domingo, 8 de junio de 2008

Tú eres el resultado de ti mismo

Revisando viejos archivos he dado con un poema precioso que me había acompañado tiempo atrás. Es de Pablo Neruda y quiero postearlo aquí por si tiene algo escondido para ti.

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie, porque fundamentalmente Tú, has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo, el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar, corrigiéndote.

Nunca te quejes del ambiente o de quienes te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer, las circunstancias son buenas o malas según la voluntad o fortaleza de tu corazón.

Aprende a convertir toda situación difícil en un arma para luchar.

No te quejes de tu pobreza, de tu soledad o de tu suerte, enfréntate con calor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos y la prueba que has de ganar.

No te amargues de tu propio fracaso, ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como niño.

Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar, y que ninguno es tan terrible para claudicar.

Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad, de tu dolor, de tu fracaso.

Si Tú has sido el ignorante, el irresponsable, Tú, únicamente Tú, nadie pudo haber sido Tú.

No olvides que la causa de tu presente es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.

Aprende de los fuertes, de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo, y tus problemas, sin alimento, morirán.
Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande, que es el más grande de los obstáculos.

Mírate en el espejo de ti mismo. Comienza a ser sincero contigo mismo.
Reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.

Recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo, reconociéndote a ti mismo, más libre y fuerte, dejarás de ser un títere de las circunstancias, porque Tú mismo eres tu destino.

Levántate y mira por las mañanas, y respira la luz del amanecer. Tú eres la parte de la fuerza de la vida.
Ahora despierta, camina, lucha.

Decídete y triunfarás en la vida. Nunca pienses en la suerte, porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, me llamo sandra y tengo 19 años, estoy estudiando el primer ciclo de economía. Me gustaría pasarme a ADE porque considero que tiene más salidas, aunque aún estoy confusa. Me encanta el tema cuentas, papaleo, gestión de economías (mientras no sea la mia xD), pereo me gustaría que me aconsejaras en tema de estudios, porque en la universidad todavía no me siento agusto con mi carrera, quizás porque ahora solo son apuntes y apuntes... también me plantee hacer un master al acabar la carrera pero ni idea tampoco... así que agradecería un poco de ayuda. Gracias, sandra.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Vicens, me has alegrado el dia. Estoy pasando por una "crisis existencial" y este poema me ha hecho pensar en mi vida actual, y la verdad es que es cierto que somos la consecuencia directa de nuestros actos y somos lo que nosotros mismos hemos creado. Hace tiempo que te sigo, he visto tus programas en Cuatro y me alegro de que compartas tus conocimientos con todo el mundo. Yo misma me los estoy aplicando dia a dia. Cuesta mucho, y mas cuando tienes unos hábitos arraigados desde la infancia, y has crecido en un mundo de descontrol financiero como el que tuvieron mis padres. Es difícil cambiar, no solo en temas económicos, sino también personales. Pero me encanta que haya gente como tu, inspirando ánimo desde la propia experiencia. Gracias Vicens, un petó.

Vicens Castellano dijo...

Hola Sandra,
Los estudiar es importante pq estructura la cabeza y ayuda a pensar.
Lo que sea que estudies no es tan importante pq muy probablemente cuando termines de estudiar te enfrentarás a un entorno nuevo que reclamará nuevas habilidades.
Estudia algo que te apasione y que te guste y no tanto que tenga salida. La vida es muy corta para invertir tu tiempo en cosas que no te apasionan.
Los estudios no garantizan tu éxito en el mundo laboral, así que aparte de estudiar, ve pensando qué quieres hacer y cómo vas a hacerlo.
Si tienes más dudas escribe de nuevo.
Suerte.
vC

Anonimo(a),
Que bueno poder alegrarte el día.
Las crisis existenciales suelen traer el regalo del cambio. Búscalo.
Estoy totalmente deacuerdo con lo que dices: cuesta cambiar los hábitos que hemos aprendido en la infancia, ya sean financieros o de otra área,... pero está en tus manos el lograrlo.
Darse cuenta de que el cambio es deseable puede ser el primer paso,... luego hay que persistir.
Me gusta que estés aplicando las ideas,... es lo que hacemos con lo que sabemos lo que cambia nuestros resultados.

monika dijo...

Buenas Vicens! No sé de donde sacas el tiempo para además de todo lo que haces responder a este blog, pero es un honor para mí poder contactar contigo. Desde que dí contigo por casualidad un viernes en Cuatro, te has convertido en la voz de mi conciencia, en el ángel bueno que revolotea a mi alrededor. Sigo todos tus consejos y por fín me siento con el control sobre nuestra economía doméstica. En cuanto al poema; es buenísimo, es como la moraleja de "El guerrero pacífico" (que ví ayer y me encantó). Hay uno tb. muy bueno: "Instantes" (yo pensaba que era de Borges, pero por lo visto no es suyo) que habla de la pasión que hay ponerle a las cosas en la vida. Gracias por tu libro ("Ajuste de Cuentas"), ahora estoy esperando como un regalo tu audiolibro, que ya tengo encargado. Gracias por todo y hasta la próxima. Deu

monkiki73 dijo...

Leyendo el poema, me viene a la memoria, un amigo de mis padres, claro ejemplo de lucha y superación.

Un gallego, afincado en Asturias, al que le tocó vivir en su infancia la barbarie de la posguerra (robaba para comer), y en la adolescencia la dureza de la mina.
La silicosis hizo que tuviera que dejar de trabajar la mina, a lo que se le unió la muerte de su mujer, quedando al cargo de dos hijos de unos tres años.

Lejos de hundirse y sin apenas dinero, quiso montar su propia empresa, una ferretería, así que alquiló un local y lo llenó de cajas vacías…cuando entraban clientes pidiendo algo, les decía que lo iba a buscar en el interior del almacén y mandaba a su hijo (que era aún un niño) que fuera corriendo a comprarlo a un almacenista…y así, muy poco a poco, fue haciéndose con algo de patrimonio, que le permitió poder ir comprando por adelantado género para vender… hasta lograr llegar a tener tres grandes ferreterías y un almacén, dando trabajo actualmente a unos 60 empleados.

Entre tanto, sacó tiempo para rehacer su vida sentimental, encontrándose a día de hoy felizmente casado…y aunque la vida le volvió a golpear muy duro con la muerte de uno de sus hijos, este “hombre-coraje”, que le ganó el pulso a la vida, sigue para adelante con optimismo, haciendo un montón de amigos allí por donde va.

El año pasado le editaron sus memorias, que él mismo escribió; por si a alguien le interesa…el libro se titula: “MEMORIAS DE JOSÉ LEOPOLDO PORTELA GONDAR”.

Vicens Castellano dijo...

Monika,
Gracias por tus palabras. Es un placer poder contribuir a divulgar conocimiento.
Feilicidades por haber dado el paso de llevar las ideas a la práctica y estar en control de vuestra econommía doméstica.
Deseo que el audiolibro te guste!

Monikiki73,
Gracias por compartir información. La experiencia de esa persona sin duda tiene que se excepcional.
La vida a veces nos somete a pruebas muy difíciles.
Hay que aprender del ejemplo de esas personas capaces de superar todas las adversidades.

Llora el Diablo dijo...

Excelente reflexión ¡¡¡