jueves, 25 de junio de 2009

No todo va a ser currar

La semana pasada me tomé unos días para recargar las pilas y me llevé a mi pareja y a mi madre a Formentera. Lo pasemos estupendamente y he regresado con más ganas que nunca de compartir ideas con vosotros.

Si no has estado en ese paraíso tengo que recomendarte que lo apuntes en tu lista de cosas pendientes.

Había estado ahí antes pq tengo un amigo en la isla. Lo dejó todo atrás y se fue ahí a vivir hace casi cuatro años, y la verdad es que cada vez que le veo pienso en un Buda feliz... ¿Será la luz? ¿las aguas transparentes que parecen de cristal? ¿los peces que bailan a tus pies cada vez que te zambulles? ¿las puestas de sol?... Puede que un poco de todo esto.

¿Serías capaz de cambiar radicalmente tu vida, tal como la concibes? ¿Podrías volver a empezar en un entorno más tranquilo y apacible, sin tantas prisas, tantos atascos y tanto estrés?

Supondría un cambio que afectaría a todo tu entorno, tu trabajo, tu familia, tus amistades... y también a tu salud, a tu paz y a tu experiencia vital.

Mi opinión es que uno no puede huir de sí mismo pq se lleva con él ahí donde sea que vaya... Algunas personas, ante esta pregunta, me dicen que les encantaría marchar... abandonar su vida y empezar de cero. Yo creo que puede ser una opción interesante pero que no funciona como escape. Mi punto de vista es que uno tiene que estar muy bien amueblado para poder dejar la vida que conoce atrás y comenzar de cero. Hacer borrón y cuenta nueva comienza por un cambio en la forma de pensar,... no por un mero cambio de escenario.

Pero si uno es capaz de rediseñar su vida, si uno puede cuestionar muchas de las cosas que hace y que no tienen sentido, si puede reflexionar sobre lo que está dejando de hacer que estima importante, entonces, quizás pueda dar el salto.

¿Qué opinas? ¿Podrías ir al paraíso y vivir ahí... o te llevarías tus demonios contigo?

13 comentarios:

Black_ikarus dijo...

Hola, Vicens.

Se te ha echado de menos por aquí. Empecé a pensar que abandonabas el blog...

Por cierto, antes de nada, un pequeño detalle: en la segunda línea del post dices "Lo pasemos estupendamente...", y me ha hecho daño a la vista. En ese caso lo correcto es: "Lo pasamos estupendamente".

Y respecto al contenido del texto, yo muchas veces me he planteado un comienzo desde cero en otro lugar. Vivo en Alicante y odio esta ciudad por muchas razones: el caos urbanístico, el tráfico insufrible, la falta de aparcamiento, el insoportable calor húmedo durante todo el año, la incultura general y la falta de educación de su gente, la dictadura de las fiestas populares... En fin, todo un rosario de bondades que me darían para escribir un día entero.

El caso es que yo muchas veces sueño con una casita perdida en medio del monte, en León, en Galicia o por ahí, sin aglomeraciones, sin agobios, sin aguantar a nadie, lejos de cualquier ciudad. Y económicamente será viable algún día, pero... ¿realmente estoy preparado para ello? La verdad es que no lo sé.

A veces no nos damos cuenta de lo encadenados y acostumbrados que estamos al entorno en el que vivimos, por mucho que lo critiquemos. Y quizás la imagen que tenemos de un cambio de escenario sólo sea una idealización, mientras que nuestros problemas importantes no cambian de sitio porque los llevamos en la cabeza.

Mcos dijo...

Si yo tambien suelo cometer esos fallos, pasemos. pasamos. puede ser del catalan que se diria pasem.

Bueno Vicens estoy encantado con lo que dices,queria hacerte una pregunta sin compromiso que carrera me recomendarias desde el punto vista de ingresos economicos carrera de economicas o la de abogado, o otra.

Saludos Marc

Marta Abelló dijo...

He estado dos veces en Formentera y es realmente un paraíso. ¿Vivir allí? ¿Por qué no? Pero a veces la vida es una prueba, nos pone a prueba y nos sitúa en un lugar que no siempre se ama, como le ocurre a Black ikarus. Siempre están las vacaciones o las escapadas. ¿Vivir siempre en el Paraíso? Tal vez entonces no sería considerado Paraíso...
Saludos.

