reune a todos los miembros de la familia y haced juntos las cuentas. Que se impliquen todos, que opinen todos, que lleguen todos a la misma cifra... Luego, con los números frescos, centraros en la parte más importante,... la reflexión sobre si merece la pena o no "rescatar" ese dinero.

Quizás penséis que una vida sin cafetitos, sin periódicos y sin chuches no vale la pena ser vivida. Será vuestra decisión. Si por otro lado estimáis que la cantidad es suficientemente importante como para rescatarla, ni que sea parcialmente, estaréis en condiciones de emprender las medidas necesarias. Quizás no se trata de prescindir de todo, pq muchos de estos gastos pequeños le dan sabor a la vida... pero con renunciar una de cada dos veces se puede conseguir un colchón que poner a trabajar.

10 comentarios:

alessa dijo...

Luego están los "gastos abejorro", tabaco diario, copas del fin de semana en el pub de moda, el cine los domingos por la tarde con sus palomitas y todo, o mejor con el pack XL que sale mejor y nos incluyen la Pepsi.
Vamos que son todos gastos imprescindibles, como dirian en mi pueblo ¡aunque no haya pa' aceite!.
Así pasa, sumamos los gastos hormiga más los gastos abejorro y sorpresa!! no llegamos a fin de mes.
Hay que tener más cabecita y más autocontrol, que como dijo en TV el otro día D. Leopoldo Abadía, parece que a este país le hacía falta una postguerra (en sentido figurado claro) para que la gente abriera los ojos.

Nico697 dijo...

Vincent, dices que este era el último de la tercera temporada, ¿Seguirás por Cuatro?

ADRIAN SERRANO dijo...

Hola Vicens, creo recordar que en ningún programa se ha hablado del gasto en tabaco, otro de los gastos que de hormiga pueden pasar a ser hormiguero.

No fumo, nunca me ha gustado, pero no entiendo como en el gasto los fumadores no ven un gran motivo para dejar de fumar y destinar ese gasto al ahorro.

Solamente era dejar este pequeño comentario, esperamos con ganas nuevas temporadas.

Saludos desde Valencia.

Noel dijo...

Yo estoy de acuerdo en eliminar estos gastos, durante todo el mes de Enero lo he realizado pero creo que he sido demasiado extremista.

Me explico, he eliminado los desayunos fuera, comidas, cenas, salir los fines de semana, comprar periodicos... por no ir no he ido ni a las rebajas.

Y si, puedo decir que he conseguido ahorrar dinero claro, pero ahora haciendo repaso he descubierto que hay algunas cosas que prefiero no prescindir de ellas aunque me supongan un gasto.

Por ejemplo, necesito salir de vez en cuando porque no hay nada mas aburrido que pasarse un fin de semana encerrado en casa (por lo menos para mi) con lo cual pienso seguir haciendo planes para el fin de semana aunque intentare moderar el gasto. Ademas que esto fomenta conocer gente (sobre todo me gustan los planes que posibilitan conocer gente nueva) que pueden ser de utilidad en el futuro.

O por ejemplo, prescidir del Gimnasio y el Paddel, me supondria ahorrarme 80 € al mes pero quiero renunciar a esto ya que me hace sentir bien, me relaciono alli con gente y hago actividad física. Vale que podría pasar de ir, correr en un parque y hacer ejercicio por mi cuenta, pero entonces sería renunciar a una fuente de "relaciones".

Lo que quiero decir con todo esto, es que cada uno tiene que identificar los gastos que son inncesarios y prescindir con ellos pero sin que implique renunciar a nuestros hobbies, porque aunque tengas un plan y creas en él si no vas teniendo azucarillos de vez en cuando (en forma de hobbies, actividades, experiencias...) puedes llegar a fustrarte. Por lo menos a mi me ha pasado durante Enero y prefiero ahorrar 100 o 150€ menos pero pasarmelo un poquito mejor.

¿Vosotros como lo veis?

Yomisma dijo...

Creo que el concepto de "gastos hormiga" es buenísimo.

Hay mucha gente que se queja constantemente de que no llegan a fin de mes.

