jueves, 3 de marzo de 2011

La psicóloga no acertó con el niño

He leído esta mañana en el Periódico de Catalunya, una carta enviada a la redacción por una madre.

Me ha parecido muy adecuada porqué pone encima de la mesa un tremendo problema social: prejuzgamos a los demás y con nuestros juicios podemos limitarles de por vida.

Afortunadamente el amor de esta madre por su hijo fue más allá de las opiniones de los "expertos".

Aquí te la transcribo:

La psicóloga no acertó con el niño

"Muchos ciudadanos sentimos, o sentíamos, admiración por los profesionales de la salud, tanto si son médicos, cirujanos, enfermeras o psicólogos. A este último colectivo me voy a referir en este texto. Mi hijo Marc, que actualmente tiene 33 años, era un niño curioso, inquieto y rebelde durante su infancia y la etapa escolar. Antes se decía que era un niño malo; ahora les llaman hiperactivos. Cuando tenía 6 años pasó por el despacho de la psicóloga del colegio, que trabajaba en el Hospital de la Cruz Roja de Barcelona. Su diagnóstico fue el siguiente: "Señora Barrachina, con este niño no hay nada que hacer, no terminará la EGB (educación general básica, la enseñanza primaria de la época), ni siquiera cambiándolo de centro escolar, pues sería como trasladar un paquete de mierda de un lugar a otro". Recuerdo esta última frase ¿cómo la iba a olvidar¿ textualmente. Pues bien, Marc terminó la EGB y el bachillerato, pasó la selectividad, cursó Historia del Arte y Diseño Industrial y ahora es productor musical, profesión que le reporta con una buena remuneración económica. Aquella psicóloga, sin embargo, demostró poca profesionalidad y no hizo nada por ayudar a mi hijo. Esta carta va dedicada a esos padres desesperados porque a sus hijos les han diagnosticado hiperactividad. Lejos de comprenderles y orientarles en su creatividad, animándoles a concentrarse y canalizar sus cualidades, muchos psicólogos los estigmatizan desde niños, haciéndoles pasar por varias terapias, que incluyen la medicación con fármacos. Créanme, no se dejen influir por ciertos criterios. Solo con un poco de buena voluntad, una buena educación, respeto, asunción de responsabilidades, dedicación y mucho amor, el niño, con los años, dejará de ser hiperactivo.

Lluïsa Barrachina,
2 Marzo 2011
Cartas de los lectores
El Periódico de Catalunya

18 comentarios:

elena delucca dijo...

Qué decir de la psicología...respetada y a la vez limitada ciencia. Y qué decir de los "profesionales" que deciden estudiar dicha carrera para llegar a la raiz de la psique(alma) y solventar patrones o conductas limitadoras y en ocasiones desfavorecedoras para la evolución humana. Mi opinión personal es que la psicología junto con la psiquiatria deben hacer más deberes y especializaciones continuas puesto que el ser humano no hace más que avanzar y avanzar en muchos aspectos. Un gran ejemplo para compartir y una visión curiosa y expandida por tu parte Vicens. Gracias por ello...

Bernat1977 dijo...

Espectacular el tacto de esta psicologa, por llamarla de alguna manera, tener un titulo no te convierte automaticamente en un profesional, lo que te convierte en un profesional, son habilidads, aptitudes, experiencia... que se ponen a prueba todos los dias, en todas las decisiones y que si son las correctas te convierten en más profesional, (como la matematica positiva del trading). Puedes ganar 10000 dolares en un par de dias en simulado no haciendo caso de la gestion del riesgo, la gestion del dinero... y creerte el mejor trader del mundo, en cuanto abras una cuenta real todo eso se desvanecerá como la niebla y veras que realmente es mucho más dificil ganar 1000 dolares en en cien trades arriesgando solo el 2% por operacion. Cada uno que elija su camino.
"despues de haber cometido un error, un sabio puede rectificar, el necio no"

iraia dijo...

Esra psicologa demostró una nula profesionalidad.
Posiblemente ella misma necesitarioa más ayuda psicológica que el crio.
De todas formas soy muy esceptica con estos profesionales.

VERONICA dijo...

Por suerte las madres nos volvemos "leonas" cuando se trata de nuestros hijos. El mío no servía para nada y está terminando Aparejador...e incluso si no terminara nunca, ya ha demostrado que sabría ganarse sus castañas. Y todo a pesar de que la orientadora vocacional dijo que mejor estudiara una F.P., que la universidad era mucho para él.
No le hicimos ni caso, es más, le prohibí expresamente que volviera a "orientar" a mi hijo.
Gracias por compartirlo.

pilar dijo...

Todos tenemos derecho a equivocarnos (los Psicólogos también) pero es cierto que a veces, de manera inconsciente e irresponsable, hacemos mucho daño. En este caso creo que el espíritu de superación, el apoyo, el amor y el ejemplo de otras personas,… nos ayudan de forma exponencial a crecer.
Quizá no es la mejor manera ni la más deseable pero es otra forma de aprender que los prejuicios y ciertos límites (los pongamos nosotros o nos los impongan) sólo son un intento de anular nuestra libertad de ser. Y eso es tan ridículo como tratar de ponerle puertas al campo. El prejuicio de otras personas solo habla de ellas, no de aquellas personas a las que juzgan.
Esa situación ofreció al niño una oportunidad… me pregunto si supuso lo mismo para la Psicóloga que lo evaluó.

David Reguero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
durodelapeli dijo...

