martes, 27 de mayo de 2008

¿Por qué haces llorar a las mujeres?


Eso es lo que mi padre me preguntaba el otro día, y es que en casi todos los capítulos que he rodado de Ajuste de Cuentas sale alguna mujer llorando... No es que mi intención fuese el hacer llorar a nadie, pero es que el tema del dinero provoca emociones muy fuertes y suele estar asociado al miedo.

Enfrentado al reto de conseguir un cambio duradero algunas veces no me queda más remedio que apretar las tuercas de forma muy directa. Confrontados con los hechos muchas personas se desmoronan. Tal vez puedan intentar engañarse durante un tiempo pero al final las consecuencias se les hacen evidentes.

Por otro lado no creo que llorar sea malo en absoluto. Es una respuesta fisiológica que puede ser el catalizador de un cambio de patrón. Una expresión de frustración, de miedo y de desamparo que a veces hace falta para dar un paso adelante.

El problema, bajo mi punto de vista, sucede cuando se recorre al llanto como estrategia final pq uno puede quedar anclado e inmóbil. Llora, sí, pero luego utiliza esa emoción como energía para la acción. Que sea el combustible que faltaba para dar el paso necesario.

Que el dolor en el pecho sea una rotura con el pasado y un paso hacia adelante.

2 comentarios:

Anam Cara dijo...

Personalmente, me quedé asustada viendo el programa del viernes pasado. Yo no soy psicóloga - soy economista, de hecho - y digo esto con el máximo respeto del mundo, pero creo sinceramente que el problema de la señora - Raquel, creo que se llamaba - no era tanto financiero como un comportamiento compulsivo reflejado en las compras y, seguramente, resultado de conflictos internos que no tienen nada que ver con sus finanzas.

Creo que es un programa interesante, pero tal vez en algunos casos sea neceario tener algo más de sensibilidad, ir más allá y considerar que algunos comportamientos no se solucionan solamente con un experto en finanzas.

Un saludo

Vicens Castellano dijo...

Hola Anam Cara,
Pienso igual que tu. De hecho en mi experiencia la mayoría de problemas financieros tienen una base conductual: malos hábitos de ahorro o de gasto, problemas personas que quiero cubrir gastando, necesidad de pertenecer a un grupo,...
Tb pienso que algunas veces es necesario que alguien te golpée en la cara para que despiertes.
El trabajo que hice con la mujer del video se llama "Integración de partes".