Luego si te fijas toman tres cafés al día, se compran el periódico, fuman un paquete de cigarros y juegan a la lotería.

Creo @Noel, que no es necesario prescindir de este tipo de gastos, salvo que estés en una situación financiera complicada. Se trata de ser consciente de ellos.

Yo casi todos los días desayuno fuera. Es mi regalo diario a mi misma. En mi excel de control de ingresos y gastos lo tengo reflejado. Soy totalmente consciente de lo que me supone cada mes.

En mi caso puedo permitirme este capricho y aún así ahorrar. Si no pudiese tendría que prescindir de ello porque es totalmente un "gasto hormiga".

www.todoestilo.net dijo...

Bueno, mirado de otra manera son 36€ al mes... y es que a veces hay que permitirse pequeños placeres...
Besos,

Malkovis dijo...

Que curioso...
No me daba cuenta de lo que algunos gastos significaban a nuestro bolsillo hasta que comenzamos mi mujer y yo a aplicar las técnicas de Vicens.

Un Ejemplo:
- Cambiar yogures de "marca" (anunciados por televisión) por unos "genericos" (marca blanca): 50 €/mes (si, si, parece broma pero son ¡600 €uros al año!)
(y así con un montón de productos).

- Tomar el cafetito de después de comer en casa en vez de en el bar: 60 €/mes.
(Y así con cervecitas y copas que te tomas por tomar, por costumbre).

No nos quitamos de salir con los amigos (son buenos ratos que no se pagan con dinero), ni del gimnasio, por ejemplo. Simplemente se trata de quitar o cambiar cosas que realmente no necesitas, no de llevar una vida de monasterio.
Por lo menos nosotros nos lo hemos tomado así, pero desde luego que si nos viéramos apurados... aún podríamos recortar mas (esperemos que no nos toque). Lagarto, lagarto.

Un saludo.

Elena! dijo...

Yo me gastaba todo el sueldo en gastos hormiga. Antes de entrar al metro, compraba el periódico y un zumo. A media mañana un café y un bocadillo en el bar, el tentempié al mediodía y el paquete de tabaco…a las tres de la tarde ya llevaba gastados 10 euros…
He suprimido el zumo y el periódico, y el bocadillo lo llevo de casa. Aún no he conseguido dejar de fumar, pero ahora siempre compro el tabaco en el estanco.
Mi marido sigue con bastantes gastos hormiga, pero le he puesto un presupuesto mensual y se ciñe a él.
Con estas pequeñas medidas más lo aprendido en el libro de Ajuste de Cuentas, llevo tres meses llegando a fin de mes, aplicando el 10% de los ingresos familiares a amortizar deudas y reuniendo dinero para la entrada de un coche (hace un año nos hubiéramos comprado coche sin saber cómo pagarlo…).
Lo mejor de todo, me produce mucha satisfacción saber que soy yo quien decide cómo se gestiona el dinero y no es el dinero el que marca nuestras vidas….

blackcisne dijo...

además, del gasto hormiga, también está el "ahorro hormiga"... yo lo practico para realizar regalos a mis sobrinos. Por ejemplo, compro una hucha y comienzo a llenarla con las monedas de 10cents y 20cents que me sobran de la compra. Cuando llega un cumple o santo de mis sobrinos, les regalo la hucha... deberíais ver la cara de ilusión del niño diciendo: jo! que pesa, esta tiene más!!! hago buenos regalos sin esfuerzo, luego llevan los padres las monedillas al banco y las cambian por billetes y han llegado incluso a comprar estas navidades una costosa video consola gracias a mi ahorro hormiga!!!

KTH dijo...

También podría ser interesante utilizar el mismo concepto pero en nuestro beneficio, los 'ingresos hormiga', que serían pequeños ingresos obtenidos sin esfuerzo y que individualmente parecen despreciables pero en su conjunto suman más de lo que parece..

Yo estoy utilizando sistemas de pago por recibir mails, visitar páginas, etc para ir acumulando pequeños ingresos hormiga.

Si alguno está interesado, estoy creando redes de usuarios para alguno de estos sistemas en: http://masdineros.blogspot.com

Saludos