domingo, 12 de diciembre de 2010

¿Sufrir es opcional?

Mi hermana está embarazada y en unas semanas espero conocer a Oriol... pero el embarazo, al igual que los dos anteriores está siendo terriblemente doloroso y deja a María postrada y desalentada, frustrada, abatida y sin poder dormir. Eso suele llevarla de la desesperación primero, y a la más absoluta indignación después.

Las cosas no tendrían que haber sido así, el dolor que padeció con el primer embarazo no debería haber aparecido en el segundo, y mucho menos en el tercero... pero apareció y el hecho es que está ahí y difícilmente se puede medicar.

Ha recibido ayuda de un acupuntor y eso ha contribuido a aliviar parte del malestar... pero los días siguen pasando y el infierno no parece terminar.

Desde mi punto de vista es importante que las personas aprendamos a diferenciar el dolor del sufrimiento. Muy importante. Y que lo hagamos lo antes posible, hoy por ejemplo, ahora mismo. Si posponemos ese aprendizaje para el futuro quizás no estaremos preparados para enfrentarlo cuando aparezca, que aparecerá.

Y pienso que la diferencia está en que el dolor puede ser inevitable, pero el sufrimiento es opcional. El dolor puede tener una causa física, pero el sufrimiento tiene una causa mental. El dolor puede tener un origen externo, pero el sufrimiento lo generamos internamente. El dolor puede, como en el caso de mi hermana, ser inevitable, intratable, e imposible de aliviar, pero el sufrimiento no tiene porqué existir.

Creo que el autor de tus sufrimientos eres tú.

Quizás no te has dado permiso aún para descubrir esto. Quizás no te has parado a observar tu sufrimiento. Quizás no habías hecho esta distinción antes... O quizás sí, y habías llegado a otra conclusión. Mi punto de vista es que la totalidad de tu sufrimiento depende de ti. Y eso quiere decir que no hay ni una sola causa externa que sea responsable de tu sufrir, ni la pérdida de tu trabajo, ni una lesión, ni la privación de libertad, ni la pérdida de un ser querido.

Si sufres es porqué te haces sufrir. Ojo, no digo que no esté bien sufrir, digo que es opcional. No quiero moralizar sobre si es o no conveniente, o si juega o no cierto papel. Solamente trato que reflexiones sobre el sufrimiento porqué es relativamente habitual.

Observa como aparece el sufrimiento en tu vida. No creas lo que yo diga o lo que diga cualquier otra. Observa qué es eso a lo que llamas sufrimiento.

Es importante hacer la distinción entre el sufrimiento y el dolor porqué si tienes un dolor terrible y sufres por ello, tienes dos problemas: el original que era fruto del dolor, y el secundario que es el obstáculo que levantas en tu camino por intentar negar lo que es.

El dolor que sufre mi hermana os aseguro que es terriblemente real. Un pinzamiento de un conjunto de nervios está enviando una señal muy intensa... y el sufrimiento también es terriblemente real... pero está originado por ella misma.

El primero va a tener que aguantarlo probablmente hasta el día del parto, pero el segundo no. El sufrimiento podría soltarlo en cualquier momento... pero para ello debería de darse permiso para observar si eso puede tener algún tipo de sentido.

Hace un momento comentaba que era importante hacer esa distinción lo antes posible. Lo decía porqué el mejor momento para cavar un pozo es antes de tener sed...

Si estás atrapad@ en una situación en la que generas sufrimiento, quizás no tengas la entereza emocional suficiente para reobservar tus pensamientos, y con ello te prives de poder generar el cambio que buscas.

En buena parte de los casos, el sufrimiento lo generamos al negar la realidad. No quiero que las cosas sean como son, pero las cosas son como son. Quiero que algo termine, que cese, pero ese algo lleva otro ritmo, o no depende de tu voluntad. Lo que es, es. Aceptar lo que es como lo que es aporta un gran espacio y una gran tranquilidad. Negar lo que es suele encadenarnos.

Cuando acepto lo que es, suelto la necesidad de que sea diferente de como es... porqué al final lo que es, es. Ese dejar de huir absurdo, ese permanecer con lo que está siendo, es liberador.

