viernes, 25 de marzo de 2011

¿Podemos organizar un cambio?

Me preocupa y mucho, cómo está el mundo a día de hoy. Me preocupa el ser humano y lo que hace, cómo vivimos, cómo explotamos los recursos y la violencia que manifestamos una y otra vez. Me preocupa el dolor, el sufrimiento, la angustia. Me entristece profundamente ver tantos dramas cotidianos, personas que están enjauladas en su propia neurosis, personas que expresan los más altos niveles de indiferencia por los demás, personas que pisan, que matan, que torturan, que esclavizan, personas que dimiten de la vida, que se someten, que entregan la dignidad, personas alienadas, personas que viven de rodillas y aquellas que pretende que los demás se pongan de rodillas. Me entristece que haya seres humanos que mueren por falta de agua y por falta de alimentos, mientras en otros lugares regamos campos de golf, y quemamos cosechas. Me preocupan los jóvenes obesos, bulímicos y anoréxicos, me preocupan las personas ansiosas y deprimidas, estresadas, agotadas e infelices.

Y ante tanta preocupación me pregunto si podemos organizar un cambio. Veo iniciativas, veo ONG bien intencionadas, maniobras políticas, promesas, protestas en la calle (no muchas), grupos de "resistencia", indignación, asociaciones pro derechos, pro vida, pro diversidad... pero ¿surgirá de todo esto un cambio verdadero?

¿Puede el ser humano organizarse de manera que consiga eliminar estos conflictos, estas injusticias, y este sufrimiento? ¿Acaso hemos sido capaces de hacer algo en el pasado? ¿Estamos demostrando que este cambio es posible?

Yo creo que no. Creo que el camino hacia un nuevo mundo no pasa por los cambios organizados desde ningún país, organismo, asociación, grupo político, o colectivo. Cuando yo creo un grupo y me identifico con él genero división: los del grupo, y los demás. Cuando me identifico con una política en concreto creo división: los que tenemos razón, y los demás. Cuando delego en otros la responsabilidad de lo que estamos viviendo y pongo en ellos mi esperanza cometo la torpeza de pensar que la solución está fuera, que si nos organizamos entre todos lo conseguiremos, que es un problema de falta de voluntad, al fin y al cabo existen recursos para alimentar a todo el mundo ¿verdad? Mentira.

Si, efectivamente desde la teoría existen tales recursos, pero el mundo no funciona desde la teoría sino desde la realidad. La realidad es que no lo hemos conseguido porque el problema está mal planteado. Intentar solucionar un problema mal planteado nos llevará siempre a la frustración de no dar con la solución. Es buscar las llaves en un lugar distinto de donde las hemos perdido.

No escribo esto para quejarme, pero me gustaría que reflexionases sobre este punto. No sobre si es o no posible encontrar una forma de organización que permita una vida más sostenible, menos violenta, más equilibrada. No. Más bien sobre si el problema tal cual está planteado puede encontrar alguna vez solución.

Yo digo que la solución no pasa por un cambio colectivo.

Mi punto de vista es que nosotros somos el mundo y que el cambio que queremos ver fuera tiene que nacer dentro, en ti, en mi, en algo tan cercano como en lo que hacemos cada día. Creo que si llevamos vidas responsables por el mero hecho de que entendemos que eso es lo que queremos hacer, no porque nos obligan, no porque nos sancionan, no porque está bien visto, sino porque lo elegimos como opción vital, nosotros seremos el cambio que esperamos en el mundo porque nosotros somos ese mundo.

Y no es un tema de que alguien te diga cómo tienes que llevar una vida responsable. Nadie tiene autoridad sobre estos temas. Tú eres quien debe decidir lo que es y lo que no es responsable.

Observa lo que haces en tu día a día, en las pequeñas cosas, en los más insignificantes aspectos de tu vida, no en los anhelos de grandeza, no en lo que tendrá un impacto global, o en lo que cambiará el mundo, sino más bien en lo que decides a cada momento. Observa eso y decide si es o no congruente con que dices que es importante.

Ver lo falso como falso es el principio del camino y es tu responsabilidad.

vC

7 comentarios:

albert dijo...

Muy buena entrada . . .

Siempre que salen estos temas hablando con compañeros, familia, amistades . . . acabo comentando lo mismo . . . individualmente NO podemos pretender cambiar el mundo entero es una empresa o problema demasiado grande . . . en cambio SI que podemos cambiar el pequeño mundo que nos rodea e intentar hacer que la vida de las personas que nos rodea sea algo mejor.