Pilar dijo...

Qué tal Vicens? Si anoche me hubiera tocado el cupón de la ONCE, ese de los 15 millones y 6.000€/mes por 25 años, mi vida si hubiera dado un vuelco, porque hubiera sido inevitable. Si hubiera pasado eso, hubiera dejado de vivir donde vivo, hubiera olvidado mis problemas,... Como no ha pasado, me quedo en el mismo lugar y con la misma gente (como dice la canción). Seguiré apechugando con lo que tengo. ¿Y qué? Esta es mi vida. Tengo la capacidad de imaginar. Como Einstein dijo: "La imaginación es más importante que el conocimiento". No. No me hace falta acabar con todo. Solo lo haría en casos extremos (por ej., en el caso descrito, si me tocara muchísimo dinero, pero muchísimo), pero no por acabar con lo que soy, sino por necesidad de adaptarme a la nueva situación. Si ocurriera lo contrario, por ej., un terremoto que acabara con lo que tengo, tendría que cambiar también, por necesidad de adaptación. Sin ninguna razón, no lo haría. No por no poder, porque no quiero. Necesito ser honesta conmigo misma, siempre. Saludos.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Uno lleva consigo su cielo o su infierno, efectivamente. De la misma manera que todos tenemos dentro un pesimista y un optimista,y es cuestión de ELEGIR con quien queremos "estar".

Hay gente que cambia radicalmente su vida cuando lo que tiene y lo que espera de ella no coinciden, y otros que no realizan una ruptura radical, sino que el cambio es más gradual. Todo depende de la urgencia de transformación (o evolución) y del carácter de cada uno.

De todo hay en la viña del "séñó".

Un saludo

Marvin dijo...

Yo llevo ya unos meses pensando en algo parecido, pero no es nada facil antes de desaparecer y cambiar el escenario hay que hacer muchas cosas y renunciar a otras,hay una hipoteca que nos seguirá persiguiendo, muchos de los conocidos (los que nos gustan y los que no) los podemos seguir viendo a traves de las redes sociales de internet. Cada vez es mas dificil desaparecer y hacer borron y cuenta nueva...pero de verdad que me gustaría irme y empezar de cero, no por huir de los problemas sino por empezar a construir mi vida desde cero con la experiencia que tengo ahora. ¿que opinais?

Dexter AF dijo...

Hola Vicens!

Pues yo lo que quiero es que cuando me jubile, sea en Menorca... y cuando digo jubilarme no pienses que sea a los 65... quiero decir cuando sea financieramente independiente dentro de unos años (tengo 23), no se si has estado en esa isla... pero con una casita pequeña en una playa de las que va poca gente, o muy cerca (no en las zonas urbanizadas), tiene que estar de vicio.. con una conexión a internet para comunicarte con el mundo. Tiempo para hacer lo que te de la gana con una tranquilidad absoluta. Sería genial!! No como en Barcelona... jaja!

Hace una semana me creé un blog donde voy poniendo mis progresos (o desprogresos) hacia la independencia financiera... si tienes un momentillo a ver si le echas un ojo! jeje ;).

Saludos!!

Dexter

Joaquín Báñez dijo...

Desde luego que los demonios se van contigo, y un cambio radical, romper con todo, con suerte puede ayudarte a luchar contra ellos, te puede dar fuerza y energía, pero vaya: que te llevas tus fantasmas a Formentera, a Hawaii o a donde vayas.

Apuntado Formentera, muy a favor del mar cristalino, del atardecer (y de la buena compañía). Saludos!

monkiki dijo...

