miércoles, 23 de febrero de 2011

Tus hijos no son tus hijos


En estos momentos de tan terribles conflictos en el Líbano, y en otros paises del norte de África, me vienen a la mente las palabras de Khalil Gibran, un poeta y ensayista libanés.

Siempre me han parecido muy acertadas:

“Tus hijos no son tus hijos,
son hijos e hijas de la vida,
deseosa de sí misma.

No vienen de ti,
sino a través de ti,
y aunque estén contigo,
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos,
pues ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas,
porque ellos
viven en la casa del mañana,
que no puedes visitar,
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerles semejantes a ti,
porque la vida no retrocede ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del que tus hijos,
como flechas vivas son lanzados.
El arquero ve el blanco en el camino del infinito,
y te doblega con su poder.
Que tu flecha vaya veloz y lejana.

Deja que la flexión en la mano del arquero sea para la alegría;
Porque así como él ama la flecha que vuela,
así ama también un arco estable.

Khalil Gibran

Deseo que te inviten a reflexionar,

vC

6 comentarios:

jose vicente dijo...

Justamente ese es el concepto que he interiorizado. Hablando con amigos que recién tenían hijos, las madres sobre todo, siempre miran a sus hijos como algo suyo algo que les pertenece. Y quizá porque soy hombre y no padre, intentando comprender que es lo que mejor puedo hacer por mis futuros hijos, llegué justo a la misma conclusión. Dicho con mis palabras: "educaré a un hij@ de forma que pueda valerse por si solo lo antes posible".

Desde que nacen, nunca se sabe el día que los padres puedan faltar.

Itziar Crespo dijo...

Tienes toda la razon Jose Vicente, mis padres nos educaron un poco así, como tu cuentas, a los dos, a mi hermano y a mi, y nadie entendía porqué mi hermano tenía que aprender a cocinar, planchar,... y yo tambien, y a colgar un cuadro, cambiar un enchufe,...y cuando les preguntaban ellos siempre decían "¿y si se va a estudiar fuera? tendrán que saber defenderse solos, no siempre van a tener a alguien que les haga las cosas."

Mis padres tenían un rol en plan: esto mejor lo haces tú que se te da mejor ya hago yo otra cosa. Le daban mucha importancia a que mi hermano y yo aprendieramos ha hacerlo todo por si un día nos ibamos de casa, o ellos no estaban por algo.

Cuando nos fuimos de casa mi madre era la "rara" de sus amigas, todas preparaban tupers, cocinaban o planchaban ropa para sus hijos, iban a comer a casa de mamá... Mi madre no, a ella no le pasa eso, les cuenta que cuando vamos es de visita, a verles, darnos un paseo, tomarnos algo,...y además orgullosa de haber criado unos hijos INDEPENDIENTES.

Me gusta que sea la envidia de sus amigas pienso seguir su ejemplo.

Sebastian Alejandro dijo...

Muy bueno lo que has publicado vicent, extraño tu programa ajuste de cuentas realmente.! ojala vuelvas con una nueva temporada. Aqui en argentina no pasan tus programas ,porque quieren que seamos cabezas huecas en este pais.

Gracias!

Esperanza dijo...

Totalmente de acuerdo. Siempre procuro que mi hija busque su propio camino y tome sus decisiones, sabiendo que no importa equivocarse y que la apoyo. A veces es muy dificil no reproducir conductas aprendidas de nuestros propios padres porque lo haces sin darte cuenta. !!Educar es dificilisimo ¡¡, jejeje. Yo siempre digo que quiero que mi hija venga a mí porque quiere hacerlo, no porque me necesite. Quiero que aprenda a valerse por si misma para que le saque a la vida todo el partido posible :)

pilar dijo...

José Vicente :) tendrías que ser madre para entendernos. A simple vista el sentido de protección puede confundirse con el de pertenencia. La unión que se genera con ellos a través del seno materno no es un tópico y para mi dura toda la vida y más allá.
Coincido con Esperanza (bonito nombre): educar es dificilísimo... (y agotador). Va más allá de hacerlos autónomos e independientes; en resumen, es algo de lo que debes tomar conciencia que haces en cada momento, con cada gesto y palabra.
Quizá no podamos abrigarles el alma pero si "tejerles una manta" con la que abrigarse cuando haga frío.
Y que me perdone Khalil pero eso de que mi hija es "hija de la vida" me suena retemal... ;))
los hijos son del arquero y "nuestros"

sumando-dias dijo...

Muy sabio es ese hombre. Me ha encantado y ayuda mucho.