domingo, 22 de marzo de 2009

Palabras sabias

El otro día apareció una entrevista de Víctor-M. Amela en la contra de La Vanguardia que me estremeció de arriba a abajo. Era el testimónio de Albert Casals, un chaval de 18 años que habla con mucha lucidez sobre lo que es importante en la vida.

No puedo menos que transcribir la entrevista con el ánimo de que te dejes empapar de sus ideas:

¿Desde cuándo vas en silla de ruedas?
Desde los ocho años. Tuve mononucleosis y leucemia: o me trataban a saco, con riesgo de provocarme alguna discapacidad, o me moría.

Y fueron a saco.
Sí. ¡Y el resultado ha sido perfecto!

¿No te importa la silla de ruedas?
Si hubiese querido ser futbolista… ¡Pero no hay nada que yo no pueda hacer en mi silla!

¿No?

Subo, bajo, entro, salgo, he atravesado selvas y playas, he viajado por Francia, Italia, Grecia, Alemania, Escocia, Tailandia, Malasia, Singapur… Acabo de regresar de un viaje de seis meses por toda Sudamérica

¿Con quién viajas?
Me gusta viajar solo.

¿En silla de ruedas… ¡y solo!?
La silla es más ventaja que inconveniente: la gente te pregunta qué te pasa, de dónde vienes…, y así haces un montón de amigos.

¿Desde cuándo viajas así?
A los catorce años les dije a mis padres que me iba. Fue muy duro para ellos permitir mi felicidad. Pusieron una condición: el primer viaje lo haría acompañado por mi padre. Fuimos a Bruselas y aprendí cosas útiles para viajar. Y, a partir de los quince años, ya he hecho todos esos viajes yo solo.

¿Y qué dicen hoy tus padres?
Sufren un poco, pero están contentos viéndome contento. Agradezco que se hayan esforzado tanto en no ayudarme, en no decirme: “Esto no puedes hacerlo porque vas en silla de ruedas”. Ellos facilitan mi felicidad.

¿Eres feliz, pues?
Plenamente, pues no hago nada que no quiera hacer en cada momento. Ahora me apetece hablar contigo, y si no, no estaría aquí.

¿Con qué dinero viajas?
Con tres euros al día.

No es posible.
Hace seis meses salí de casa con 20 euros para irme a Sudamérica, ¡y he vuelto con 20 euros en el bolsillo!

Pero… ¿y dónde duermes, y cómo comes y… cómo lo haces?
¿Por qué nos complicamos tanto la vida? Siempre hay dónde dormir, siempre hay algo que comer. Conoces a gente, y todo fluye. ¡Qué sencillo es el mundo! Lo he entendido viajando. Bastan cuatro cosas: dormir, comer, ducharse y hacer amigos.

Dicho así, sí parece fácil.
Claro. ¿Qué impide a todos los europeos hacerse vagabundos? Es maravilloso…

¿Qué buscas en tus viajes?
Ver cómo vive la gente, ver cómo son, conocerles, vivir con ellos, ser su amigo.

¿Y qué opinan tus amigos de aquí?
Me entienden, mis amigos son como yo: todos están haciendo lo que desean hacer, aunque a ellos no les apetece viajar.

¿No te da miedo viajar solo?
¿Qué puede pasarme peor que no realizar mis sueños?

Pueden robarte…
Al poco tiempo volveré a tener lo necesario, ¡seguro! Y nunca podrán robarme lo vivido.

… Puedes sufrir un accidente, morir…
Aun así, habría hecho lo que realmente quería, ¡habría sido más feliz que quedándome aquí contra mi deseo!

¿Qué haces al llegar a un sitio nuevo?
Voy a un parque, a una plaza, saco mis naipes… Al cabo de un rato hay niños, ¡y luego medio pueblo está alrededor!

¿Qué te dice la gente nueva con la que te vas encontrando?
Los adultos repiten dos preguntas: “¿De dónde sales?”, “¿Y tus padres?”. Algunos se escandalizaban de mis padres por dejarme solo… Alguna vez la policía me ha detenido por si me había escapado… Un niño solo por el mundo, feliz…, ¿qué tiene de malo?

Hombre…
Ahora, ya con 18 años cumplidos, ¡soy libre!

¿Qué llevas en tu mochila?
Una libreta, algún libro, un boli, una linterna, los naipes para juegos de manos, jabón, cojín, dos pantalones y dos camisetas, calzoncillos, chaqueta, botiquín, la tienda de campaña y el kit de reparación de la silla.

Dime lugares en que hayas dormido.
Playas, vagones de tren, parques, estaciones, coches, campos, comisarías, castillos en ruinas, casas abandonadas, casas de gente, cuevas, mansiones…

¿Cuál ha sido el mejor momento?
Viajar de noche en la caja de un camión en marcha, destapada. Podía sacar la cabeza al viento o acurrucarme. Fue chulísimo.

