jueves, 7 de mayo de 2009

Pásate a Linux

Algunos psicólogos, en su afán de comprender cómo pensamos las personas, utilizan el modelo del procesador de información. A cierto nivel los humanos captamos información del medio con nuestros órganos especializados, vista, oído, olfato,... y la procesamos internamente. Parte de esta información queda almacenada en forma de esquema,.. en forma de representación interna. Esa información tiene valor adaptativo y nos permite orientarnos en el mundo y funcionar en él.

No quiero entrar a desarrollar este modelo. Lo que sí quiero es ofrecerte un símil que puede ser de utilidad para comprenderte y sugerirte el que hagas una reflexión. Vamos allá.

El símil en cuestión es el de software de ordenadores: por tu experiencias sabes que no es lo mismo manejar un ordenador que corra sobre Windows XP, que uno que corra sobre Vista, que uno que lo haga sobre Windows 95, Ubuntu, Linux, o un ordenador con Mac OS.

Yo recuerdo perfectamente la experiencia del "pantallazo azul" que fue tan habitual hace poquitos años: estas trabajando en el ordenador y de repente, sin mediación alguna, ves como la pantalla se vuelve azul por un error de sistema y todo el trabajo se pierde. Por suerte hace tiempo que no tengo que vivir con eso.

Ahora imagina que integramos esa experiencia con las propuestas que hacen algunos psicólogos cognitivistas. Imagina que tu mente utiliza un lenguaje de programación; una forma estructurada de interpretar la información que captan tus sentidos del medio; un sistema de procesar dicha información a través de un conjunto de reglas.

La reflexión que te propongo es que averigües si a tu alrededor hay personas que utilizan sistemas más estables que otras. Personas que saben actuar de forma apropiada ante los más variados acontecimientos.

Observa, mira, toma nota de lo que veas. A mi me resulta tan obvio, tan elemental. Sencillamente es como si hubiera personas que han aprendido a procesar la información del medio de forma capacitante, mientras que otras quedan bloqueadas como si sufrieran un "pantallazo azul" en sus mentes.

En cierto modo es como si entre nuestras orejas tuviéramos un ordenador muy potente... pero sin su manual de instrucciones. La única forma de utilizarlo es a través de la prueba y del error. Haces un intento más o menos intuitivo de afrontar cierto acontecimiento y en función del resultado que obtienes sacas una u otra conclusión. Luego utilizas esas conclusiones para posteriores interacciones y, de esta manera, funcionas "a pesar" de la forma como utilizas el ordenador y no por estar siguiendo unas "mejores prácticas".

Mi propuestas es que hagas "benchmarking mental": analiza aquellas personas que disponen de lenguajes de programación más estables que el tuyo, aquellas que corren sobre Linux, y aprende de ellas.

Recuerda que no estás condenado a seguir sufriendo pantallazos y que puedes actualizar tu software mental. La vida puede ser una experiencia muy agradable independientemente de lo que tengas que vivir. No estás condenado a sufrir, ni a sentirte mal, porqué una cosa es lo que vives, y otra es el sentido que le das.

Recuerda tb que el sentido se lo das a través de un lenguaje que has aprendido. Si no te gusta el resultado puedes aprender a utilizar un lenguajes distinto, uno más capacitante, más estable.

7 comentarios:

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Y ahora que ya sabemos lo de la plasticidad del cerebro, lo lógico es aprender de lo vivido y cambiar nuestra programación.

Yo creo totalmente en ello, porque lo he vivido en mí.

monkiki dijo...

Dicen por ahí…que nadie escarmienta en cabeza ajena…curiosamente, yo vengo observando todo lo contrario…sí, aprendemos de los demás pero quizás la mayoría de las veces nos fijamos más en las experiencias negativas de los otros con el fin de no repetirlas nosotros…que en analizar el cómo y el porqué cierta gente vive la vida de forma positiva y con felicidad.

Nico697 dijo...

Muy bueno el simil que propones entre la vida y los sistemas operativos ¿que distribución usas?

Malkovis dijo...

A mi me pasaba como con windows xp que solo reconoce 3 gigas de memoria, aunque tengas mas.

Al cambiar el sistema operativo, estoy empezando a darme cuenta del pedazo ordenador que tengo y que antes no sabía sacarle partido.

Pero recordad siempre que lo mas importante en un ordenador son la pantalla y la silla.

Un abrazo.

David de la O dijo...

Santa razón!!!

Todos a Linux!!!!

Black_ikarus dijo...

La mayoría de la gente tiene su cerebro corriendo en Windows XP. Y así les va.

De toda la vida, mi mente -y mi ordenador- han sido más de Mac OS. Unos bichos raros entre la masa.

Y quizás ahora mi mente esté migrando poco a poco a Linux, pero mi ordenador no. Al menos por ahora...

raul dijo...

Hola vicent, la verdad que tienes mucha razon en tu post, yo soy o era un pantalla azul,porque lo estoy cambiando,en mi vida he tenido mucha inseguridad, era o estoy dejando de serlo inseguro,antes la inseguridad me hundia, ahora la utilizo como señal de alerta para mejorar las cosas y esforzarme mas, y me he dado cuenta que mi mente quiere mantenerme alerta, principalmente para no tener errores o fallos ya cometidos,a si que me lo tomo como tal,en mi clase de yoga ahi una chica que tiene inseguridad, la pantalla azul,y yo voy a hacer desde mi experencia lo posible porque la pantalla azul se vaya al traste.
sigue a si campeon.