lunes, 19 de octubre de 2009

Dime con quién te juntas...


... y te diré dónde llegarás!

El caso es que el grupo de referencia tiene una influencia decisiva sobre tu destino. Es decir, llegarás a cierto tipo de resultados en función del tipo de relaciones que establezcas en tu entorno.

Así que más vale que te asegures de estar teniendo relaciones de calidad.

En La Escuela de Inversión, recibimos un cierto tipo de emails a los que llamamos cariñosamente "el cuñaaao". Se trata de personas que desean cambiar su situación financiera pero que están rodeados de personas que les ponen la zancadilla. Son plenamente conscientes de su situación, saben que es mejorable y desean un resultado diferente. Muchas de estas personas están interesadas en invertir, ya que saben que es un medio que les puede ir proporcionando ingresos pasivos, y así, con el paso del tiempo, ir construyendo su columna de Activos. (Recuerda que Activos son aquellos bienes o servicios que ponen dinero en tu bolsillo).

Pero para poder invertir necesitan conocimiento y saben que es importante que lo adquieran. Como el mundo de la inversión, a algunas personas les queda lejos, o muy lejos, lo que hacen es compartir su sueño con sus amistades: con su hermana, con sus padres, con los compañeros del trabajo, con su cuñaaao... y claro, la mayoría de la gente está dispuesta a opinar de todo, aun sin tener experiencia directa en el asunto.

Lo que suele suceder es que, estas personas, nos escriben compartiendo el deseo de cambiar sus resultados, con el disgusto de la falta de apoyo del entorno. "Deseo construir una cartera de inversión, y que para ello necesito cierto tipo de conocimiento técnico y psicológico, pero es que he comentado el tema con mi cuñado y dice que estoy soñando, que nunca lo conseguiré, que invertir es muy arriesgado y que tiene un amigo que tiene un tío que conoce a alguien que perdió mucho dinero en la Bolsa"...

Ese es el email típico, que sigue con una frase del estilo: "La gente me dice que no voy a saber invertir y que es muy peligroso, ¿qué me recomendáis vosotros que haga"?. Bueno... nosotros no solemos hacer recomendaciones. Eso crea dependencia y siempre hemos apostado por una educación que permita a la gente ser autodependiente. Pero está siendo muy habitual este tipo de llamada y se me antoja que hay varias cosas a tener en cuenta:

La primera es que una persona, bajo mi punto de vista, debería de ser capaz de decidir por ella misma. No esperar que ningún experto le diga lo que tiene que hacer y mucho menos no esperar que sus amistades le aconsejen. Cuestiona todas las verdades. Se crítico. Llega a tus propias conclusiones. Piensa por ti mismo. No aceptes el camino trillado.

La segunda es que, si vas a escuchar a alguien, te asegures de a quién estás escuchando. Las personas de nuestro alrededor nos suelen querer y probablemente actúen de buena fe. Si compartimos con ellas una situación y les pedimos opinión la vamos a obtener, y en ciertas áreas, es una forma de proceder que puede ser interesante... Ahora bien, cuando deseo emprender una aventura suelo ir a buscar conocimiento en aquellos que me han precedido y que están de vuelta de donde yo quiero ir. Si quieres aprender a invertir pregunta a aquellas personas que están invirtiendo. Y si quieres aprender a invertir y ganar, asegúrate de preguntar a personas que estén invirtiendo y ganando.

Si quieres salir de la empresa en la que estás trabajando y romper con la dependencia de un trabajo remunerado... si deseas emprender tu propio negocio y abrirte un camino como empresario, habla con empresarios de éxito, pues ellos podrán trasladarte su experiencia. No es que lo que ellos hayan hecho vaya a ser igual que lo que te tocará a ti vivir, pero seguro que habrá cierto tipo de experiencia que te servirán (sobretodo a la hora de evitar ciertos errores costosos). Ahora bien, si hablas con un emprendedor que fracasó en su empeño ¿qué te va a contar? ¿cómo sabrás que lo que te dice se ajusta a la realidad y no es el reflejo de su propia aventura?

Después de una mala experiencia, una persona puede leer que dicho resultado ha sido fruto de un mal acercamiento, un mal planteamiento, o una mala estrategia,... y dejar la puerta abierta a nuevas posibilidades... mientras que otra persona puede llegar a la conclusión de que dicho resultado se debe a que ella no está hecha para este tipo de aventuras, e instantáneamente dejar de luchar por sus sueños.