Saludos!!

Facebook creciendoenlaentrega dijo...

Te paso un link que agrupa vídeos por si quieres explorarlo para algún post.
http://embedr.com

Desde luego que está visión es la correcta, lo complejo es instalarla .

Como siempre el punto crucial la educación, las aulas ...la formación del docente en estos aspectos es decisiva...¿ cómo llegar a ellos de este modo, sin adoctrinar ?...

Demasiados años de mente patriarcal

http://creciendoenlaentrega.blogspot.com/2010/05/autoridad-mente-patriarcal-versus.html

¿ Por qué hay personas que no desean ser conscientes de esto ?

Daniel Stern,

El Eros es un amor niño, se nace con Eros. No es el amor genital naturalmente. El niño busca el pezón de la madre probablemente siente la misma dicha que el que busca ser cobijado en un abrazo amoroso de adulto, el niño necesita la piel de madre.
No está diferenciado el Eros incluso del deseo de contacto, de relación.

Pero la primera forma de expresión del amor instintivo, es lo que en el mundo de la psicología, en ingles por ejemplo se le da el nombre de attachment(apego).


ha estudiado el establecimiento del vinculo materno infantil, es un vinculo que todos necesitamos establecer y que si no tenemos un maternizaje suficiente, vamos a quedar siempre inseguros, necesitados de una excesiva confirmación del vinculo en la vida adulto.


Quedamos demasiado mamones, demasiado necesitados de confirmación de recibir más, hasta el punto que el recibir interfiere con el dar, se está tan concentrado en el anhelo de recibir, que no se desenvuelve la otra posibilidad de la vida amorosa que es la más vital para la felicidad.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

De acuerdo totalmente. Y cuando se entiende esto comienza el cambio del mundo.

elena delucca dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que dices y expresas en este punto porque como dijo un buen escritor que adoro, Enrique Barrios, "no intentes cambiar EL MUNDO, sino cambia TU MUNDO". Sé perfectamente a lo que se refería con ello...

VERONICA dijo...

Yo estoy completamente de acuerdo, pero hay que reconocer que es muy difícil llevar esa opción a la práctica día a día. Cualquier cosa que compramos (incluida acciones), cualquier empresa a la que estemos favoreciendo con nuestro dinero, puede estar destrozando el planeta o financiando movimientos terroristas y la mayoría de las veces no somos conscientes de ello o lo sospechamos, pero nos decimos que "es el super que me queda más cerca" o cosas por el estilo.
Si cojo el coche, si bebo en un vaso de plástico...la lucha es constante.
Siento ser la nota discordante tan amenudo.

pilar dijo...

Hace unos días hablaba con mi hermano sobre la posibilidad de un cambio partiendo del conocimiento de otras personas. La respuesta a mi planteamiento fue negativa. Y puedo entender su postura porque cuando uno pierde la confianza en alguien (en este caso en los demás y en lo referente a ciertos temas) es muy difícil recuperarla. De esta forma vamos creando nuestro propio mundo / grupo (al que pertenecemos de forma exclusiva). Me pregunto si hay algo más improductivo y que genere más división que eso. Encontrarnos a solas con nuestro propio ego…?
La vida sería insostenible tanto para mi como para las personas que me rodean si no ejerciera mi responsabilidad para gestionar cambios a nivel personal. Yo soy en última instancia la que “genera” esos cambios pero he de reconocer que a veces son otros los que los promueven. Responsabilidad personal? SI, por supuesto: vivimos en sociedad… y puede que la solución no pase por un cambio colectivo (no tampoco creo en ellos, siempre habrá alguien que quiera abanderarlo para su causa y propio beneficio) pero unir responsabilidades en algunos casos ayuda a eliminar o paliar conflictos, injusticias y sufrimientos. Este es un hecho comprobado, no hablo de teorías… para nadie ha pasado desapercibida la labor que la madre Teresa de Calcuta y la de tantas personas de su orden, voluntarios,… han hecho en la India.
Gracias por tu post Viçens. Creo que nuestro mundo sería mejor si en él hubiera más personas como tu.

MAITE dijo...

Me ha encantado tu entrada de hoy, y estoy de acuerdo contigo. opino que el cambio ha de ser personal e intimo.
soy una seguidora tuya, y me encataba el programa que tenias de manejar las finanzas en la cuatro, te hecho de menos.