¿Y tu momento más peligroso?
He estado a punto de palmar volcando en un camión, y atravesando una selva con vampiros, y en una lancha de traficantes de motores entre islas caribeñas, zarandeados por una tormenta con olas de cinco metros: me golpeé, caí al agua inconsciente… y pudieron rescatarme por pelos.

¿Qué planes tienes ahora?
Recorrer toda el Áfricaoriental hasta llegar a Madagascar.

¿Nada te frena?
Cuando haces lo que de verdad quieres, el universo entero conspira a tu favor. Mira alrededor y decide: tú puedes elegir vivir triste o contento. Yo elijo la felicidad. No veo entre nosotros razones para ser infeliz.

¿Y no piensas estudiar, trabajar…?
No, si no me divierte. Me gustaría ser mediador o acoger niños… A veces me dicen: “Si no trabajas, ¡de viejo serás pobre!”. Pero, si llego a viejo, ¡tendré amigos por todo el mundo! ¿Se puede tener más?

11 comentarios:

Rafael dijo...

Hola Vincens tengo una pequeña oficina de administración de fincas y no encuentro la mandera de hacer mas clientes, he probado de todo, anuncios en prensa, revistas, televisión, radio, buzoneo y nada, no me llama nadie.
Antiguamente me dirigia a las constructoras y llegaba a un acuerdo, obteniendo excelentes resultados, pero desde que se ha dejado de construír ese medio se ha cerrado. Necesito que me aoonsejes, que me guies, y que me digas si es posible remontar mi negocio, en definitiva si me puedes ayudar. Tengo muy clara mi situación financiera y comparto los criterios que enseñas a la gente, ya que los tengo puestos en práctica desde hace mucho tiempo, eso me ha permitido comprar mi casa, mi coche y mi oficina. Finalmente debo decirte que me dedico en parte a asesorar a empresas financieramente pero, paradógicamente, no encuentro el camino en mi empresa. Los pocos clientes que hago son por contactos También te manifiesto que soy un buscavidas y no puedo quedarme quieto.
Gracias y un cordial saludo

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Tanto me estremció a mí también, Vicens, que le dediqué una entrada nada más leerla.

http://silencioactivo.blogspot.com/2009/03/que-sencillo-es-el-mundo.html

Veo también que hemos elegido la misma plantilla para nuestro blog :-)

Por cierto, enhorabuena por tu forma de llevar el programa de los "ahorros". De algún apuro me has sacado...

Martikka dijo...

Me quedo con esta frase de la entrevista:

"¿Qué puede pasarme peor que no realizar mis sueños?"

Black_ikarus dijo...

El texto es tan extraordinario que parece mentira.
Ojalá todos tuviéramos las cosas tan claras.

Jota dijo...

Parece de pelicula, uno está tan acostumbrado a lo que ve día a día que le cuesta creer que puedan suceder cosas así.

Angel Salazar dijo...

Hola buenas, soy nuevo en el blog, Me llamo Angel, tengo 17 años, y deseo educarme financieramente jeje, sin dejar de lado lo extraordinario de la vida :D

Extraordinario, que cabeza tan bien amueblada, que pensamientos tan bien definidos y que claros los tiene, a pesar de su dificultad, Martikka, yo tambien me quedo con la misma frase: "¿Qué puede pasarme peor que no realizar mis sueños?" Un ejemplo para todos de superacion.

Saludos a todos.

Marie dijo...

Lean más para que flipen... ;-)
http://www.fundacionsbs.org/detalle-viaje-albert.html

Angel Salazar dijo...

Hola Vicens, como e dicho antes, me llamo Angel y tengo 17 años, e leido tu libro de Ajuste de Cuentas, me a encantado, y lo estoy poniendo en practica, quiero educarme financieramente, ya que es algo que me gusta mucha y ademas es algo muy necesario, pero nose como empezar, ahora estoy leyendo el libro, Pabre rico, padre pobre, y leí Ajuste de cuentas, son los dos que e leido sobre finanzas, ¿Que libro me recomiendas de nivel básico para ir educandome financieramente? Gracias por darnos la oportunidad de conectar contigo, me encanta tu programa, pienso que es de mucho provecho, geacias a ti y a los productores de Cuatro. Saludos, Ángel

Gerard C dijo...

El otro dia vi a Albert en "el club" de TV3, eso es vivir la vida, como si cada dia fura el último. me quede pensativo un buen rato con la boca abierta replanteandome algunas cosas...

Angel dijo...

Me ha encantado.Emocionado.Ilusionado. y por último me lo voy a imprimir para ponerme las pilas. Que caramba, si tiene las cosas claras el chaval, y yo comiendome la bola por bobadas.

En fin, con tu permiso, y si no hay ningún problema me gustaría también ponerla en mi blog.

Un saludo.

Iván dijo...

Inspirador realmente. Un abrazo.