Si quieres aprender a lograr nuevos resultados puedes comprar experiencia de segunda mano, pero asegúrate de estar comprando en el lugar adecuado. Probablemente tu cuñado en el paro no sea la mejor persona para decirte si aprender a invertir en bienes inmuebles o en la Bolsa puede ser una buena opción para ti. Entiéndeme,.... seguro que te traslada su punto de vista, y seguro que en otras áreas de la vida es una persona perfectamente cualificada para tener un punto de vista crítico y experto...

Lo mismo pasa con el director de la oficina en la que tienes tu cuenta de ahorro y que te puede dar su punto de vista sobre la Bolsa. Invertir en los fondos que ofrece su entidad sí es una buena opción, (no te garantizarán que ganes, claro, y te cobrarán comisiones de gestión independientemente de los resultados o de la falta de resultados que tengan) pero aprender a invertir por tu cuenta eso es otra cosa. Es muy peligrosa. Es mejor dejar tu dinero en manos de terceras personas,... así tendrás un control cero sobre lo que están haciendo.

Las personas con las que nos juntamos ejercen una influencia determinante en nosotros. Acabamos pareciéndonos a ellos, no físicamente, que también puede ser, sino en el tipo de ideas que sostenemos. Si deseas un tipo de resultado distinto INCORPORA a personas que ya lo tienen, en tu círculo de relación. Pasa tiempo con ellas, aprende a conocer su forma de pensar, su forma de evaluar, de gestionar,... Si quieres aprender a pescar, pasa tiempo con pescadores, y si quieres aprender a nadar, pasa tiempo con nadadores, no con personas que hablan sobre la pesca, o que hablan sobre la natación, sino con personas que dedican parte de su vida a lo que tú quieres hacer.

Si quieres aprender a invertir y deseas ir construyendo una columna de Activos que ponga dinero en tu bolsillo incorpora personas que ya lo estén haciendo. Compra sus ideas, habla con ellos, y analiza su forma de pensar... pregúntales sobre todo lo que pase por tu cabeza, soluciona tus dudas con ellos, interésate por el camino que siguieron, descubre qué cosas les resultaron más complicadas y qué cosas más sencillas, de quienes aprendieron ellos, a quienes te podrían presentar,...

Una de las cosa que se les suele recomendar a los que empiezan en la Bolsa es que formen un grupo de inversión. Esto puede estar bien porqué fomenta el espíritu de equipo,... pero es importante entender que si uno se junta con gente que está en la media, se quedará en la media. Tienes que juntarte con gigantes si quieres dar pasos de gigante. Siempre he ido a buscar a los mejores (o a los que mi poca experiencia me decía que eran los mejores) y cuando verdaderamente lo han sido (lamentablemente hay mucho vendedor de mapas camuflado de experto) me he encontrado con que estaban generosamente dispuestos a compartir lo que sabían, lo que habían aprendido,... siempre han sido personas abiertas a enseñar y a dar sin pedir a cambio. Asegúrate de hacer equipo con ellas.

7 comentarios:

Airam del Cristo dijo...

Vicens me ha gustado tu post.
Es un tema en el que coincido plenamente contigo. A veces las personas nos dejamos influenciar por quienes no debemos. Nos ponemos a imitar a quienes son más mediocres que nosotros y encima pensamos que eso es tener éxito.
Como ya se ha dicho en otros posts, las personas con las que pasamos más tiempo determinan en gran medida cómo será nuestro futuro.
Sólo a nosotros nos corresponde el decidir si estamos cómodos con ello, o si por el contrario sentimos que ese entorno que nos rodea nos perjudica.
Lo que más me duele es ver que hay muchísimas personas que aún sabiendo que están rodeados de un entorno hostil a sus intereses, deciden no enfrentarse a ellos, renuncian a sus sueños y deciden comprar ideas a las personas equivocadas.
No se atreven a pagar el precio de ir a favor de su mejor interés, porque muchas veces eso supone el entrar en conflicto con sus "amistades" o "familia", y puede más el miedo de sentirse rechazados o ridiculizados por su entorno, que la emoción de atreverse por primera vez a invertir tiempo en vivir sus sueños en vez de desperdiciarlo viviendo los sueños o caprichos de otros.
Al final terminan pagando el precio más alto de todos: el precio del arrepentimiento.
Saludos cordiales ;)

Rotia dijo...

Hola Viçens,

Hace poco di con tu blog y la verdad es que es muy inspirador.

Hay un comentario en este post del que me gustaría saber más ampliamente tu opinión.

Me he arriesgado a una aventura emprendedora, y por diversas circunstancias, la cuestión ha ido fatal. Al principio estaba en el grupo de "no soy capaz de hacer nada de este tipo", pero pasado el tiempo voy cambiando de opinión y fijándome más en los errores cometidos.

Ya sé que caer una vez no significa que no se tenga la capacidad, pero también es verdad que se pierde algo de confianza en el camino.