¿Qué pasaría si reconocieras el dolor como lo que es: información, y dejaras de pretender que fuera otra cosa? Eso lo tendrás que descubrir por ti mism@, pero puede marcar una diferencia notable en tu vida.

vC

10 comentarios:

Cristinette dijo...

La idea central en la que basas este post es algo que mi terapeuta me viene diciendo desde hace tiempo. Y cuánta razón alberga. Es cierto que no podemos evitar sentir dolor ante la muerte de un familiar, o ante una situación trágica, como puede ser una separación o un despido, pero sí podemos no regodearnos en ese dolor para sufrir. Creo que al principio siempre hay un momento de convivencia, pero debemos darnos cuenta, como dices, ser conscientes y conscientemente decidir dejar de sufrir y simplemente aceptar el dolor. Cuesta... eso sí. Pero alivia.

Daniel Fuertes dijo...

Buen post, pero... ya que parte de la gran frase "el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional", me permito el lujo de recordar que fue Buda quien la enunció, y la esencia del budismo es librarse de ese sufrimiento.

aporlameta dijo...

La diferencia entre dolor y sufrimiento muy clara.

Que es opcional sufrir, pues así
de simple debería ser.
Observar cómo se genera y permanece; la situación y las consecuencias de permanecer ahí.. es un trabajo realmente duro!

¿Qué diferencia el observar y el analizar ?, analizamos movidos por un sentimiento y/o dolor??

Bienvenido sea, el NO sufrimiento!

Itziar Crespo dijo...

Este post plasma lo que muchas veces intento explicarle a mi madre, yo ya he aprendido y es una liberación, las cosas que tienen que doler duelen, pero ya no pierdo tiempo en sufriminientos que no me ayudan. Sigo en mi empeño de que mi madre aprenda a no regodearse en el sufrimiento inutil, intento que aprenda a sufrir lo justo y que utilice ese tiempo que pierde sufriendo en disfrutar de otras cosas que le sientan bastante mejor, dar un paseo, disfrutar de su nieto,....
Ya sé que es algo que tiene que aprender ella sola, pero ¿a quien no le gustaría ayudar a que sus padres se sintieran mejor?

Rafael dijo...

;) Felicidades para ti y tu familia por la buena noticia, Vicens.

Iciar Piera Iglesias dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. El sufrimiento no tiene nada que ver con los acontecimientos, sino con cómo reacciona uno ante ellos.Responde a una interpretación y como bien dices a no aceptar lo que ES. Un buen libro que puede ayudar a "soltar ese sufrimiento" es Amar lo que ES de Byron Katie.

Gracias por tus reflexiones.
Iciar

monkiki dijo...

Aunque no tiene que ver con el mensaje que quieres transmitir...no he podido evitar acordarme, según leía tu post, de una sesión de meditación (seguí tu consejo de practicarla), en la que nos explicaban cómo la FOCALIZACIÓN y los PENSAMIENTOS contribuían a agrabar o disminuir el dolor...y ponía como ejemplos casos en los que el dolor comienza cuando eres consciente de que te has fracturado un pie, de que el hueso del brazo se te ha salido del sitio, de que estás sangrando, etc...y es que se ha demostrado q el ser humano está capacitado para liberar sustancias que funcionen como analgésicos, sedantes, etc.

Espero q tu hermana María esté un poco mejor. Un abrazo.

inakisimon dijo...

Espectacular el post. Nunca había pensado en esa distinción entre dolor y sufrimiento, y aunque la diferencia puede parecer pequeña en realidad es enorme, sobretodo en cuanto a aceptar las cosas como son y no negar la realidad. Yo ya lo estoy aplicando.
Muchas gracias por abrir camino...

FERNANDA dijo...

LO que siente una persona abatida por una vida miserable desde su nacimiento, cuyas causas son externas, como el hambre, el maltrato, la muerte y el odio a su alrededor, ¿es dolor y/o sufrimiento?, ¿depende de su decisión o está instalado y ya le es inherente?...

Mónica dijo...

Qué gran verdad y creo que es difícil controlar el no sufrir, a veces nos dejamos llevar por el dolor y sufrimos... pero creo que se puede aprender y cuanto antes aprendamos menos sufriremos y más aliviados nos sentiremos.
Siempre aprendo contigo Vicens y los comentarios de tus otros seguidores también ayudan.
Un abrazo y no sufráis.