domingo, 4 de octubre de 2009

Infinito más que cero

Algunas personas saben que necesitan hacer cosas diferentes si quieren conseguir resultados distintos. Han analizado su vida y han encontrado áreas susceptibles de ser mejoradas, y da igual que se trate de su capacidad de ahorrar, de sus relaciones de pareja, del tiempo que pueden pasar con sus hijos, de sus hábitos de lectura, da igual que se trate del nivel de endeudamiento, de lo que pagan de más por sus hipotecas o del trabajo que realizan para ganarse la vida... Desean un resultado diferente... y saben que eso no llegará si siguen haciendo lo mismo, y no obstante saberlo, no actúan, porqué, ¿cómo vas a hacer lo necesario si tienes que seguir con tu vida y cumplir con tus obligaciones?

Mira, puede que tu trabajo sea horrible, pero de momento es lo que tienes, y quizá pienses que más vele pájaro en mano que ciento volando. En un entorno en crisis ¿quién se atreve a renunciar a ese trabajo, por penoso que sea, sin tener nada seguro a lo que agarrarse?...

Tal vez el tiempo que dedicas a la lectura es menor del que te gustaría... se quedan tantos libros en el tintero. Quizás desearías ser más regular en ese hábito, pero tb podrías desear ir más al gimnasio, o pasar más tiempo en actividades con tu familia... ¿el obstáculo?: no dispones de más tiempo... o al menos eso es lo que a ti te parece.

¿Y tu nivel de ahorros? ¿Formas parte del rebaño que llega justo a final de mes y sin nada para ahorrar? Claro, con lo poco que ganas ¿verdad? ¿a quién le va a dar para ahorrar? Por otro lado, sin ahorros, si un pequeño colchón, no puedes dejar el trabajo en pos de tus sueños, no puedes hacer frente a ningún imprevisto y vives con la amenaza constante de que un imprevisto te deje fuera de juego...

Así que, por un lado sabes que deseas un resultado nuevo, y por otro lado ese resultado te reclama una acción que NO ES COMPATIBLE con tu vida actual.

Visitas este blog, y lees algunas ideas sobre cómo tener dinero trabajando para ti, y tal vez piensas que estaría bien lograrlo, que sería estupendo disponer de ingresos pasivos,... de ingresos que llegasen a tu cuenta sin depender del tiempo que tu trabajases, que fuesen independientes de tu dedicación... Pero ¿cómo vas a hacerlo si para ello necesitas dinero, tiempo u otro tipo de recursos?... Es como un círculo vicioso: ves la necesidad pero no puedes actuar pq necesitas un cambio previo.

Que frustración. Deseo un cambio pero no puedo generarlo así que me quedo atrapado en el mundo de los deseos... Hago cierta inversión en tiempo y voy imaginando como sería un futuro diferente, un futuro quizás con un trabajo apasionante, o tal vez uno con más tiempo para pasarlo con los que quieres, dedicado a tus actividades favoritas o apoyando económicamente a tus familiares,... y no obstante no soy capaz de lograrlo, no puedo avanzar, me siento atrapad@.

¿Qué está fallando? ¿En realidad me es imposible cambiar mis circunstancias? ¿Debo esperar a que un cambio externo me de lo que necesito? ¿Hay algo en mi mano que pueda hacer?

Yo creo que la respuesta a este posible dilema es clara: uno es infinito más que cero.

Muchas personas se bloquean por su incapacidad de dar con una solución global... Un plan de acción completo que les reporte un resultado capaz de cambiar la totalidad de su vida,... Un plan en el que estén trazados todos los pasos desde el primero hasta el último... y claro, este tipo de plan es complicado de obtener, sobretodo en un entorno en el que hay variables que escapan a tú control. Así que se quedan atrapadas deseando que el entorno cambie, soñando con ese momento en el que las cosas serán perfectas para actuar, en el que se abrirá un agujero entre las nubes y un rayo de sol divino les indicará lo que deben hacer... pero amig@... ese momento no llegará! Es una de las trampas mentales en las que nos metemos los humanos.