Me apunto a ir a la casina en la montaña de León con Black_ikarus...yo soy de esa zona y por razones de trabajo resido en Zaragoza...por mi experiencia puedo decir que al final me he acabado adaptando al estilo de vida de Zaragoza (q remedio), pero sé lo q es vivir en esas zonas tranquilas...da gusto ver la tranquilidad y la nobleza de sus gentes, tumbarse después de comer en el monte, cerrar los ojos y escuchar únicamente el sonido de un riachuelo acompañado del tintinear de las campañillas de las vacas que pastan placidamente a tu alrededor...y al atardecer, mientras te acercas a casa, escuchar como no te falta ningún saludo de la gente que habita por esos lares y que cortésmente te pregunta qué tal te hayas...y una vez en casa, ahí está tu abuela que te tiene reservado para cenar ese embutido que con tanta ilusión te guarda desde que hizo la matanza en el mes de diciembre…y de pronto compruebas como entra una vecina sin apenas llamar a la puerta (xq allí son todos una familia) y te trae con todo el cariño del mundo media docena de huevos que puso una de sus gallinas...y ya casi anocheciendo sales a dar una vuelta por el pueblo…y sólo escuchas a los niños disfrutar correteando sin peligros, a algún perro ladrar o alguna vaca mugir...mientras los hombres juegan la partida a las cartas o ven el partido de fútbol felizmente todos reunidos en el bar, las mujeres charlan tranquilamente sentadas en el patio de alguna de las casas…y así hasta que a la mañana siguiente te despierte el quiquiriki de un gallo....OS DIGO YO QUE NO HAY DEMONIO QUE PUEDA CON ESTO ;-)!!

Black_ikarus dijo...

Joder, Monkiki, no me cuentes estas cosas que me voy PERO YA...

Julio Martínez dijo...

En más de una ocasión he tenido que asesorar a algunas personas con “sueldos” por encima de los 30.000 netos mensuales y en cambio ser incapaces de llegar a fin de mes. Esos sí que se pasean sin problema entre paraísos terrenales y de otro tipo. Pero, si ganando más de 30.000 al mes, no les alcanza…

Así que está muy bien distinguir entre cambio y huída.

¿Cambiar de ciudad, de trabajo, de pareja,…. puede ayudar a generar ese cambio mayor que puedas necesitar en tu vida? Sí, pero siempre que uno esté seguro que el deseo es de cambio, y que esos pequeños cambios no son huídas. Sino se cambia la manera de pensar, ni con 30.000 al mes se vive sin ahogos. De modo que del todo de acuerdo con Vicens.
Éxito!

Julio Martínez
http://siguenadelante.blogspot.com/

Marina dijo...

Hola Vicens,
Me llamo Marina. Soy de Buenos Aires pero hace 10 años que vivo en Ibiza, así que sí conozco Formentera. Un idilio. Pero yo no podría vivir ahí. Ni tan siquiera he logrado acostumbrarme a vivir en su hermana mayor. Se me hacen muy dificiles los inviernos, los días grises sin teatros ni librerías, la falta de cursos, de facultades... Todo lo que ofrece una ciudad. Pienso que debo volver a Buenos Aires, pero tengo dudas sobre si es un "escape" y los "dominios" seguirán ahí conmigo. Tema que me plantea muchas veces mi pareja. Es que la peor de las decisiones es la indecisión. Te paraliza. Como el Miedo. El gran tema.
Aprovecho a felicitarte por el programa, realmente me gusta.
Un saludo!
Marina.

Oscar Prieto dijo...

Hola a todos..!!

Hace mucho que no escribo nada por aca..., aunque cuando puedo os sigo leyendo.

Yo no estoy de acuerdo con muchas de las opiniones aca expuestas..., y me explico....

Soy Madrileño (atascos??? alli los tenemos todos..), pero llevo viviendo en la provincia de Alicante 6 años, 3 en Altea, y 3 en Alicante, la misma ciudad de la que Black Ikarus quiere huir.

En mi opinión es una de las mejores ciudades que he conocido, y he conocido muchas.... lo que me hace pensar.... es Alicante tan buena, o en cambio lo bueno es "EL PRISMA" desde el cual lo estoy viviendo.

Cada vez estoy más convencido que es un tema de Prisma, nio me planteo volver a vivir a mi ciudad Madrid, pero creo que actualmente, fuera donde fuera, seria feliz.

Lo importante, en mi opinión, no es el entorno, sino tu mismo.

Estoy seguro que puedes encontrar vecinos que quien hablar en Zaragoza, lugares.... donde lo unico que se oye, son .... lo que tu quieras oir, esos lugares existen en todas las ciudades, solo hay que querer buscarlos, y sentirte lo suficientemente a gusto contigo mismo para disfrutar de lo que tienes, que estoy seguro que habría millones de personas que nos envidiarian a todos y cada uno de nosotros.

Reflesionar un poco sobre ello.

Saludos.