El Trastorno por Déficit de Atención (con o sin hiperactividad) es una entidad perfectamente definida y con una base fisiopatologica (alteración en la regulación de neurotransmisores cerebrales) ampliamente demostrada.
Mal por la psicóloga, que hizo mal (fatal) su trabajo, pero también mal por la gente que se mete en ámbitos (en este caso la neuropediatria) desde la ignorancia.
Ojalá este tipo de trastornos se curase con amor y cariño pero desgraciadamente no es así.

David dijo...

Pues a mí me pasó al revés: de niño era guapo, rubio, gracioso y sacaba unas notas buenísimas sin esfuerzo. Ahora tengo 31 años, estoy en paro, calvo, deprimido, y hago el amor más o menos una vez por olimpiada. Supongo que la psicóloga me diría: "este chico va a ser un fenómeno".

Daniel Cana dijo...

Hola Vicens, ayer mande esta entrada a Menéame, Supongo que habrás recibido un subidón de visitas

http://www.meneame.net/story/psicologa-no-acerto-con-nino

Si os animáis a menearla quizás llegue a portada y le lluevan las visitas.

lucastaner dijo...

Tengo casi 50 años y la experiencia en la vida me está demostrando que en muchísimas situaciones es muy conveniente ser tremendamente desconfiados con las opiniones de los llamados "expertos" o "profesionales"e incluyo a los médicos. Sus opiniones teóricamente ponderadas, a veces se pueden convertir en una losa y muchas veces solo tienen ponderada su etiqueta social y su sueldo y disfrutan regocijando su ego. Mucho cuidado con los expertos.

Transmetropolitan dijo...

Esto del TDAH es complicado. También es un buen ejemplo de porqué debería existir una especialidad de psiquiatría infantil.

Hablan por ahí de neuropediatría y supongo que quien lo dice lo hace con conocimiento de causa. En mi caso en el diagnóstico intervinieron una psiquiatra y una psicóloga clínica, claro que ya era adulto. Bueno, y algunos cientos de euros, claro; que en este aspecto la sanidad pública funciona como puede.

Sea como fuere, el TDAH es algo muy serio porque puede echar por tierra el potencial de un niño antes de que tenga la oportunidad de luchar.

Animo desde aquí a los padres con niños diagnosticados con TDAH; no somos mejores o peores que el resto de la gente, es que nuestra química cerebral es un poquito distinta. No debería plantearse como una enfermedad.

En serio, esta cosa nuestra -este cerebro efervescente- nos da también algunas ventajas que los "neurotípicos" ya quisieran para sí.

Por cierto, yo dentro de poco cumpliré los 30 añazos, mi currículo académico sólo llega hasta la formación profesional y trabajo codo con codo con ingenieros... los títulos influyen, pero no lo son todo.

pilar1502 dijo...

Con tu permiso Viçens
Para "Transmetropolitan":
(algo que acabo de leer, con lo que estoy de acuerdo y espero te sirva)

"There is always room in your life for thinking bigger, pushing limits & imagining the impossible"
(Anthony Robbins)

"Lo que te impide avanzar en la vida no es quien eres, sino lo que crees que no eres. Lo que te impide disfrutar de todo lo que quieres en el mundo exterior es lo que sucede en tu mundo interior. En cuanto comprendas plenamente este concepto, podrás liberar tu mente de todos esos pensamientos que te limitan" (Yasnely Gomez)

Sarita dijo...

Hola a todos/as,

Como psicóloga mi opinión es que las "etiquetas" que se dan desde la psicología, como desde cualquier otra ciencia de la salud, deberían servir para comprender mejor lo que le pasa a una persona, no para estigmatizarla. En vez de sentenciar a este niño el diagnóstico debería haberle proporcionado a los padres, y a los profesionales que trataban con él, herramientas para ayudarlo.

Asimismo la orientación académica o profesional debe dar información, recomendaciones y pautas de reflexión, nunca coartar el futuro de nadie. En mi ejercicio diario de esta especialidad acostumbro a decir que cada uno es dueño de su propio destino, por lo que la decisión de qué estudiar o trabajar no puede ser tomada por el profesional. Nosotros damos nuestra opinión pero el desenlace de los acontecimientos depende en gran medida del esfuerzo de la persona.

Saludos,

Sara Jurado

Vicens Castellano dijo...

Seguramente la conducta de esa personas tuvo más que ver con su propia forma de ser, que con la profesión que ejercía.
vC

Itziar Crespo dijo...

Estoy con Vicens, mi hermano pasó por algo parecido, y al buscar una 2ª opinion resulta que no coincidían, y eso que era el mismo niño.

Saludos

Bernat1977 dijo...

es posible

Milagros dijo...

Me "causa gracia la sensibilidad" de la "psicóloga"

-> dijo...

EN primer lugar, enhorabuena por hacer caso omiso de lo que dijo la psicóloga y animar y apoyar a su hijo. EN segundo lugar, y como psicóloga que soy tambié, me gustaría decir que como en todas las profesiones, hay incompetentes...el problema es que un incompetente en psicología, medicina, etc. puede causar muchos problemas. He vivido casos similares de psicólogos que no sé dónde estudiaron ni qué aprendieron, pero se olvidan que a veces los diagnósticos y los tecnicismos sirven de poco y no recuerdan que no todo son tratamientos estandarizados ni procedimientos estructurados, sino que en muchas ocasiones(casi la mayoría)la gente que acude a consulta solamente necesita que la animen, que le den apoyo, confort y confianza. Puede parecer complicaso, pero con estas cosas tan simples se pueden resolver un porcentaje elevadísimo de problemáticas psicológicas, con diagnóstico o sin él. Yo os animo a que no descalifiquéis a la psicología en general, sino a los "profesionales" individuales que hacen mal su trabajo, porque haberlos, haylos.