No hace falta que las cosas sean perfectas para actuar, y no necesitas disponer de toda la información para acercarte hacia lo que deseas. Cuando conduces de noche, no pretendes que las luces iluminen toda la distancia que hay entre tu posición actual y el punto de llegada... De hecho te basta con que las luces alcancen a los próximos cincuenta metros... A medida que vas avanzando vas iluminando los próximos metros y eventualmente llegas a tu punto de destino.

Con tu vida va a pasar exactamente igual: si comienzas, por poco que hagas, estarás jugando a tu favor. Resulta más práctico hacer algo, por nimio que sea, que esperar a que las cosas cambien y sean perfectas. De hecho ya son perfectas ahora, aunque quizás no lo veas.

Recuerda que uno es infinito más que cero y que con que hagas algo ya has hecho mucho más que sin hacer nada... De hecho infinitamente más.

Haz, y a medida que vayas avanzando podrás incorporar otra información que hará que tu camino sea más fácil. No dejes que la falta de información te bloquee, no permitas que la pretensión de controlar y de tener seguridad sobre tu vida, se interponga en tu camino.

La búsqueda de seguridad es una trampa que nos paraliza. Libérate de ella. Vives en un mundo inseguro, eres agua y morirás irremediablemente. No puedes controlar eso. En cualquier momento, de cualquier día, puede arrollarte un coche... ¿estamos? No puedes cambiar lo que es... pero puedes aprender a bailar con eso.

Acepta tu condición finita y muévete igualmente. No necesitas estar seguro del resultado final, porqué esa búsqueda te neurotizará y te impedirá conseguir lo que deseas. Simplemente haz y podrás ir incorporando nueva información que hará más fácil el resto del camino.

Obtener un resultado distinto está en tu mano si estás dispuest@ a actuar, por pequeño que sea lo que hagas.

6 comentarios:

Ángel dijo...

Tienes toda la razón Vicens, si te quedas mirando lo único que haces es ver pasar las cosas (el tiempo, las oportunidades...)

Por eso yo ya di mi primer paso después de hacer lo deberes y he empezado a aplicar el Twinvest, pero tengo una duda: dices que cuando la iversión es menor de 25 (en el ejemplo del post) es momento de salir por haber triplicado, pero ¿cuándo se debe salir por pérdidas? (es decir, por tener que invertir más de los 100€ del ejemplo, ¿o no invertimos nunca más de esos 100?)

Gracias

FLF dijo...

el ejemplo d las luces me parece genial.

Malkovis dijo...

Bueno, yo de momento no puedo quitar horas a mi trabajo, así que se las tengo que quitar al ocio... menos gimnasio, menos lectura y algo menos de vida familiar. Esto conlleva un esfuerzo importante, pero es el camino que hay que tomar hacia donde sé que quiero ir, y aunque solo vea 50 metros por delante de mí... no siempre va a ser de noche, no?.

Sería de locos pretender cambiar todo tu estilo de vida de la noche a la mañana, hay que ir paso a paso, pero claro, eso lo pienso ahora... hace un año no pensaba igual... vivía esperando un golpe de suerte, encerrado en una trampa mental.

Ya el primer paso que des te va a acercar mas a tu objetivo, así que ¡a moverse!.

Un abrazo.

Noel dijo...

Muchas gracias por este post Vicens...tienes la capacidad de escribir casi siempre lo que necesito leer para motivarme.

Me haces empezar esta semana con las energías renovadas.

FUNDACIÓN MARÍN DE POESÍA Y TEATRO dijo...

Es una posible salida a este estancamiento hacer oposiciones? O eso es morir en vida pero ganando mucho más que ahora?
Gran koan jodorowskiano...

Aliena dijo...

Qué razón tienes! Este último año he estado siguiendo tus consejos al pie de la letra: He reducido gastos, me he informado sobre productos rentables de inversión, he protestado y pataleado en las compañías de seguros hasta que me han hecho buenos descuentos, he buscado formas alternativas de generar ingresos...y al fin he visto subir mis ahorros como la espuma, ¡ALELUYA! También me he esforzado en leer más sobre el tema (por cierto que me encantó tu libro de ajuste de cuentas), me saqué un curso de contabilidad, y ahora he empezado a estudiar para técnico administrativo, a ver si consigo un trabajo mejor. Tienes mucha razón, para ver resultados distintos (y positivos) hay que hacer cosas diferentes. Muchas gracias!!!