Siempre hablas en tus post de atreverse, del ahora, de buscar tu sueño. Pero, ¿y cuándo uno lo ha intentado y no ha salido bien?

¿Cuáles son para tí las claves para analizar si uno vuelve a estar preparado? Dejándo por el momento a un lado el tema económico, que creo que es importante pero no lo esencial.

Gracias por tus palabras, como he dicho es un blog muy motivador.

Azala.

Vicens Castellano dijo...

@Airam,
Creo que el miedo y la falta de un mapa explican la mayoría de casos. Si anticipas un resultado negativo a tus acciones te resultará difícil actuar con el tipo de resolución necesaria, y si no sabes hacia qué dirección moverte puede ser que te despiertas en medio de la jungla estando completamente perdido.

@Rotia,
Siempre que emprendemos la acción obtenemos cierto tipo de resultados. Si no son los que deseábamos eso es información para incluir en la ecuació y cambir el ritmo.Si no ha salido bien, toma nota de los fallos y ves a por ello nuevamente. Nadie dijo que fuera fácil.
Hay muchos elementos que indican falta de preparación: no se dirigir, no se vender, no se producir, no se administrar, no se motivar, no se priorizar...
Emprender es una aventura fascinante. Implica salirse del rebaño y adentrarse fuera del camino,... pero es la única forma de dar con nuevos prados.
Miraré de escribir algún post sobre este tema.

Juan José dijo...

Hola vicens;
tu post ha sido reconfortante.
en mi caso lo he llevado a la practica con resultados dispares, siendo mayoritariamente positivos. Es evidente que, por todo el cariño que te ofrezca tu entorno, no saben de todo y, para ciertas cosas, hay que buscar el conocimiento fuera de él, enriqueciendo con ello al entorno al que perteneces.

Un cordial saludo.
Juanji.

Aliena dijo...

Hola Vicens! Tienes razón, a veces nos dejamos influir por los demás sin tener en cuenta qué es lo más conveniente para nosotros.

En mi caso ya he aprendido la lección, a veces he consultado a familia y amigos antes de tomar una decisión...pero al final recibes tantos consejos y tan contradictorios que acabas más confundido que antes de preguntar. Total, que acabas haciendo lo que te dice la mayoría, aunque en muchos casos no sea lo mejor.

Pero eso se acabó. A partir de ahora cuando tengo que tomar una decisión la tomo, y una vez decidido lo que voy a hacer (o incluso habiéndolo hecho ya) se lo comunico a los demás. Y ya entonces pueden opinar si está bién o mal, pero no influye en mis resultados.

La escuela de inversión me parece una gran idea, me he descargado unas cuantas cosas que quiero leer, que como bien dices, primero hay que adquirir conocimientos, y luego ponerlos en práctica. A ver si la semana que viene puedo ver la demostración en directo y meterme un poco más en el tema.

Un saludo!

Yago Ferreiro dijo...

Hola Vicens. Acabo de leerme el articulo "dime con quien te juntas" y me ha surgido una duda con respecto a algunos libros que sin duda conoces.
Si hacemos caso al libro "the millionaire next door" vemos que una de las caracteristicas de los millonarios en Estados Unidos es que viven en barrios que están por debajo de sus posibilidades económicas y que su circulo de amigos tiene menos poder adquisitivo que ellos. Es decir, serían dentistas que viven en barrios de maestros. Los dentistas que viven en urbanizaciones de dentistas suelen tener un nivel de gastos mas alto, ahorran menos y al final no acaban siendo tan ricos.
Por otra parte si nos fijamos en el libro "ansiedad por el estatus" de Alain de Botton vemos que el concepto de riqueza es relativo. Un obrero americano, hoy en día, tiene mas medios que muchos nobles de la edad media y sin embargo no se siente rico. La riqueza se mide en relación a las personas que nos rodean y por tanto rodearse de personas mejores a nosotros a pesar de mejorarnos nos hace mas infelices.
Asi pues, pudiendo elegir, ¿Que aconsejarías a la hora de elegir tus amistades?
Gracias de antemano por leer mi opinión. Se que sueles responder a todos tus lectores lo cual tiene mucho merito.

Vicens Castellano dijo...

Opino que es importante que incluyas en tu círculo personas que están donde tú quieres estar. Ellas pueden compartir su experiencia y señalar los peligros del sendero, las trampas y los callejones sin salida.
Está muy bien que mantengas tus viejas amistades pues te une con ellas un pasadao único, pero tb es cierto que complementar tu círculo con personas complementarias puede suponer una diferencia significativa en la velocidad con la que consigas lo que es importante para ti.